Rajoy reta a Zapatero a debatir tres veces al margen de TVE

Ni uno ni dos, sino tres debates televisados fue los que propuso ayer el candidato popular, Mariano Rajoy, a su principal adversario electoral, José Luis Rodríguez Zapatero.

De esta forma, el líder del PP recogía el guante lanzado el lunes por el inquilino de la Moncloa, que le retó a un «cara a cara» con las cámaras y millones de ciudadanos como testigos. En la campaña de las pasadas legislativas fue Génova la que se negó a este formato por no ver las ventajas que para Rajoy podía tener un debate, dado que partía como seguro vencedor de la contienda electoral. Cuatro años más tarde, el PP parece dispuesto a corregir lo que más tarde admitió como un «error».
En definitiva, parece que populares y socialistas están de acuerdo en celebrar debates televisados. Otra cosa es que haya consenso en cuál debe ser el «territorio» en que tengan lugar los mismos, y es aquí donde está servida la batalla. «Yo creo que unos debates en televisión bien organizados pueden ser muy útiles para que la gente pueda conocer las propuestas y el diagnóstico de las situaciones de cada uno de los candidatos», dijo ayer Rajoy desde Sevilla para señalar específicamente a Cuatro, Telecinco y Antena 3, es decir, a tres cadenas privadas, por entender que garantizan la «pluralidad informativa» y son «independientes», frente a TVE, que —a su juicio— «no garantiza ni la pluralidad ni el trato igual a todas las fuerzas políticas desde el primero al último de sus programas», informa Efe. Fue Rajoy el que decidió a mediodía de ayer incorporar a Cuatro para ir a una terna de televisiones que amplía el modelo de 1993, cuando Felipe González y José María Aznar debatieron en Telecinco y Antena 3. De este modo, el líder del PP pretende cargarse de razones frente a las acusaciones, ya lanzadas por el PSOE, de que rehúye el debate.
Debates «multipartitos»
Pero es que la resistencia de los populares a que su líder vaya a la televisión pública no responde sólo a la supuesta falta de imparcialidad de TVE —que vienen denunciando desde hace semanas—, sino también a la negativa del PP a que su líder participe en un debate entre las siete fuerzas políticas con representación parlamentaria, conscientes de que este tipo de enfrentamientos dejaría en clara minoría a Rajoy. En efecto, la televisión pública viene obligada por Ley, y así lo ha refrendado la Junta Electoral Central, a celebrar un debate «multipartito» si celebra un «cara a cara» entre los dos grandes y el PP no está por la labor.
Además, puestos a hacer aportaciones, el candidato popular invitó a Zapatero a que incorpore al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y a los ministros Miguel Ángel Moratinos y Magdalena Álvarez, al equipo socialista de debate, después de que el jefe del Ejecutivo confesara el lunes que le gustaría ver también un «cara a cara» entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Ángel Acebes y entre Teresa Fernández de la Vega y Eduardo Zaplana, quien, por cierto, se ha mostrado encantado con la idea.
Ya en clave más seria, el líder del PP propuso que en esos debates se hable sobre el modelo territorial, la política antiterrorista y la situación económica, capítulos en los que se siente más fuerte.
El futuro de estos debates dependerá de lo que traten los equipos de campaña de uno y otro partido. El popular Pío García Escudero tiene previsto telefonear entre hoy y mañana a José Blanco, con quien podría celebrar una reunión la próxima semana. La mismas fuentes consultadas del PP expresaron su convencimiento de que llegarán a un acuerdo.
Ayer, los socialistas respondieron a esta propuesta del presidente del PP acusándole de «embarrar el campo» con el objetivo oculto de que no se celebren finalmente «cara a cara» televisados entre los dos líderes, como ocurrió en 2004, aseguraron a ABC fuentes de la dirección socialista. «Nosotros tenemos un currículum y es que en 1993 Felipe González debatió con Aznar; en el 96 Aznar ya no quiso; en el 2000 (contra Almunia), menos, y en 2004 Rajoy se equivocó rechazando los debates. Después de esto, nosotros no tenemos que demostrar que queremos debates», aseguran las fuentes consultadas.
Estas fuentes, no obstante, creen que estamos en los «prolegómenos» de lo que será la negociación de ese o esos «cara a cara», pero estiman que «no es de recibo», de entrada, vetar a TVE y decir qué temas se tienen que tratar.
El coordinador ejecutivo de la campaña del PSOE, el diputado Óscar López, dijo ayer que su partido no va a consentir «que Rajoy denigre a la televisión pública española para justificar que no quiere debatir, como en 2004». López calificó de «decisión lamentable» el veto a RTVE y fue muy crítico con que el motivo esgrimido sea la manipulación informativa del Ente contra el PP, porque, recordó, el director general, Luis Fernández, fue elegido con los votos populares.
Vetos y condiciones
«Parecía —dijo López— que el PP había aprendido de los errores del pasado, pero Rajoy hoy demostrado que no es así. Antes de que los dos partidos hayamos comenzado a hablar ya se está dedicando a poner vetos, condiciones y todo tipo de excusas». Comentó, a este respecto, que el líder del PP ha sido entrevistado en TVE en numerosas ocasiones, y que, incluso, su participación en el programa «Tengo una pregunta para usted» duró doce minutos más que la del presidente del Gobierno. De hecho, Rajoy siempre se ha mostrado muy satisfecho con ese espacio y llegó a reunirse durante la campaña del 27-M con algunos de los ciudadanos que le interrogaron.
C. DE LA HOZ/GABRIEL SANZ
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: