La UE avala el programa de Rajoy sobre inmigración

El líder del PP dice que llega al 9-M con el apoyo del «corazón de Europa»

Pide que la Unión implante su contrato de integración

El candidato popular visitó ayer Berlín, donde recibió el apoyo incondicional de la canciller Angela Merkel.

Mariano Rajoy trazó ayer en Alemania con precisión quirúrgica los cuatro ejes sobre los que articulará su Presidencia si vence en las elecciones. La «economía de las personas», la «política de inmigración», las medidas «contra el terrorismo y por la seguridad» ciudadana y la consecución de una «política exterior común y propia» de la UE constituyen los puntos cardinales que guían su camino rumbo a la Moncloa.
El candidato del PP recibió el espaldarazo de Angela Merkel, canciller alemana, como días atrás hiciera el presidente galo, Nicolas Sarkozy, en París. «Contamos con el apoyo del corazón de Europa», proclamó Rajoy.
Política común
La economía y, especialmente, los retos de la inmigración capitalizaron el encuentro. En este sentido, Rajoy planteó la necesidad de extender normas migratorias comunes para toda la UE que unifiquen la gestión y el control fronterizo, como la concesión de los visados, la expulsión de ilegales y delincuentes extranjeros, la homogeneización de las diferentes leyes nacionales de agrupación familiar y un reforzamiento de las tareas contra la explotación de los inmigrantes. Y lo hizo el día en que la Comisión Europea coincidió con el líder del PP en la necesidad de crear herramientas comunes para cerrar más sus fronteras a la inmigración ilegal y protegerse del terrorismo.

Dentro de su batería de propuestas, Rajoy planteó por primera vez la extensión del «contrato de integración» al ámbito comunitario. «Estamos a favor de la inmigración cuando sea necesaria para los países receptores, legal y ordenada», aseguró el dirigente del PP.
El contrato de integración europeo, que habría de ser igual en todos los países, contaría con el patrocinio de Rajoy para sustituir la ilegalidad, el caos y los guetos existentes por la legalidad, el orden y los derechos de los ciudadanos. El candidato popular recordó que documentos similares existen ya en Francia, Reino Unido, Bélgica y Países Bajos sin que nadie haya caído en acusaciones de racismo, como las lanzadas desde las filas socialistas. «Me trae sin cuidado, no tienen ideas definidas», argumentó. «Yo sí tengo una política de inmigración mientras ellos se limitan a despachar propuestas ya en marcha en Europa con un par de frases demagógicas», apuntilló Rajoy.
Por su parte, la propuesta de la Comisión Europea hizo hincapié en la gradual integración, a corto plazo, de los sistemas de vigilancia de las fronteras marítimas de los Estados de la UE. Para que se compartan informaciones puntuales de estos bordes, la Comisión propuso la progresiva creación a partir de este año de un sistema integrado de vigilancia, llamado Eurosur. Este sistema se pondría en marcha inicialmente tan sólo en el Mediterráneo, Canarias y el Mar Negro. Posteriormente, sería extendido a las demás fronteras marítimas de la Unión, y también se podría utilizar para el salvamento marítimo, el control de la pesca y la protección del medio ambiente.
Con las iniciativas presentadas ayer por su vicepresidente, Franco Frattini, el Ejecutivo comunitario se plantea consolidar la estrategia europea de gestión de las fronteras, así como, indirectamente, el Sistema de Información del Espacio de Schengen, que con su ampliación del pasado mes de diciembre está ahora conformado por 24 países.
Con estos objetivos, la Comisión solicitó a los estados de la UE y el Parlamento Europeo una «reflexión» para valorar el establecimiento en 2015 de un sistema de fichaje electrónico de entradas y salidas de ciudadanos extracomunitarios titulares de un visado para la estancia de hasta tres meses en un país de la Unión. De esta manera, se comunicaría automáticamente a todas las autoridades nacionales de la UE la presencia de ciudadanos de países terceros en situación irregular. Asimismo, Bruselas planteó la creación de un sistema de control automático de las fronteras de la Unión, basado en la lectura de pasaportes biométricos, para averiguar sistemáticamente el cumplimiento de los requisitos (incluidos los medios económicos de supervivencia) por parte de los ciudadanos extracomunitarios. En algunos pasos fronterizos de la unión se instalarían portales automáticos, a través de los cuales la Comisión Europea sugirió hacer pasar también los ciudadanos comunitarios, pero sin perjudicar sus derechos en materia de privacidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: