El País recurre a un presunto ladrón de coches para laminar a un magistrado del TC

Los hechos ocurrieron hace más de cinco meses, pero la denuncia contra el magistrado se ha difundido ahora, coincidiendo con la campaña del Gobierno para apartar a los magistrados críticos de la toma de decisiones del Pleno del Tribunal Constitucional

Una denuncia penal se ha interpuesto, fortuitamente, entre las opciones del sector del Tribunal Constitucional contrario a los planes del Gobierno. El diario El País descubre este martes a un actor inopinado, y muy útil, del guión para laminar a los magistrados independientes del Gobierno antes de que se tomen decisiones trascendentales, sobre la prórroga de la presidenta María Emilia Casas o sobre el Estatuto de Cataluña. Se trata de un joven, presunto ladrón de coches, que ha denunciado a Roberto García-Calvo por encañonarle el 13 de julio con una pistola durante una discusión por un incidente de tráfico.

El denunciante tiene antecedentes por el robo de un coche, mientras que García-Calvo se opone a la continuidad de María Emilia Casas y fue uno de los magistrados del Tribunal Supremo partidarios de inculpar a Felipe González en el caso Gal y de indultar al juez Javier Gómez de Liaño.

El País indica que un joven de Carabanchel (Madrid) presentó el pasado 14 de julio una denuncia en la Comisaría del barrio en la que afirmó haber sido encañonado por una pistola por un conductor que resultó ser Roberto García-Calvo, durante una discusión por un incidente de tráfico en la carretera de Boadilla del Monte.

Según el mismo diario, los hechos se investigan actualmente por un juzgado de Móstoles. El magistrado del TC, consultado por El País sobre este asunto, reconoce que nadie, desde la Policía o desde el Juzgado, se ha puesto en contacto con él sobre este asunto, y que ni siquiera sabía que había sido denunciado.

Por su parte, el denunciante –también consultado por la misma fuente periodística– reconoce que “no sabe nada de la investigación judicial”, “todavía no ha sido llamado a declarar ni ha recibido notificación judicial alguna”.

El País no olvida deslizar en el interior de la noticia que el joven denunciante tiene “antecedentes policiales por el robo de un vehículo hace varios años, hecho que está pendiente de juicio”.

Es conocida la afición a la caza del magistrado Roberto García-Calvo. El propio magistrado ha reconocido a El País que tiene rifles y una pistola Beretta del 7,65, pero niega los hechos que le imputa el denunciante. “La pistola la llevan mis escoltas, no yo”, ha declarado al mismo diario.

Según el joven denunciante, García-Calvo y él se cruzaron en un incidente de tráfico. El primero, según la denuncia difundida por El País, habría sacado de su maletero una pistola pequeña y habría encañonado a su antagonista, “al tiempo que le amenazaba: No sabes con quién te metes; soy juez”.

Mediante recusaciones y, ahora también, mediante la filtración de investigaciones penales en estado sub iudice, el hostigamiento a García-Calvo y a Rodríguez Zapata, dos magistrados exponentes de una corriente del Pleno opuesta a la reforma que el Gobierno ha promovido para que Emilia Casas pueda continuar como presidenta, a pesar de que su mandato ha concluido en este mes de diciembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: