Los líderes europeos ignoran a España

Reino Unido, Francia, Alemania e Italia analizan la crisis económica sin contar con Zapatero

El Gobierno resta peso a la cita y se vuelca en África, donde promete ayudas al desarrollo

Cuando en la capital británica posan sonrientes los líderes políticos del Reino Unido, Alemania, Francia e Italia después de tratar juntos las turbulencias de los mercados mundiales en un momento en el que todo gira en torno a la crisis financiera, el hecho de que España no pinte nada es algo que plantea dudas. Escudarse en el parapeto de que sólo era una reunión de los países del G-8, tesis defendida por el presidente del Gobierno ayer, era el planteamiento más fácil para salir del paso, pero no el estrictamente exacto.
Aparte de que el primer ministro británico, Gordon Brown, no haya advertido en ningún momento que ésta fuera la premisa para los invitados, resulta más que extraño reunirse para analizar el papel de Europa ante la crisis económica sin contar con la participación del único socio que ha conseguido crecimientos consecutivos durante los últimos quince años. La cuestión es más llamativa aún si se tiene en cuenta que entre los invitados está Romano Prodi, que hace escasos días tuvo que dimitir por no gozar de la confianza del Parlamento.
El primer ministro británico anunció en diciembre que se reuniría en Londres con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, para poner a punto un sistema de alerta temprana para prevenir las crisis financieras. Según «The Times», las presiones de Merkel llevaron a Brown a incluir también a Prodi de forma que estuviesen representadas las cuatro principales economías de la Unión Europea, en la que España al parecer no ocupa ningún puesto.
«Bofetada para España»
Para el presidente del PP, Mariano Rajoy, «que se reúnan en Inglaterra los principales dirigentes de la UE y no esté España es un drama; se nos dijo que volvíamos al corazón de Europa y ahora el Gobierno español no pinta nada», remachó. «Esto es una bofetada para España, que se hable de los problemas económicos y España no vaya y vaya el señor Prodi me preocupa mucho», concluyó.
Y mientras en Londres se celebrara la cumbre sin España, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos explicaba en Addis Abeba a los mandatarios de todos los países africanos las directrices del «Plan África», aprobadas por el Gobierno para el continente, «una de las principales prioridades de la acción exterior española». Moratinos anunció la disposición de España a contribuir con 30 millones de euros para el fortalecimiento de esta institución, «como vector de paz y progreso».
También se refirió el ministro a la cooperación al desarrollo y aseguró que los 300 millones de euros que España aportó en 2003 «se convertirán en 1.500 en 2008 y seguirán aumentando», si el PSOE gana las elecciones. Y es que el Ejecutivo tiene el propósito de ser la primera economía del mundo en alcanzar el porcentaje del 0,7% del PIB en ayuda al desarrollo.
Moratinos no olvidó hablar del pacto euroafricano por la inmigración, propuesto por Zapatero en la Cumbre de Lisboa en diciembre. Allí, el presidente habló de los tres pilares para regular los flujos migratorios: un pacto por la juventud africana para la creación de empleo y la generación de oportunidades; una política de movilidad que facilite los flujos legales y una política coordinada y eficaz contra el tráfico clandestino de personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: