Rajoy arrincona a Zapatero en inmigración, educación, precios y ETA en un duro debate

El histórico debate entre los dos principales aspirantes a la presidencia del Gobierno tuvo un tono agrio, de cuerpo a cuerpo, a pesar del encorsetamiento del formato. Pero fue Mariano Rajoy quien desarboló a Zapatero en los momentos más intensos del debate, sobre todo en los referidos a inmigración, educación, precios y terrorismo. Rajoy rompió el hielo con una dura intervención inicial, de tres minutos, que marcaría el transcurrir del resto del «cara a cara» y cuyo guante fue recogido por Zapatero. Porque ambos dirigentes no dudaron en acusarse mutuamente de mentir. Para el líder del PP el jefe del Ejecutivo «necesitó mentir» para justificar al ruptura de los pactos de la Transición y cambiar «por su cuenta» el modelo de Estado y negociar, también «por su cuenta», con la banda terrorista ETA «y le han salido las dos cosas mal».
Zapatero rebatió que su gobierno «ha trabajado con firmeza y humildad» frente a una oposición que, a su juicio, «ha pasado al insulto personal y se ha movido entre la mentira y la crispación, y que ha usado el terrorismo y el dolor de las víctimas» con fines partidistas.
Con este intercambio de acusaciones, en el que ambos dirigentes se echaron a la cara todos los reproches acumulados a lo largo de cuatro años, no era de prever que el debate transcurriera por cauces más tranquilos. Rajoy le espetó que ha sido el Gobierno socialista el que ha sembrado «crispación y cizaña», al tiempo que le acusó de «falta de rumbo y de improvisación», mientras que para el presidente del Gobierno «la derecha en España no tiene parangón» ni comparación,si quiera, con la que representa Bush en Estados Unidos.
Economía a cara de perro
El primer enfrentamiento a cuenta de la economía dibujó dos países diametralmente opuestos. El aspirante popular puso el acento en la subida de precios y en el incremento del paro para colegir que los españoles «viven con muchas más dificultades que cuando llegaron al Gobierno». Zapatero le replicó que en economía «no vale la demagogia» y se escudó tras el debate que protagonizaron el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el «número dos» de la lista popular por Madrid, Manuel Pizarro. Pero lo más llamativo fue cuando le reprochó que en cuatro años no se ha preocupado por la economía. «Todo el mundo sabe a qué se ha dedicado, a hacer oposición con ETA» le soltó a bocajarro a Rajoy.
Como era de prever, el jefe del Ejecutivo utilizó como arma arrojadiza la gestión de Rajoy por algunos de los ministerios por los que ha pasado y se enredaron en una guerra de cifras que pudieron confundir a los telespectadores.
Estratégicamente era la economía el capítulo que más interesaba al PP y en el que Mariano Rajoy se sentía más cómodo, porque al margen de las grandes cifras macroeconómicas cuestiones como el incremento del paro o de la cesta de la compra tienen la virtualidad de ser mensajes que llegan muy directamente a los ciudadanos.
Pero como ya esperaban uno y otro partido, el intercambio más tenso fue el del terrorismo y el del «alto el fuego» de ETA, que vino a reproducir el enfrentamiento que se ha producido durante toda la legislatura, acrecentado en los mítines electorales de los últimos días. Así, no era la primera vez que Rajoy exigía explicaciones a Zapatero por su «negociación política» con la banda terrorista, mientras que el presidente del Gobierno insistía en su obligación histórica de intentar el fin de ETA.
«Usted negoció políticamente con una organización terrorista que es algo que no hizo absolutamente nadie en España. Es el fracaso más importante de esta legislatura. Yo nunca negociaré, como no se ha hecho nunca», dijo Rajoy.
Zapatero recordó que en la última legislatura a las víctimas de ETA se sumaron las 192 del 11-M. También rememoró su apoyo, su «cheque en blanco» al Gobierno del PP por entender que «es inmoral usar la lucha antiterrorista». «En el Parlamento y en la calle no han hecho más que debilitar al Gobierno. Son el único partido del mundo que se ha manifestado contra el gobierno» a cuenta de la política antiterrorista. En este sentido señaló que el propio PP no creía en 1996 lo de la debilidad de ETA «puesto que le atribuyeron la matanza del 11-M a ETA». Pero Rajoy dijo no estar dispuesto a apoyar a un Ejecutivo «que negoció políticamente» y que, a lo largo de los últimos meses ha cambiado de opinión sobre ANV, el PCTV, Otegi o De Juana Chaos.
Equipos de seguimiento
Zapatero y Rajoy, que también se enfrentaron agriamente a cuenta de la educación y de la inmigración, aguantaron una gran presión que se trasladó a los cuarteles generales de ambos partidos. En Ferraz el equipo de campaña capitaneado por el ministro de Trabajo, Jesús Caldera y López Garrido, estuvo al quite de los argumentos del líder de la oposición para hacer llegar a Zapatero en el intermedio algunos datos nuevos que pudiera necesitar. De manera similar se actuó en Génova, donde un equipo mucho más específico, al frente del cual se situaron la responsable de política autonómica, Sáenz de Santamaría, y José Luis Ayllón, siguieron uno a uno los temas del debate, aunque en puridad casi fueron trabajando «en vivo» para el debate del día 3 de marzo, donde se reproducirán milimétricamente, salvo salidas de guión, los mismos temas en el mismo orden. Rajoy llegó a Ifema acompañado de Pedro Arriola. Allí estaban el coordinador de su campaña, García Escudero; el responsable de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga; el responsable de departamento de Telegenia, Jorge Rábago; la directora de Comunicación del partido, Carmen Martínez Castro, y un amigo de Pontevedra llamado Tomás Iribarren. Arriola es con quien Rajoy pudo hablar en el intermedio.
Zapatero eligió como interlocutora a Angélica Rubio, coordinadora de información de Presidencia, aunque llegó con José Enrique Serrano, jefe de su gabinete. También le acompañaron el secretario de Estado para la Comunicación, Fernando Moraleda; el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el responsable de comunicación, Carlos Hernández, y por su primo y también del gabinete de la presidencia, José Miguel Vidal.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: