Asesinos en serie en contacto a través de Internet

EL AUTOR DE LA MASACRE EN FINLANDIA CONVERSABA CON UN JOVEN DE EEUU

Pekka-Eric Auvinen, el estudiante de 18 años de edad que el miércoles pasado
asesinó en la escuela secundaria de Jokela, en Finlandia, a ocho personas antes de suicidarse, no estaba solo. El joven estaba en contacto a través de Internet con Dillon Cossey, otro adolescente, que fue detenido el mes pasado en Pensilvania (EEUU), cuando planeaba otra matanza escolar. La policía descubrió en casa de Cossey un arsenal compuesto por un rifle, alrededor de 30 escopetas de aire comprimido, un manual para fabricar bombas, varios cuadernos en los que el joven expresaba su intención de llevar a cabo un asesinato en masa y una serie de vídeos de la matanza de Columbine, en Colorado, en la que dos adolescentes asesinaron a 14 personas en 1999.
La revelación de las relaciones entre Dillon y Auvine ha sido reconocida por el primero, que ha declarado a la policía que ambos intercambiaron correos electrónicos. Los detalles acerca de la relación entre los dos jóvenes son controvertidos. Pero lo que sí está claro es que conversaban sobre videojuegos y sobre los sucesos de Columbine, una matanza que ha marcado a la sociedad de Estados Unidos. También se ha confirmado que ambos jóvenes se conocieron a través de YouTube, el popular portal de Internet de Google que permite colgar vídeos online y escribir comentarios.
YouTube lleva a cabo un control de sus contenidos -sobre todo en lo relativo a sexo y violencia— mucho más estricto que otros sitios web —como por ejemplo Ogrish.com, que contiene verdaderos festivales de violencia, muchos de ellos procedentes directamente de sitios web islamistas—. Pero ello no impide que en ese sitio web haya vídeos violentos. Y, sobre todo, la posibilidad de colgar comentarios ofrece inusitadas posibilidades expresión (y frecuentemente de insultos) a los usuarios del sistema.
Normalmente, esos debates suelen centrarse en cuestiones políticas o de cultura pop (por ejemplo, las broncas entre los fans de los dos líderes del grupo Pink Floyd, Roger Waters y David Gilmour, suelen alcanzar una ferocidad inimaginable). Pero todo indica que también pueden servir para poner en contacto a personas con las facultades mentales perturbadas y claros instintos violentos.
El abogado de Dillon, David Farell, ha declarado a la página web de la cadena de televisión de Estados Unidos ABC que “no hay ninguna indicación en ninguno de los emails [que ambos jóvenes intercambiaron] de que Auvinen tuviera intenciones de cometer un acto violento”.
Después de conocerse, Dillon y Auvine trasladaron sus charlas a otros foros. Según informaba el diario británico ‘The Times’ el domingo, la red social MySpace fue el medio que ambos emplearon para charlar acerca de Columbine y de videojuegos. Sin embargo, esa página web ha negado que esas conversaciones se produjeran, y ha explicado que el perfil online de Auvine en Myspace es falso. Tanto ‘The Times’ como Myspace pertenecen al grupo News Corporation, propiedad del empresario Rupert Murdoch.
PABLO PARDO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: