Pepe Sancho salió ayer a escena para reivindicar a los artistas que no están «en el rebaño» del apoyo a Zapatero

Pepe Sancho salió ayer a escena para reivindicar a los artistas que no están «en el rebaño» del apoyo a Zapatero, y no fue el único en aventar su disidencia. También lo hicieron el cineasta Iñaki Arteta y varios colectivos de actores de Andalucía
Disidencias en el jardín de la alegría. El compacto monolito de artistas y actores reunidos bajo la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) comienza a mostrar sus primeras fisuras. Pepe Sancho ha sido uno de los primeros en disentir con la forma en que sus colegas ejercen su derecho a manifestar sus tendencias políticas. El actor valenciano, que dijo estar «hasta el gorro de que se nos meta a todos en el mismo paquete», criticó ayer «la necedad de algunos políticos y compañeros del teatro y la música que para apoyar a uno demonizan a otros».
Sancho realizó estas declaraciones ayer tras la presentación de la producción de «Enrique IV» de Pirandello que dirige estos días en Valencia, convocatoria en la que recibió de buen grado las preguntas de los periodistas sobre la adhesión de 5.000 artistas e intelectuales al ideario de Rodrígez Zapatero y expresamente contra el de Mariano Rajoy. Comparando las actitudes de esta plataforma con las de un rebaño, el actor reprochó a «la supuesta izquierda que siempre diga que son unos cretinos los que no hacen lo que ellos quieren». Por el contrario, él expresó su voluntad de «seguir siendo crítico; y si yo me voy a apoyar a Zapatero o a Rajoy, no puedo criticar después a quien apoyo abiertamente». Este movimiento -en el que dice contar con «grandes amigos míos»- «se ha olvidado de que el señor Rajoy tenía 15, 10 ó 12 años cuando Franco murió».
Por último, el popular actor, que da vida al personaje de Don Pablo en la serie televisiva «Cuéntame», se preguntó por qué ya nadie encabeza los movimientos por los derechos de los intérpretes, «y no hablo del canon, sino de las injusticias que se cometen con muchos actores que están empezando y que apenas cobran nada».
Tampoco al director de cine vasco Iñaki Arteta, especializado en reflejar el mundo de las víctimas de ETA, le inspiran confianza tantas alegrías de ese sector de la farándula: «Yo vivo alegre porque el compromiso le hace a uno estar sanamente alegre, pero el estado de las cosas en el País Vasco no es para que a uno le entre la risa tonta». Añadió que hubiera sido deseable que esos artistas que apoyan a Zapatero «hubieran venido más al País Vasco para denunciar la falta de libertad y mostrar con valentía su rechazo al terrorismo».
Al tiempo, las asociaciones de actores e intérpretes de Andalucía no están tampoco por despilfarrar esfuerzos en orientar el voto para las próximas elecciones autonómicas y generales del 9 de marzo, por el muy razonable argumento de que en estas organizaciones, como en cualquier colectivo profesional, hay artistas «de todas las ideologías», según explicaron a Ep sus portavoces. La portavoz de la Unión de Actores de Andalucía, Carmen Pareja, destacó que su organización «está abierta a todas las posturas».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: