La culpa, otra vez de Irak

Lo anuncian todos los indicadores, coinciden en ello todos los analistas, hay preocupación en todas las fuerzas políticas…, pero el Gobierno y el partido que lo sustenta niegan la mayor: no hay motivo para la preocupación en materia económica. Es más, el panorama que dibujan para este año 2008 es boyante, y a quien critique el dato de la inflación, o sea al PP, que sepa que ésta subió por la guerra de Irak. Otra vez. «El precio del barril subió, entre otros motivos, por Irak».
Quien así se expresa es el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, que salió ayer al paso de las lecturas políticas de los últimos días en cuanto a la marcha de la economía. ¿Respuesta? España ha registrado el mayor crecimiento de la zona euro en 2007; se han creado 615.000 nuevos empleos, pese a una inflexión en el sector de la construcción que, para el PSOE, era esperada. Conclusión: «Estamos ante una muy viva actividad económica en nuestro país». Una ristra de datos acompañó la tesis de López Garrido: las exportaciones han crecido un 1,8 por ciento; los ingresos por turista, un cinco por ciento en noviembre; el incremento de la productividad está en el 0,8 por ciento frente al 0,1 que lo dejó el PP… Y todo ello, insiste el PSOE, ante una coyuntura internacional de desaceleración económica, que en absoluto afectará a nuestro país.
López Garrido dijo que los cimientos de nuestra economía son «poderosos» y que España está mejor preparada que nunca para afrontar la coyuntura exterior gracias a la gestión económica de los últimos cuatro años, esto es, el superávit de las cuentas públicas, unos Presupuestos Generales del Estado orientados a la I+D+I, y no en el ladrillo, un blindaje de la política social y una hucha de la Seguridad Social más llena que nunca. ¿Turbulencias? Ni una porque sostiene el portavoz socialista que la previsión de crecimiento para 2008 seguirá en torno al tres por ciento, y porque tanto la OCDE como la Comisión Europea sostienen que España volverá a ser este año el país «más dinámico en cuanto a crecimiento», a pesar de la subida de la inflación. Un dato que, según las previsiones del Gobierno, se reconducirá «no más allá del mes de abril».
Será, por tanto, 2008 un año en el que la tasa de paro, según el vaticinio oficialista del PSOE, se situará por debajo del 8 por ciento y se crearán más de 2 millones de empleos en los próximos cuatro años. El mensaje de la calle Ferraz es, pues, que los españoles «pueden abordar con optimismo el futuro» y no hacer caso de las «fantasmagóricas crisis que augura el catastrofismo del PP».
El caso es que no sólo es el PP quien anuncia nubarrones. También el coordinador de IU; Gaspar Llamazares, habla de datos que empiezan a ser «preocupantes». De ahí que considere necesaria la presencia, ante la Diputación Permanente del Congreso, de Pedro Solbes, por una situación económica que requiere iniciativas por parte del Gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: