ETA activa un nuevo comando itinerante para atentar en la campaña electoral

Los terroristas pretenden hacer una demostración de supuesta operatividad y condicionar el debate

La creación de una célula de tipo itinerante es relativamente sencilla porque sus miembros no requieren formación

ETA va a intentar un gran atentado durante el tiempo que resta hasta el 9 de marzo, fecha de las elecciones generales, y dispone ya de un «comando itinerante» para sustituir al «Elurra» que fue desarticulado por la Guardia Civil el pasado mes de diciembre, según han informado a LA RAZON fuentes antiterroristas. Los expertos subrayan que, como ha ocurrido hasta ahora, las Fuerzas de Seguridad van a tratar de evitar las acciones de esta organización criminal.
La finalidad de este atentado (pueden producirse otros y no se descarta que haya asesinatos), sería la de responder a los últimos golpes policiales recibidos, tanto en su estructura operativa como en la «política», con ladetención de miembros de la banda y de Batasuna así como suspensión de actividades de ANV y PCTV.
Asimismo, ETA quiere que su siniestra presencia se haga patente en la campaña electoral para «castigar» a Zapatero por lo que los terroristas consideran engaños durante el proceso negociador y lanzar una advertencia a Mariano Rajoy, si resulta vencedor en los comicios, sobre lo que puede ocurrir en la próxima legislatura si no se aviene a establecer contactos con ellos. En unas recientes declaraciones publicadas en «Gara», la banda aclaraba que le daba lo mismo que el 9 de marzo fuera el PSOE o el PP el ganador con lo que echaban por tierra lo sostenido por algunos analistas durante el alto el fuego en el sentido de que ETA haría todo lo posible para que los populares no volvieran a gobernar en España.
La formación de un «comando itinerante» es, en contra de lo que se pueda pensar, relativamente fácil. El «Elurra» fue fundado por José Antonio Aranibar (uno de los «lugartenientes» del jefe «militar», Garikoitz Azpiazu, «Txeroki») que utilizó a amigos de la infancia en Navarra, que ya integraban un grupo que se había dedicado a labores de «mugolaris» (paso de material y de personas por la frontera). Sería absurdo creer, por mucho triunfalismo que quieran transmitir algunos políticos y medios de comunicación, añaden las fuentes consultadas, que la banda está en las últimas y que no ha podido formar una nueva célula con tres o cuatro miembros «legales» (no fichados) .
El modo de trabajar de este tipo de «comandos», que se suelen dedicar a transportar coches bomba hasta un objetivo, dejarlos activados y estar de regreso en sus bases antes incluso de que se produzca la explosión, tampoco es tan complicado. No requieren ningún tipo de formación, ya que el artefacto se les entrega preparado y sólo tienen que apretar un botón para que el reloj temporizador se ponga en marcha. Basta con saber conducir y organizar bien la caravana, formada por dos o tres vehículos, para poder evitar controles policiales o cualquier circunstancia inesperada.
En la agenda que se encontró en poder de Aranibar, detenido en Francia en julio del año pasado, había una serie de anotaciones, tres de las cuales han conseguido ser ya identificadas. Se referían al «comando Elurra», «Ellur» había escrito, y a citas con Gorka Lupiañez, detenido por la Guardia Civil en diciembre en Vizcaya, cuando trataba de formar una red de «zulos» para surtir de armas y explosivos a las células que operan en el País Vasco; y con Aritz Arginzoniz, arrestado por la Policía en julio del año pasado en Santander cuando preparaba atentados.
El resto de las anotaciones, hasta diez, se refieren, según sospechan los expertos, a citas con otros etarras, miembros de «comandos» en activo o encargados de transporte de material o de otras misiones. En cualquier caso, se cree que este individuo controlaba otros «comandos» que no han sido desarticulados. Uno de ellos podría haber sido activado por el sucesor de Aranibar, Aitzol Iriondo, «Barbas», y estar ya preparado para actuar durante las próximas semanas
Los atentados aún sin esclarecer, en el País Vasco, Navarra y otras zonas de España, como Zaragoza, acreditan que hay células que no han sido desarticuladas y que pueden «despertar» en cualquier momento, aunque algunas de estas acciones criminales han sido atribuidas a grupos cuyos integrantes huyeron a Francia y han sido detenidos o son cabecillas de la banda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: