La televisión chavista pone en marcha una campaña denigrante contra el Rey


Mientras el Gobierno español opta por la tibieza, en el fondo y las formas, para afrontar la crisis abierta por los insultos de Hugo Chávez a España, el régimen bolivariano se ha puesto a trabajar a toda máquina para seguir hostigando a Su Majestad el Rey. Además del Ejecutivo y de sus múltiples y verborreicos portavoces, todos los medios de comunicación que controla el chavismo -incluyendo a Telesur (la Al Yasira bolivariana que emite en toda Suramérica)- se han concertado para atacar a Don Juan Carlos, empezando por el canal estatal Venezolana de Televisión (VdT), cuyas emisiones descalifican al Monarca y elogian al caudillo Hugo Chávez.
Echa mano de un proetarra
Al fuego graneado de improperios y otras descalificaciones se une en VdT la imagen de un bufón con corona que simula ser el Rey. Entre las voces extranjeras que el régimen chavista ha fichado para criticar al jefe del Estado está la del conspicuo proetarra José María Esparza, de la editorial «Txalaparta». Asimismo,en la página web prochavista Aporrea.com sale un ex corresponsal televisivo español criticando a Su Majestad en términos deplorables.
En la esfera política, toda la nomenklatura del régimen chavista se ha sumado a la campaña. Ayer destacaron especialmente las palabras del vicepresidente, Jorge Rodríguez, quien casi superó el tono maleducado de su mentor político y tildó al Rey de «grosero y vulgar», además de dedicarle una catarata de vituperios.
Fuentes de la oposición en Caracas señalan que esta campaña antiespañola tendría por objeto apagar las protestas contra el referéndum sobre la reforma constitucional que permitiría a Hugo Chávez perpetuarse en el poder. Pero mal le ha salido la jugada, pues la estrategia se le ha vuelto en su contra como un bumerán.
De manera inesperada, Don Juan Carlos se ha convertido en la figura principal de la batalla que se libra en torno al plebiscito. La oposición, que lleva días ocupando las calles de Caracas, lo va a utilizar como un héroe mientras que los chavistas lo descalifican para restarle importancia.
El famoso «¿Por qué no te callas?», que pronunció el Monarca en la clausura de la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile para frenar la verborrea faltona y antiespañola de Chávez quedará plasmado en la historia contemporánea del país y en la memoria de todos los venezolanos. Letreros, franelas impresas con esas cinco palabras y toda clase de símbolos alusivos al Rey ya están siendo contratados por los sectores opositores para ser exhibidos en las marchas y manifestaciones que preparan contra la reforma de la Cara Magna, que va a ser votada en referéndum el 2 de diciembre.
«Por fin alguien le planta cara o le pone un «parao» a Chávez», titulan las numerosos artículos publicados en la prensa. Es la comidilla de la semana, lo que ha permitido reanimar la campaña, que se encontraba medio mortecina entre la apatía de los electores ante el plebiscito y la maquinaria totalitaria puesta en marcha por el chavismo para intimidar a los opositores y a todos aquellos dispuestos a manifestar su desencanto con el caudillo.
Marcha a favor del Monarca
Las diferentes colonias de españoles residentes (la vasca, la catalana, la gallega y la canaria) realizaron ayer en Caracas una marcha en desagravio a Don Juan Carlos por las ofensas de Chávez y sus seguidores. También se pronunciaron en contra de la reforma constitucional. Es la primera vez que los españoles y sus hijos, la más grande colonia de inmigrantes en el país, salen en conjunto a favor del Rey y en contra de la nueva Constitución.
Como era previsible, los simpatizantes del caudillo venezolano no se quedaron atrás y montaron una marcha paralela para apoyar los insultos de su presidente. En general, la oposición venezolana siente admiración y gratitud hacia el gesto de Don Juan Carlos. Porque nadie en estos nueve años de chavismo ha tenido la valentía de enfrentarse al mandatario con tanta naturalidad.
Ni siquiera los pronunciamientos de su ex ministro de Defensa Raúl Baduel y de su ex esposa Marisabel Rodríguez en contra de su reforma constitucional habían conseguido revitalizar la campaña electoral del presidente venezolano.
Tan sólo el empuje de los universitarios había hecho que últimamente las imágenes de las calles de Caracas volviesen a la parrilla de la actualidad mundial. Ahora, tras adoptar como lema el «¿Por qué no te callas?» y convertir al Rey en héroe, el «no» a Hugo Chávez toma nuevos bríos.

LUDMILA VINOGRADOFF
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: