Otra clínica abortista investigada

Grabaciones con cámara oculta destapan presuntas prácticas ilegales en el centro El Bosque de Madrid –

Habrían ofrecido a una embarazada de 7 meses abortar bajo supuestos ilegales y con pagos en «negro»

Otra clínica madrileña está en el disparadero por unos vídeos de cámara oculta que obran en manos de los fiscales.

Después del cierre cautelar de cinco clínicas abortistas en poco más de dos semanas -tres en Barcelona y dos en Madrid, la última, el jueves- el centro Clínico El Bosque, también en la capital, está en el punto de mira de los movimientos provida.
Dos vídeos de cámara oculta ponen en entredicho, según el sindicato Manos Limpias, la legalidad de sus prácticas. En el primero de ellos, una mujer, embarazada de siete meses, pide consulta en el centro para abortar. Según fuentes del sindicato, que han entregado las secuencias junto a una denuncia ante la Fiscalía, las imágenes muestran «claramente» cómo el director médico del centro ofrece a la gestante interrumpir el embarazo «de forma totalmente ilegal», «sin cumplir con ninguno de los supuestos legales y a pesar de que la mujer muestra en todo momento serias dudas éticas».
Informes médicos
Siempre según Manos Limpias, el vídeo demuestra que «el centro tiene informes psquiátricos y de consentimiento sellados y firmados por el facultativo, y con la casilla donde van los datos de la paciente en blanco», uno de los motivos por los que se ha suspendido la actividad de las clínicas ya cerradas. Además, «las enfermeras participan de forma activa, consolando a la futura madre y convenciéndola de que su salud no correrá peligro, a pesar de que un aborto a esas alturas del embarazo supone un grave riesgo psíquico» para la gestante.
En cuanto al aspecto económico, que también sale a relucir en el vídeo, el sindicato denuncia que, de los 6.000 euros que le piden a la paciente, por adelantado, para someterse al aborto, «el 60 por ciento tiene que ser en negro». Es decir, que la mujer hubiera debido abonar 2.400 euros para la factura oficial y otros 3.600 «en un sobre que iría directamente al bolsillo» de los responsables del centro, que así no lo declararían a Hacienda.
Las secuencias también muestran cómo otras pacientes encintas, éstas reales y algunas también en avanzado estado, esperan su turno para recibir consulta o abortar «muy por encima de los supuestos legales». El vídeo recoge seis testimonios «esclarecedores de las tropelías e ilegalidades que se cometen en este centro», dicen las fuentes.
En el otro vídeo, que circula por YouTube y que fue grabado por un reportero de Intereconomía TV -que se hizo pasar por médico y fue contratado por la clínica- se ve cómo se practica una interrupción, aunque en ningún momento aparecen restos fetales en estas secuencias.
El Centro Clínico El Bosque abrió sus puertas en 1987, apenas dos años después de la despenalización del aborto en España. Situado en la calle Alonso Saavedra de la capital, en la zona residencial de lujo que lleva el mismo nombre, la clínica es, según su propia web, «la primera en realizar interrupciones de alto riesgo» -más de 12 semanas de gestación- en la Comunidad Autónoma de Madrid.
Uno de sus máximos responsables, Sergio Muñoz Heras, aseguró que las acusaciones son «absurdas y totalmente falsas» y que el segundo vídeo descrito «es un montaje hecho por un individuo que entró aquí». El médico añadió que la clínica recibe «todo tipo de inspecciones y siempre hemos cumplido escrupulosamente con la normativa vigente».
Pruebas contundentes
Según Manos Limpias, «los fiscales van a actuar contra El Bosque porque tienen pruebas contundentes, están muy sensibilizados con el asunto y, además, existe lo que en términos jurídicos se denomina alarma social, lo que justifica aún más» la eventual actuación.
Esta alarma ha llegado hasta el Congreso, que abordará el martes, a petición de IU, una posible reformas del Código Penal que «permita evolucionar hacia un sistema de plazos y hacia la generalización de la prestación sanitaria de interrupción voluntaria del embarazo dentro de la red sanitaria pública». La diputada de IU-ICV Carme García solicita la regulación de la objeción de conciencia de los médicos en el aborto; la mejora del sistema de información, financiación y acceso a anticonceptivos; y la introducción en los colegios de contenidos relacionados con la educación afectivo-sexual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: