Los efectos beneficiosos del vino, uno de los descubrimientos científicos del año


El Instituto Nacional de Salud de EE UU destaca una investigación española sobre el resveratrol

El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) ha seleccionado un estudio en el que participa el grupo de investigación de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla como uno de los avances más significativos de investigación dietética del año 2006. Este trabajo, dirigido por el investigador Plácido Navas y publicado en «Nature», demuestra que ratones envejecidos y obesos cuya dieta rica en calorías se suplementa con resveratrol, un compuesto natural que se encuentra en alimentos como uvas, nueces o vino, tienen una mejor salud y mayor supervivencia que los ratones obesos y envejecidos que no tomaron este producto. Estos hallazgos demuestran, por primera vez, que el resveratrol, un activador de una familia de enzimas llamadas sirtuinas, podría afectar la salud y la supervivencia de los mamíferos. La Oficina de Suplementos Dietéticos, perteneciente al NIH, ha incluido esta investigación en la Bibliografía de 2006, la última de la serie que se realiza anualmente desde 1999 y que incluye los 25 avances científicos más relevantes relacionados con el campo de la nutrición, ciencias botánicas y salud pública. Los trabajos se han seleccionado de entre más de 300 investigaciones publicadas en revistas científicas de reconocido prestigio. Esta bibliografía se puede consultar en la dirección ods.od.nih.gov/Research/Annual_Bibliographies.aspx. El NIH, integrado por 27 institutos, es el principal organismo nacional de Estados Unidos para la realización y apoyo de investigación médica, que investiga las causas, los tratamientos y las curas tanto para enfermedades comunes como para las más raras, informa la UPO en un comunicado. El Centro Andaluz de Biología del Desarrollo, organismo conjunto de la Universidad Pablo de Olavide y el CSIC, es el único centro español que participó en este estudio, coordinado por la Universidad de Harvard y por el Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de Baltimore. También participaron en este trabajo las universidades Johns Hopkins, de Baltimore y la de Sydney (Australia), así como los centros de investigación americanos Pennington Biomedical, Salk Institute y Sirtris Pharmaceuticals. El resveratrol es capaz de unirse con el colesterol malo o LDL y transferir directamente in situ sus propiedades beneficiosas, retrasando la oxidación. A esto se le une, gracias a los polifenoles del vino, su poder antioxidante o, lo que es lo mismo, un perfecto escudo a nivel cardiovascular. Las últimas investigaciones revelan que, entre otras muchas ventajas, evita la creación de placas de ateroma, por lo que frena el riesgo de arterioesclerosis. A nivel cerebral, está demostrado que retrasa la aparición de enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer y otras demencias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: