JOSÉ MARIANO BENÍTEZ DE LUGO Autor de la demanda contra Alcaraz

José Mariano Benítez de Lugo, 66 años, presidente de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), afiliado al PSOE desde 1974, fumador de pipa, motorista pertinaz y aficionado a la vela, es el letrado que ha presentado la querella por injurias al Gobierno contra el presidente de la AVT

Pregunta. ¿A qué obedece la querella contra Alcaraz?

Respuesta. Fue una decisión de la junta directiva de ADADE, entre cuyos miembros están letrados tan prestigiosos como Leopoldo Torres, Javier Ledesma o Jaime Gil Robles.

P. ¿Cuál fue el detonante?

R. Causó mucha irritación que Alcaraz acusara al presidente de colaborador de ETA. Especialmente dos afirmaciones: una que decía que el Gobierno había pactado con ETA el atentado de la T4 y otra que señalaba que el Ejecutivo no ponía a disposición judicial a los terroristas de ETA para facilitar el denominado proceso de paz.

P. El fiscal no se querelló.

R. Precisamente. Recopilamos las frases pronunciadas por el líder de la AVT, comprendimos que el Gobierno no quería ejercitar las acciones penales pertinentes por el efecto mediático que pudiera tener y nosotros consideramos que el Gobierno merecía que alguien alzara la voz en su defensa, por las acusaciones tan gratuitas e injustas que recibía.

P. ¿No entiende que esas afirmaciones podrían formar parte de la libertad de crítica o en todo caso de la libertad de expresión?

R. No, ningún derecho es absoluto, ni la libertad de expresión ni el derecho a la información. Se está prostituyendo el concepto de libertad de expresión como supuesto derecho a insultar y vejar la dignidad de las personas y las instituciones y eso no es admisible. En todo caso, es fácil, que Alcaraz acredite que es verdad lo que dice, que el Gobierno tenía esa voluntad y que había una escenificación conjunta con ETA, porque entonces se le podría aplicar la exceptio veritatis, es decir, absuelto por ser verdad lo que dice. Y es lo que queremos, que lo demuestre o en caso contrario, que sea sancionado por ello.

P. En la manifestación del sábado les llamaron de todo.

R. Éramos conscientes de que se iba a manipular, pero decidimos afrontar ese riesgo en aras a defender la dignidad del Gobierno democráticamente elegido.

P. Un locutor de la COPE les ha llamado sicarios del Gobierno.

R. No tenemos ninguna vinculación con el Gobierno, ni subvenciones, ni siquiera hemos recibido una llamada de aliento, aunque es irrelevante porque hemos hecho lo que teníamos que hacer. Además, tenemos noticias de que la presentación de la querella no ha gustado mucho al Ejecutivo y prueba de ello es que el fiscal se opuso a su admisión por entender que no es competencia de la Audiencia Nacional.

P. ADADE ya había ejercido antes la acción popular en otros casos.

R. Sí, actuamos para suplir las carencias de la acusación pública, o sea, cuando vemos que la fiscalía no defiende lo que tiene que defender, y así lo hicimos en el caso contra los jueces que dejaron en libertad al narcotraficante El Negro; contra el juez Baltasar Garzón en el caso Amedo, tras su vuelta de la política, o contra Juan Alberto Perote y Pedro J. Ramírez por la publicación de las grabaciones del CESID.

P. La AVT les acusa de no haberse personado nunca en casos contra terroristas de ETA.

R. Tenemos la máxima solidaridad con las víctimas del terrorismo, pero también con el Gobierno, y no nos gusta que se injurie ni a unos ni a otros. Y la acusación contra los terroristas de ETA está ya perfectamente cubierta por el fiscal.

Abogados próximos al PSOE se personan como acción popular en el caso de los peritos

La declaración del Comisario General de Policía Científica, Miguel Ángel Santano Soria, ha dejado también alguna sorpresa. La de este lunes fue la única toma de declaración que permitió la presencia de las acciones populares. Y entre ellas, además de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, está la de Abogados demócratas, liderada por el letrado José Mariano Benítez de Lugo, destacado simpatizante socialista.

La trayectoria de José Mariano Benítez de Lugo está plagada de muestras de apoyo y de representaciones letradas a favor del PSOE. Por poner un ejemplo, representó a los dirigentes del PSOE de Madrid Cristina Narbona, Matilde Fernández, Ruth Porta y Rafael Simancas en la demanda que interpusieron contra el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano por presuntas irregularidades en gastos del consistorio de la capital.

Su presencia como acción popular ya levantó escándalos en el caso CESID, en el que se investigaban las escuchas ilegales al Rey, a periodistas y a políticos. En octubre de 1995, los letrados de la Asociación de Abogados Demócratas presentaron una querella contra el diario El Mundo por la difusión de las conversaciones. El periódico informó sobre el hecho calificando a Benítez de Lugo como “destacado militante del PSOE”. Esgrimiendo fuentes jurídicas el diario de Pedro J. Ramírez argumentó que “la prueba de que detrás de esta querella hay una clara iniciativa política y de mala fe es el hecho de que en una acción penal se pida actuar contra el director de El Mundo, cuando el artículo 15 del Código Penal dice que sólo se exigirá responsabilidad el director del medio cuando se ignore la identidad de los autores de la información”.

Cuatro años más tarde, encontramos otra información, también referida al caso CESID, en la que se verifica el interés de estos abogados por personarse como acción popular. El Constitucional desestimó un recurso por el que pretendían eludir una fianza de un millón de pesetas para poder intervenir. La razón esgrimida por el alto tribunal era que esta asociación de abogados no tenía un “interés legítimo y personal” en la causa.

En el plano estrictamente político, José Mariano Benítez de Lugo se ha significado a favor del PSOE en muchas ocasiones. En 1999, un año antes de la mayoría absoluta del PP firmó junto a otros dos autores un manifiesto en El País titulado No nos resignamos en el que se pedía una acción contundente del electorado para que el PP no se perpetuara en el poder. Al decir de Benítez de Lugo, la bonanza económica no podía traducirse en que la izquierda se quedara inactiva viéndolas venir.

Benítez de Lugo formó parte del comité de apoyo al candidato Borrell en plena bicefalia del PSOE, con Joaquín Almunia como secretario general del partido. El propio Borrell calificó a los integrantes de ese comité como “lo mejor de cada casa”. Era la época en la que el ahora presidente del parlamento europeo presumía de pertenecer al denominado clan de Chamartín, un núcleo formado por militantes de esa agrupación socialista madrileña al que también pertenecían Javier Solana, Joaquín Leguina, José Barrionuevo, José María Maravall y el propio Almunia.

Este lunes, el abogado José Mariano Benítez de Lugo no llegó a formular su pregunta como acción popular al comisario Santano Soria. Lo intentó haciendo referencia a las noticias aparecidas en los medios de comunicación pero el imputado invocó su derecho a no contestar cortando la exposición del letrado.
Recordando la anteriormente señalada sentencia del Constitucional contra el recurso de esta asociación para ser acción popular cabe preguntarse si en esta causa, la de los informes del ácido bórico, este letrado tiene justificado algún “interés legítimo y personal” o si, como decía El Mundo en 1999, hay alguna intencionalidad “política”.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: