El PSOE se revuelve contra los obispos por sus críticas en el acto a favor de la familia

La masiva movilización de las familias católicas en contra de la legislación aprobada por el Gobierno de Zapatero en relación a la institución familiar no ha hecho ninguna gracia al PSOE. El secretario de Organización de los socialistas, José Blanco, ha exigido a la Iglesia una «rectificación» por afirmar que el ordenamiento jurídico español está dando marcha atrás respecto a la Declaración de los Derechos Humanos. Las críticas de Blanco han sido secundadas por el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, quien aseguró que el acto en apoyo de la familia del pasado sábado supuso la entrada en campaña del «nacionalcatolicismo». En esa misma línea, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb) denunció que la democracia corre peligro con la pretensión de los obispos de imponer «un modelo ultraconservador de familia».
Para el secretario de Organización de los socialistas se trató de una intromisión de la Iglesia en la campaña electoral. Blanco incluso pidió una rectificación a los obispos por afirmar que el ordenamiento jurídico español está dando marcha atrás respecto a la Declaración de los Derechos Humanos, declaración que ha calificado de «extrema gravedad», informa Efe.
En declaraciones a Onda Cero, Blanco calificó la multitudinaria concentración como «?un acto del Partido Popular presidido por unos cardenales», de los que dijo que «si quieren hacer política están en su derecho de hacerla, pero lo que tienen que hacer es presentarse a las elecciones». El dirigente socialista, que se confesó cristiano, acusó a la jerarquía eclesiástica de evocar «el mismo discurso del PP» a dos meses de que se celebren las elecciones.
«Tienen que entender que haya muchos cristianos, yo mismo lo soy, a los que no nos guste esto y con esta jerarquía eclesiástica nos dan ganas de borrarnos», añadió. Asimismo, acusó a los dirigentes del Partido Popular de «tirar la piedra y esconder la mano» y de «no dar la cara» porque, en su opinión, a Mariano Rajoy y Ángel Acebes «les hubiera gustado estar de la mano de Rouco y otros cardenales, pero entendían que esa imagen no les convenía para la campaña electoral». Según el secretario de Organización de los socialistas, la situación en España es favorable para las familias, ya que existen ayudas como el «cheque-bebé» y derechos como el permiso de paternidad que favorecen su desarrollo.
Las tesis del PP
Por último, se quejó de que la Iglesia lleve a cabo un «debate sobre política» en España que, criticó, «falsea realidades y datos», y se preguntó por qué los cardenales no se manifestaron contra la Ley del Aborto cuando gobernaba el PP.
También arremetió contra los obispos el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para quien con el acto del pasado sábado «el nacionalcatolicismo ha entrado en campaña» en apoyo de las tesis del PP «de la mano de su jerarquía eclesiástica y de la derecha más reaccionaria». El titular de Justicia criticó igualmente que se aprovechara la manifestación para lanzar «mensajes coincidentes con conocidas tesis defendidas por el Partido Popular».
El ministro añadió que resulta «altamente significativo» que fueran «los cardenales del ala más conservadora de la Iglesia» quienes aprovecharan el acto para «arremeter con duras críticas a la gestión desarrollada por los dirigentes de un Estado no confesional». «Las acusaciones de estos cardenales contra leyes aprobadas en sede parlamentaria por los representantes de la ciudadanía suponen un duro ataque al sistema democrático», denunció.
«Declaraciones execrables»
El titular de Justicia recordó a la jerarquía eclesiástica «su obligación de poner orden en su propio seno y rechazar con firmeza declaraciones tan execrables como las realizadas hace pocos días por el obispo de Tenerife respecto a la responsabilidad de los menores sobre abusos sexuales de los que son única, exclusiva y desgraciadamente víctimas».
Más conciliadora se mostró la diputada socialista en la Asamblea de Madrid y ex ministra de Asuntos Sociales Matilde Fernández, para quien España cuenta actualmente con recursos suficientes para asumir políticas «más eficaces» para las familias. En un artículo publicado en el número de enero de la revista «Temas», cuyo Consejo de Redacción preside Alfonso Guerra, critica medidas como las ayudas directas por nacimiento de hijos y aboga por ampliar los periodos de baja por maternidad y paternidad hasta un año, o al menos hasta llegar a la media de la UE, informa Servimedia. Fernández mantiene que las políticas más eficaces para ser útiles a las familias, para facilitar la atención a los hijos y favorecer la natalidad, comprenden las áreas de vivienda, escuelas infantiles y conciliación igualitaria de la vida laboral y familiar.
Por último, el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, Antonio Poveda, mostró su «preocupación» por la concentración y calificó de «absurdo» que los obispos digan que la sociedad española se va a acabar por el divorcio o por los matrimonios gays. «Por estos avances no peligra la democracia, que sí peligraría con el modelo ultraconservador de familia que propugna la Conferencia Espiscopal Española».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: