Negociación con ETA. El trapicheo continúa

“José Luís y los socialistas lo hemos intentado y no sólo no nos arrepentimos de ello sino que estamos orgullosos y les puedo asegurar que si se diesen nuevamente las circunstancias necesarias volveríamos a intentarlo, pero es obvio, por desgracia, que ahora mismo esas circunstancias no se dan”. Las palabras de Buen no son ninguna anomalía dentro del PSOE. Más bien representan la posición oficial del partido de Zapatero, que con las afirmaciones de “no existen las circunstancias”, no “hay expectativas” reconoce implícitamente lo que ya sabemos; que el diálogo continúa de cierta manera y que continuará de otra en el futuro.
Desde que Zapatero llegó a la secretaría general del PSOE, los contactos con ETA han sido masivos. El diario Público –que ya es decir– ha documentado 66 reuniones entre el año 2002 y mediados de 2007. A efectos de publicidad, éstas han sido de dos maneras. Por un lado las “oficiales”, las que se produjeron entre primavera e invierno de 2006, durante la supuesta “tregua”. Son las que reconoce el Gobierno. En ellas se produjo el distanciamiento entre Zapatero y ETA que repite machaconamente el Gobierno como prueba de su inocencia. La cosa acabó con el doble crimen de Barajas.

Pero éstas son minoría en relación con el total real. Zapatero negoció masivamente con ETA antes de la tregua; son las reuniones realizadas totalmente en secreto, a escondidas, furtivamente, encubiertamente en España y fuera de nuestro país. Por eso llamamos a este tipo de reuniones trapicheo. Se mercadeó, se negoció y se regateó con multitud de temas a espaldas de los españoles. Zapatero trapicheó con ETA y llegó a compromisos respecto a ANV, a la voladura constitucional y estatutaria y a la anexión de Navarra. Incluso se cambalacheó con toda una declaración institucional de un presidente del Gobierno. Cuando este trapicheo llegó a buen fin, se pasó a las reuniones “oficiales”.

Este trapicheo no ha dejado de producirse desde el 30 de diciembre de 2006. En el año 2007 hay documentadas varias reuniones, en las que, entre otras cosas, los representantes de Zapatero han pedido a ETA un nuevo comunicado “aperturista”. Y nada ha cambiado con el nuevo año. En 2008, el trapicheo continúa. Como informaba La Gaceta, ya están negociando furtivamente otra vez, todo lo a escondidas que pueden.

A lo que se refiere el PSOE con eso de que “no hay expectativas” o “no se dan las condiciones” es al show de la negociación “oficial”, no al trapicheo encubierto que se sigue realizando. Lo que ni Buen, ni Rubalcaba ni Zapatero dicen es que están trabajando activamente para que esas condiciones se den. Y esas condiciones, conviene no olvidarlo, no son ni más ni menos que otro comunicado etarra que el Gobierno pueda vender a la opinión pública como una muestra de buena voluntad de ETA. Mientras tanto siguen trapicheando con los terroristas, a ver si en vez de poner una bomba sacan un comunicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: