Hoy declara ante el Juez la chica ecuatoriana agredida en el tren.

EL ASALTANTE PERMANECE VIGILADO POR LA POLICÍA
El juez decidirá si ordena el arresto, solicitado por la Fiscalía de Barcelona
La chica ha permanecido encerrada en casa por miedo a un nuevo encuentro

Mientras tanto Martí atendía ayer a alguna cadena de televisión, a cambio de dinero, en el interior de su domicilio

La menor ecuatoriana agredida por un joven en un tren en Barcelona, el pasado 7 de octubre, prestará declaración en la mañana de este jueves ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), que estimó adelantar su comparecencia prevista inicialmente para el viernes.
Además, el juez que instruye el caso ha decidido realizar un reconocimiento médico a la chica, tanto físico como psicológico, para valorar si ejecuta la orden de detención y posterior ingreso en prisión provisional de Sergi Xavier Martín Martínez.
El agresor, un joven de 21 años, permanecerá hasta ese momento en la calle,
vigilado por la policía, según informa Marisa Cruz y esperando una probable acusación de “agresión con agravante de racismo y violencia sexual contra una menor” que puede suponer su encarcelación preventiva, una medida que solicitó la Fiscalía de Barcelona ante el peligro de fuga y el escándalo social que produjo la emisión del vídeo en el que se recoge el incidente.
Sin embargo, la orden llegó a los juzgados de Sant Boi más allá de la hora de trabajo del juez. El juzgado de guardia decidió no tomar ninguna decisión y por eso el asunto se ha dilatado hasta este momento.
‘Me vio sola y descargó toda su rabia’
Entretanto, la joven agredida, de 17 años, permanece en su casa, donde según su madre se ‘refugia’ de un eventual encuentro con su agresor, una posibilidad que la misma protagonista reconoció como algo que “me pone mala a mí, a mi hermana y a mi madre. Estamos todos muy nerviosos”.
Y es que en una entrevista en una radio colombiana, la adolescente, cuya identidad permanece sin revelarse, contó su versión, en la que desmentía el atenuante de su agresor, que aseguró ir
borracho.
Por su parte, Sergi Xavier Martí se convertía por unas horas en el centro mediático de su barrio. Las cámaras de televisión le encontraron sin buscar en exceso, ora paseando, ora tomando una cerveza en un bar y departiendo animadamente con algún amigo o con alguna periodista que accedió a pagar el ‘caché’ del personaje.
Sin embargo, en la Colonia Güell, donde reside, las opiniones sobre él no le reportan mucha popularidad. Según informa EL MUNDO, Martí le califican de solitario, escandaloso, impulsivo, frágil, apasionado por las motos y carente de ideología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: