Las abortistas se unen al Gobierno contra los obispos

Vamos a quemar la Conferencia Episcopal, por machista y patriarcal
«¡El aborto es un derecho!», «¡Aborto libre y gratuito!»… Viejos gritos en desuso, recuperados ayer por las representantes de al menos 72 asociaciones feministas, que entregaron en los Juzgados de la Plaza de Castilla 2.478 inculpaciones de haber abortado ilegalmente. Además, presentaron otras 1.422 firmas de hombres y mujeres que aseguraban haber acompañado alguna vez a alguien a abortar.
Entre el medio centenar escaso de feministas que se acercaron físicamente hasta la sede judicial para a vocear en contra de la Conferencia Episcopal, se encontraban, entre otras, la portavoz de la clínica abortista Isadora y candidata por IU, Marisa Castro, sus compañeras de partido Inés Sabanés y Montserrat Muñoz y la socialista Ángeles Álvarez, quien aseguró que tras las elecciones «la izquierda va a garantizar que no se dé un paso atrás en los abortos en España».
El acto escenificado ayer correspondía a uno de los actos de la campaña proabortista «Por el derecho de las mujeres a decidir», organizada a raíz de que Guardia Civil, a instancias del juzgado 47 de Madrid, llamara a declarar en condición de testigos a una treintena de mujeres que habría abortado ilegalmente en Isadora. El juez y la Guardia Civil garantizaron que se preservaría tanto la identidad de las mujeres como la confidencialidad de sus acciones, así como que en ningún caso serían acusadas de aborto ilegal, puesto que toda la responsabilidad recaería sobre la clínica.
A pesar de todas las garantías procesales, las feministas y la ultraizquierda, alentados por el Gobierno -los ministros de Justicia y Sanidad recibieron a las clínicas y la vicepresidenta De la Vega intentó influir en los jueces- se han aferrado a esta actuación judicial para calentar la campaña, con el intento de forzar un cambio de la ley del aborto.
Esta intención no ha escapado a los grupos pro-vida. Así, la «Plataforma la Vida Importa», la que destapó los escándalos de las clínicas, rebuscó en los cubos de basura de estos centros, descubrió una macabra realidad que investigan los tribunales y que ha convulsionado las conciencias de los españoles, ha decido movilizar a la sociedad bajo el lema «Por las madres, por la vida y contra los privilegios de los abortistas».
A favor de la vida
Se prepara una concentración que pretende ser masiva. La gran cita será el próximo sábado 16 de febrero a las seis de la tarde en la Puerta del Sol y la respuesta popular promete ser espectacular, según los organizadores. Se celebrará, no por casualidad, en el mismo escenario en el que los abortistas se congreraron hace unas semanas y apenas lograron reunir a unas dos mil personas.
«¿Diez mil manifestantes? Por qué no cien mil», responde uno de los organizadores. Explica que los correos electrónicos echan humo en la red convocando a la manifestación. «El efecto llamada -asegura- está resultando impresionante. Las adhesiones constantes y la respuesta multitudinaria. Es imprevisible el número de gente que puede apuntarse finalmente, pero seguro que va a ser un gran éxito. Sabemos que ya hay autobuses contratados en varios puntos de España para venir. La gente es consciente de que ha llegado la hora de movilizarse. Hay que defender que el aborto es un delito, no un derecho. La vida sí es un derecho y está por encima de partidos y empresarios».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: