Caso abortos ilegales: Las escuchas delataron abortos de fetos de ocho meses en las clínicas Gimedex


Los investigadores de la supuesta trama de abortos ilegales en clínicas del grupo Ginemedex-TCB, destapada en Barcelona, contaron con varias fuentes de información para avanzar a buen paso en sus pesquisas.

Los datos facilitados por una antigua empleada allanaron el camino para que la juez instructora autorizara seguimientos a personas e intervenciones telefónicas.

Las escuchas policiales autorizadas por la juez pusieron al descubierto muchos casos en los que los responsables médicos de estas clínicas aceptaban el encargo de interrumpir embarazos aunque la madre estuviera en avanzado estado de gestación, en algunos casos hasta el octavo mes, según fuentes de la investigación. Las intervenciones telefónicas recogidas en el sumario pueden dividirse en dos grupos: las conversaciones que los principales implicados en la trama realizan entre sí y las que mantienen con las pacientes. Fue durante la audición de estas últimas cuando se descubrieron los preparativos de abortos a fetos de siete y ocho meses.

Las escuchas delatan la existencia de abortos en periodos de gestación tan avanzados, pero el secreto del sumario impide conocer si alguno de los que reúnen estas características fueron los que se practicaron a alguna de la quincena de mujeres que la Guardia Civil y la Guardia Urbana tienen identificadas como participantes en los supuestos delitos. La identidad de alguna de las mujeres se obtuvo gracias a seguimientos y la de otras, por conversaciones telefónicas.

Dichas conversaciones pusieron al descubierto lo que, según los investigadores, era una forma muy descarnada de hablar entre el personal encargado de los abortos. Así, en conversaciones intrascendentes en las que, por ejemplo, se repasaba la jornada laboral del día en cada una de las clínicas investigadas, una persona le dice a otra: “Hoy he hecho cinco rompecocos”. Rompecocos es una palabra recurrente en las conversaciones telefónicas intervenidas por el juzgado. Los comunicantes la utilizaban como sinónimo de aborto para hablar entre ellos.

Marta Ricart
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: