Sólo 240 euros le ha costado de multa por tirar desde un cuarto piso a su cachorro

Tras discutir con su mujer, un hombre de Lérida lanzó a su cachorro desde el cuarto piso y luego lo estampó contra un coche – Una sentencia le condena a pagar una multa por doble maltrato a un animal

Sergio C. C. tendrá que pagar una multa de 240 euros como responsable de dos faltas de maltrato a animales: primero, arrojó a su perra desde un cuarto piso y después la golpeó contra un vehículo. La sentencia, que se hizo pública ayer, ha considerado que Sergio «actuó con crueldad y con ánimo de hacer sufrir» a la cachorra, Hinowari de tan sólo tres meses. La perra, que sufrió heridas que le dejaron importantes secuelas, en estos momentos ya tiene una familia que la ha adoptado en Lloret de Mar. Pero tanto para la condena de Sergio como para que Hinowari crezca sana y salva, son muchas las personas solidarias que han intervenido en esta causa. Entre ellas Lydia Argilés, que lleva una protectora bajo el mismo nombre, a la que han ayudado muchos vecinos anónimos de la ciudad de Lérida.
«Estoy contenta con la sentencia», manifiesta Lydia, sin embargo, «me parece una condena muy leve, me gustaría que el Código Penal cambiase». Para Lydia lo importante de este caso es que «ha habido testigos valientes que nos contaron lo que vieron y que también quisieron ir a testificar».
Discutió con su esposa
El pasado 12 de junio Sergio tuvo una fuerte discusión con su mujer. Después, cogió a su perra de tres meses y se marchó a la casa del vecino, en el bloque de enfrente. Allí, Sergio, alterado, tiró a Hinowari por el hueco de la escalera desde un cuarto piso. Según los vecinos del inmueble, al ver que la perrita seguía con vida, Sergio bajó las escaleras, salió a la calle y volvió a lanzarla contra un coche para «rematarla».
Fueron los vecinos los que recogieron al animal, lo llevaron al veterinario y hasta pagaron todos sus gastos médicos. Hinowari estuvo ingresada toda la noche, tenía «hematomas internos, magulladuras y se le agrietó el coxis». Según los veterinarios que la trataron, «gracias a que se trata de un cachorro, se recuperará». Al día siguiente, los vecinos lo denunciaron a la Protectora Lydia Argilés. Fue entonces cuando Lydia presentó la denuncia por maltrato contra un animal. «Todos los vecinos han pagado sus gastos, la pobre tuvo mucha suerte, pues debió de caer de culo», manifiesta Lydia.«La protectora se presentó como acusadora, Sergio tendrá que pagar todos los costes del jucio» y da las gracias a un socio de la protectora que ha sido el que ha llevado el caso como abogado y «ejerció totalmente gratis».
¿Y dónde está ahora Hinowari? «Recibí cartas y llamadas de toda España. Mucha gente quería adoptar a esta mestiza de Collie», recuerda Lydia. «Ahora está feliz, vive con una familia en Lloret de Mar». Lydia reconoce que escogió a esta familia porque «ya habían adoptado a otro perro que había sido maltratado y saben cómo tratarlos. Nos guste o no, a los animales les queda un trauma». Lydia anima a todos los testigos de alguno de estos casos a que no tengan miedo de denunciarlo, «siempre habrá una protectora esperando y dispuesta a ayudar».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: