Rajoy propone rebajar la edad penal a los 12 años en casos graves o reiterados

Si la semana pasada Mariano Rajoy logró centrar el debate electoral en lo que a él y a su partido les interesaba, la inmigración, ayer el PP volvió a fijar la agenda política con sus propuestas sobre seguridad ciudadana, lo que obligó al PSOE a contraprogramar y contestar a los populares, a través del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. El líder del PP situó el foco de atención en otro de los problemas que más preocupan a los ciudadanos y lanzó en un acto en Sevilla una de las propuestas que más darán que hablar en la campaña: la rebaja de la edad penal en supuestos de especial gravedad o multirreincidencia, así como el aumento de las penas de internamiento para los menores.
En concreto, el PP plantea una reforma para que los jueces de menores y fiscales puedan intervenir sobre la delincuencia grave o reiterada que cometan los menores de entre 12 y 14 años. La Ley Orgánica de Responsabilidad de los Menores de 2000 restringía su aplicación a partir de los 14 años, pero dejó abierta la posibilidad de que a los cinco años se revisara y se rebajara a los 12, algo que no se llegó a hacer en 2005. Los menores cumplirán las medidas de internamiento que determine el juez en un Centro de Menores.
Los populares recuerdan que el Fiscal General del Estado, en su Memoria publicada en 2007, señala que cada vez es mayor el número de menores «que cuando cumplen 14 años cuentan con un gran número de denuncias a sus espaldas y con la sensación de que no pasa nada por cometer delitos».
Delincuencia extrema
El PP quiere aumentar las penas de delincuencia extrema cometida por mayores de 16 a 18 años, y facilitar que ingrese en prisión al cumplir la mayoría de edad el menor que tuviera 16 ó 17 años al cometer el delito. Además, se dispone a resolver el problema de la prescripción de delitos y faltas y el tiempo máximo de duración de la medida cautelar de internamiento.
La estrategia del PP en esta precampaña consiste en coger el toro por los cuernos en los asuntos que más preocupan a los ciudadanos, algo que queda perfectamente reflejado en los barómetros del CIS: el terrorismo, el empleo, la economía, los impuestos, la inmigración y ahora, la inseguridad ciudadana. No hace falta ser adivino para saber que la vivienda (cuarto problema para los ciudadanos) será uno de los próximos asuntos que tratará a fondo Rajoy, que a menos de un mes de las elecciones tiene controlada la iniciativa política.
«Esto no es una ocurrencia, no se hace porque sí, es una necesidad social», advirtió el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno al presentar su programa sobre seguridad ciudadana, justo cuando se está produciendo un repunte de los delitos violentos en lugares como Madrid, donde se han producido doce asesinatos en lo que va de año, el doble que en el mismo periodo de 2007. Rajoy se compromete a incorporar al menos 30.000 nuevos policías y guardias civiles, hasta alcanzar los 90.000 efectivos para la Benemérita y los 70.000 para el Cuerpo Nacional de Policía. El PSOE recordó rápidamente que ellos ofrecen ampliar la plantilla de ambos cuerpos hasta los 140.000 agentes.
Rajoy garantizó el despliegue de la Guardia Civil por todo el territorio nacional, manteniendo los casi 2.000 puestos que actualmente tiene la institución. Se crearán puestos principales en todas aquellas poblaciones de más de 20.000 habitantes.
El PP también quiere incrementar en el Código Penal las penas correspondientes a los delitos de atentado y resistencia y desobediencia y a las faltas de respeto cometidos contra los agentes de la autoridad.
Drogas en los colegios
En el programa del PP hay un apartado concreto para los jóvenes. Rajoy prometió ser «implacable» en la protección de niños y jóvenes. Los populares preparan un Plan de Prevención de Delincuencia Juvenil y Planes de Seguridad de los Centros Escolares, que entre otras tareas se dedicarán a prevenir el tráfico de drogas en los centros educativos y sus entornos. Además, pondrá en funcionamiento un teléfono de atención al menos ante situaciones de acoso escolar.
Los socialistas también proponen en su programa planes contra la venta de drogas en los centros educativos y sus entornos, así como en lugares y locales de ocio. Lo que no prevé el PSOE es rebajar la edad penal.
Las medidas del PP no acaban ahí: promete más presencia policial en las calles y más medidas que permitan el control y la prevención del riesgo que entraña la puesta en libertad de delincuentes peligrosos, una vez cumplida la condena. En la lucha contra la violencia de género, se reformará la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que el quebrantamiento de una orden de alejamiento sea juzgado a través de un juicio rápido. El consumo de alcohol y las drogas dejarán de ser atenuantes. Además, se incrementarán las penas por pederastia, racismo y xenofobia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: