El peligro de la depresión o los celos

Los expertos apuntan que la depresión, los celos, la venganza o un entorno familar violento, tanto de padres a hijos como viceversa, son las causas que suelen provocar los parricidos. Desde el año 2000, en estos casi ocho años, en España han ocurrido más de 80 casos en los que los homicidas y muertos son de la misma familia.
Famoso fue el caso de la conocida como «parricida de Santomera», en Murcia, que el 18 de enero de 2002 acabó con la vida de sus dos hijos, de cuatro y seis años, estrangulándolos con el cable de un teléfono móvil. La mujer, Francisca González, fue condenada a 40 años de cárcel, a pesar de que la defensa planteo que había consumido cocaína y alcohol y que sufría problemas psíquicos. La sentencia, por su parte, dictaminó que había actuado «por celos», y que en diversas ocasiones la homicida había amenazado a su marido con «hacer algo» si continuaban sus infidelidades. De hecho, el auto recoge que la acusada, tras matar a sus dos hijos, rompió con una plancha el cristal de una de las ventanas de la casa y revolvió todos los cajones e hizo desaparecer las joyas para simular que había habido un robo. La conclusión a la que llegó el juez es que «Francisca amaba profundamente a su marido, pero estaba celosa desde que se enteró de sus constantes infidelidades. También le tenía miedo, porque eran frecuente los malos tratos».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: