Licencia para rezar en Cataluña

La Generalitat aprobará en febrero la Ley sobre Centros de Culto – No se podrá celebrar misa sin permiso ni en la ermita más pequeña ni en la mayor catedral –

La Generalitat ultima la Ley por la que los ayuntamientos serán los encargados de conceder las licencias a las iglesias.

El tripartito catalán tiene previsto aprobar en febrero una polémica Ley sobre Centros de Culto por la que pretende regular las reuniones con fines religiosos. Según el Gobierno de la Generalitat, el proyecto nace por la necesidad de atajar la proliferación de mezquitas improvisadas y templos de otras religiones minoritarias, pero su aplicación, según ha denunciado la diputada del Parlamento catalán Glòria Renom, «afecta de lleno a la Iglesia católica», puesto que «no se podrá celebrar misa ni reunirse para hablar de religión sin una licencia municipal, ni en la ermita más pequeña ni en la mayor catedral».
El proyecto de Ley, impulsado por el vicepresidente del Gobierno autonómico Josep Lluis Carod Rovira, ha despertado la inquietud también entre los obispos. El pasado noviembre, el titular de la Seu de Urgell, monseñor Joan-Enric Vives, manifestó la preocupación de los obispos catalanes «por este proyecto, porque se trata del ejercicio de un derecho fundamental como es el derecho a la libertad religiosa». Los obispos han señalado, además, que «se pretende regular con una misma ley realidades muy diversas, como son las iglesias, las sinagogas y las mezquitas». En Cataluña, efectivamente, se encuentran 13 religiones diferentes con 3.500 centros de culto, 2.500 de los cuales pertenecen a la Iglesia católica.
Las licencias del alcalde
El proyecto de Ley impulsado por el tripartito catalán contempla que sean los municipios los que otorguen las licencias para lugares de culto. Tan sólo quedarían exentos los centros de culto de hospitales, tanatorios, prisiones y los que pertenecen al patrimonio artístico o arquitectónico.
La plataforma Forum Libertas ha deplorado que este proyecto de Ley, «aplicado a las parroquias tal y como está redactado, tiene como resultado que cualquier alcalde podría cerrar en su ciudad una parroquia, iglesia o centro de catequesis». La asociación E-Cristians también ha dado la voz de alarma y ha asegurado que «es de dudosa constitucionalidad querer regular los centros de reunión y formación de carácter religioso, cuando otras actividades de carácter asociativo y formativo no lo tienen».
El Partido Popular también ha mostrado su rechazo al proyecto de Ley. La portavoz de los populares en el Parlamento de Cataluña, Carina Mejías, anunció el pasado 13 de enero que su partido presentará una enmienda a la totalidad de la iniciativa presentada por Carod Rovira. A juicio de Mejías, la Ley es «innecesaria» y «atenta contra el principio constitucional de autonomía local». Fuentes consultadas por LA RAZÓN han añadido que el proyecto legislativo chocaría con el Concordato, por lo que no podría salir adelante. Forum Libertas ha concluido que «con esta Ley en la mano, el alcalde comunista Pepone habría cerrado de un plumazo la parroquia al cura don Camilo en las novelas de Guareschi».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: