HECHO REAL: Violación consentida …………

Vivo en el sur de España y tengo 16 años, muchos se preguntarán por qué cuento esta historia y mi respuesta es que por primera vez me atrevo a hablar de ello, aunque sea aquí y de forma tan anónima.

Todo comenzó hace un año, me cambiaron de colegio por que nos mudamos de ciudad y para mí fue algo bastante duro, me había costado mucho que mis compañeros de entonces me aceptaran y empezar de cero en un colegio nuevo se me hacía muy complicado.
No soy una chica muy guapa, ni tengo un cuerpo bonito, además soy muy tímida y callada lo que hace que me cueste muchísimo relacionarme.
Como decía, una vez instalados en la nueva casa empecé a asistir a clases, el primer día fue horrible, todos me miraban con caras entre curiosidad e inquietud, o al menos es lo que yo entendía. Durante las primeras semanas no hablé con nadie y nadie habló conmigo, mis ilusiones de que en un nuevo colegio con nuevas personas las cosas pudieran cambiar se fueron por el desagüe.

Durante el primer trimestre todo seguía igual, empezaron los insultos y malas caras, siempre he sabido que mi persona no atrae más que reproches y pocas amistades, es algo que tengo asumido. En los descansos siempre almorzaba sola y si alguno de mis compañeros pasaba cerca de mí solo era para dedicarme una mirada de asco y alguna palabra descalificativa.

Como es normal a mi edad me fije en uno de los chicos de mi clase, alto, moreno, de ojos claros y bastante rebelde, aunque yo sabía que él jamás se fijaría en mí, no podía evitar sentir lo que sentía. Mis compañeras eran demasiado observadoras y se dieron cuenta de cómo miraba a este chico, por desgracia para mí una de las chicas más populares de la clase también se había fijado en el.

Un día a la salida de clase y mientras volvía a casa, un grupo de chicas de clase me detuvieron por el camino, entre ellas estaba la popular, me miraban con odio y desprecio, ella se acercó y me dio una bofetada. Con la mirada en el suelo le pregunté ¿por qué? y ella sólo respondió por que sí.

Todas empezaron a reírse y ella me amenazó para que no me acercará a su chico, así es como ella le llamaba, pensé que lo mejor sería callarme y aceptar sus normas, es lo único que se aprende en este tipo de situaciones.

Todo siguió igual hasta que llegó el viaje de fin de curso, nos íbamos a Francia una semana y aunque no me hacía mucha ilusión ir, mis padres me recomendaron que lo hiciera. Durante el viaje todos cuchicheaban y me miraban de forma extraña, en el fondo sabía que algo estaban preparando.

Por suerte en el hotel no tuve que compartir habitación con ninguna de mis compañeras, me tocó con dos chicas de cursos superiores y eran muy simpáticas. Esa noche me invitaron a acompañarlas a un pub de la zona que conocían de años anteriores y aunque en un principio me negué, terminaron convenciéndome.

No sabía que acabaría arrepintiéndome de aquella decisión. Como decía esa noche y a pesar de estar cansada por el viaje fui con ellas al pub. El ambiente estaba muy cargado, mucho humo, calor y demasiada gente, pero la música aunque baja, me gustaba.
Todo iba bien hasta que les vi entrar por la puerta, era un grupo de chicos de mi clase, y entre ellos estaba el que a mí me gustaba.

Traté de pasar desapercibida pero me vieron y se acercaron a nuestra mesa, como si nada hubiera pasado todos estos meses me invitaron a tomar algo, yo no bebo alcohol así que rechacé la oferta, pero insistieron y como no quería quedar como una niña delante de mis nuevas amigas me fui con ellos.

Lo que ocurrió a partir de aquí no lo recuerdo bien, se que bebimos muchos, y yo cada vez me podía mantener menos en pie, llegado un punto en que se debieron ofrecer para llevarme al hotel, por que cuando me di cuenta estaba en la habitación de ellos. Todos se reían y me miraban con caras raras.

Uno de ellos se tumbó encima mío y empezó a tocarme los pechos y babosearme el cuello, traté de quitármelo de encima pero todos los demás me cogieron las manos, entonces él me miró y me dijo que si quería ser aceptada por los demás debía dejar que hicieran lo que quisieran.

Entre el deseo de ser aceptada y el alcohol que no me dejaba pensar, deje de hacer fuerza y el prosiguió, me desnudaron entre todos y el primero se puso encima y me penetró, dolía mucho y yo me quejaba, pero les daba igual, acabó pronto y cuando creía que me podía marchar, los demás se desnudaron también y uno a uno fueron haciendo conmigo lo que quisieron.

No sé cuánto tiempo estuvimos así, cuando todo acabó me fui a mi habitación, donde mis compañeras aún no habían regresado, me acosté en mi cama y rompí a llorar hasta que me quedé durmiendo.

El resto de la semana apenas salía de la habitación, no hacía más que llorar y para que mis compañeras no sospecharan, simulé estar muy resfriada, así pasaron los días hasta que volvimos. Durante las vacaciones y al estar alejada de todos ellos poco a poco pude recuperarme y tratar de olvidar lo que ocurrió, pero sólo pensar que en septiembre debía encontrarme con ellos de nuevo me tenía aterrorizada.

Durante todo el verano traté de convencer a mis padres de que me cambiaran de colegio, inventándome mil y una excusas que al final dieron resultado. No volví a verlos y aunque sé que debería haber hablado de esto con mis padres y haber denunciado, de poco habría servido, pues de un modo u otro, fue algo que me vi obligada a consentir.

Ahora sólo espero que con mi testimonio aquellas personas que lo lean y se encuentren en situaciones similares a la mía, entiendan que no vale la pena sacrificarse así para ser aceptadas. Que tenemos tanto valor como cualquier otra persona.
Y espero también que el tiempo me ayude a aceptarme a mi misma tal y como soy y a olvidar aquel error que cometí y del que me arrepiento todos los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: