Rajoy gana también el segundo asalto pese al juego sucio de Zapatero

OLGA VIZA PERMITIÓ LAS INTERRUPCIONES DEL PRESIDENTE

Mariano Rajoy volvió a ganar el debate con Zapatero en un cara a cara más tenso que el primero. El presidente-candidato no respetó las normas pactadas e interrumpió una y otra vez los turnos del líder de la oposición ante la permisividad de Olga Viza. En la segunda parte, la moderadora pareció recordar –o le recordaron– su misión en el plató, coincidiendo con un Rajoy adaptado a las nuevas normas que se atrevió a interrumpir alguna vez al presidente.
Comenzó el candidato del PSOE diciendo que el lunes explicó la gestión de estos cuatro años y “rendí cuentas”. “Esta noche explicaré mi proyecto político para los próximos cuatro años”, aseguró y refirió a seguir creciendo económicamente “para superar el momento de desaceleración económica que vive España en un contexto mundial”. El pasado debate habló, sin embargo, de “recesión”.

Entre los proyectos que citó fue el crecimiento social, crear dos millones de empleos -la mitad para mujeres- reforzar la estabilidad en el empleo, alcanzar la igualdad plena entre hombres y mujeres también en los salarios y conseguir un país que defienda los valores del desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático. Pidió Zapatero “unidad contra el terrorismo” y se comprometió a lograr más seguridad en las calles, las carreteras y los centros de trabajo, un país que alcance cotas de educación que se merece una gran potencia. Dijo que ha intentado siempre que el “insulto y la descalificación no contamine la vida política y espero que tengamos un debate de ideas, de propuestas y soluciones. Con limpieza”. Comentó que se había traído un “libro blanco” con los datos que aportó en el debate anterior a disposición de la moderadora, Olga Viza y de Rajoy. “La verdad por delante y por escrito”, concluyó.

“Yo también voy a hablar de la verdad”, dijo Rajoy,”de la realidad de cómo está España y qué debemos hacer”. Puso de manifiesto que la mayoría de los españoles no lo pasan bien porque crece el paro, suben los precios y las hipotecas. “Hoy la situación económica es peor que hace cuatro años y no se puede negar realidad porque si no no se puede afrontarla”. Dijo Rajoy que la inmigración no está controlada y que los inmigrantes deben tener los mismos derechos que los españoles pero que tampoco se debe perjudicar los derechos de los españoles.

Recordó el líder del PP que hay convocado un referéndum en el País Vasco y otro anunciado. “A Zapatero no le gusta que se lo recuerde pero no debería enfadarse conmigo, sino con quien los convoca”. Dijo que Zapatero recibió un modelo de Estado igual para todo el mundo que ahora está abierto. Y destacó que la Educación es un “tema capital que no va bien”. “El gobierno ha equivocado las prioridades por negociar con ETA y cambiar España, dos cosas en las que ha fracasado”. También acusó al presidente de dividir a los españoles y crear tensión “y se ha olvidado de lo esencial. Se necesita un gobierno que de certidumbre, seguridad, que se ocupe de los problemas reales de la gente y que no divida a los españoles”.

LA PRIMERA PREGUNTA DE LA LEGISLATURA

El primer bloque tuvo una piedra en el camino que se extendió durante más de la mitad del debate. Ambos candidatos se enredaron en discutir sobre la primera pregunta que lanzó Rajoy a Zapatero en esta legislatura. Mientras el líder del PP mantiene que interpeló al presidente por asuntos económicos este contesta obstinado que no fue sobre economía sino sobre un balance de los primeros días de Gobierno.

Libertad Digital a accedido al diario de sesiones de la primera intervención de Rajoy como jefe de la oposición. La pregunta que lanzó el presidente del PP fue la siguiente “….Porque en temas como el IVA, la financiación autonómica -de la que preguntó el señor Durán-, la privatización de Televisión, los 100 euros, el mando único, el cálculo de las pensiones, el control de los imames, en todos estos temas y otros muchos hay muchas palabras. Y está bien que tenga usted compromiso a la palabra dada, pero debía dar un paso más y es tener una sola palabra, porque si no es muy fácil, señor presidente. Además, con eso, se evitaría usted la generación de incertidumbres y de inseguridad, que creo que no es buena en ningún Gobierno….”

Aún así, Zapatero ha insistido durante el debate que las pensiones, o el IVA no son asuntos de economía.

ECONOMÍA, INFLACIÓN Y DESEMPLEO

En cualquier caso, Zapatero utilizó esta estrategia para argumentar que a Rajoy le “importa un bledo la economía y los precios”. El candidato popular sentenciaba recordando que los precios pasaron desde agosto del 2,2 por ciento al 4,4 por ciento del último dato adelantado del IPCA, porque hasta entonces la “inercia y la herencia” habían permitido que los precios se mantuvieran en buenas cifras.

En opinión del candidato socialista, la economía ha tenido “una buena marcha” que tiene, según dice, “un doble valor”. Considera que “por un lado nos ha permitido subir el nivel de renta per cápita, hemos superado a Italia y hemos alcanzado superávit”. Una afirmación que ha rebatido Rajoy recordándole que durante las legislaturas de Aznar la renta per cápita y los salarios subieron mientras que ahora bajan.

Por otro lado, Zapatero ha prometido que hará un adelanto del plan de infraestructuras como medida para frenar la caída de la actividad en el sector de la construcción. También ha prometido aumentar la construcción de viviendas de protección oficial. Por otro lado ha recordado la devolución de los 400 euros, la extensión gratuita de las hipotecas y propiciar un acuerdo con el sector de la distribución para el autocontrol de márgenes de precios mediante un observatorio.

A continuación, el presidente ha mencionado las declaraciones de Gabriel Elorriaga hace unos días en el Financial Times. Zapatero ha dicho que el secretario de comunicación de los populares reconoció que les convenía crear incertidumbre sobre la economía para promover la abstención entre los votantes socialistas. Rajoy ha contestado con lo que publica hoy ese mismo rotativo. Una noticia en la que advierte a España que el vencedor de los próximos comicios tendrá que hacer reformas económicas para poder poner “fin a un gran estropicio” en materia económica.

Continuamente interrumpido por Zapatero y sin que la moderadora, Olga Viza, hiciera nada para evitarlo, Rajoy ha tratado de recordar que las hipotecas siguen subiendo y que el paro está aumentando. “No hay peor médico que el que no quiere ver la enfermedad”, dijo Rajoy quien le dijo “que tenía que hacer reformas económicas y no ha hecho nada y así nos encontramos”.

Entonces, el presidente dijo que su medida para frenar los precios será un observatorio económico que mire los precios y que fomente la competitividad entre los preveedores. Según ha dicho Zapatero, hay productos que suben pero otros que suben menos y otros que bajan. Por su parte, en los espacios de tiempo en que el presidente no le interrumpía, Rajoy ha logrado dejar claro que lo que se necesita no solo es un observatorio “que ya existe uno” (el del Ministerio de Economía) sino hacer reformas. En este sentido, le ha mostrado cómo el salario medio ha bajado y la inflación se doblaba en estos cuatro años.

“Lo que es necesario”, ha dicho Rajoy, es no quedarse sentado “que es lo que hicieron ustedes pensando que se vive muy bien de la herencia y la inercia”. Por ello le ha pedido que haga una política económica seria, que cuide los precios regulados y que lleve a cabo reformas económicas.

Tras interrumpirle en reiteradas ocasiones ante la pasividad flagrante de Olga Viza, Zapatero ha reprochado a Rajoy no haberse preocupado de los precios durante toda la legislatura y sacar el tema cuando la campaña electoral se acercaba. Una afirmación a la que Rajoy ha recordado que el IPC comenzó a subir de forma exagerada en Agosto, fruto de la inacción del Gobierno en materia económica.

Zapatero, ha concluido recordando sus promesas. Sin decir cómo, promete crear 2 millones de puestos de trabajo (1,2 millones para mujeres y 800.000 empleos para hombres). También se comprometió a aumentar los salarios mínimos y las pensionas mínimas para, según ha dicho, contribuir a la buena redistribución de la riqueza. Por su parte, Rajoy le ha recordado que los mismos informes de Eurostat reflejan que las diferencias entre los más ricos y los más pobres ha aumentado durante los últimos cuatro años. Un informe que también señala que las personas en riesgo de pobreza han pasado del 22 al 24 por ciento.

En este sentido, Rajoy ha recordado que “lo primero que voy a hacer” si gana las elecciones es “bajar los impuestos” para permitir que todos los que no ganen 16.000 euros no paguen IRPF y no se les retenga en la nómina. También ha señalado que “nos vamos a ocupar de los organismos reguladores par que sean independientes y no se metan en la vida de las personas”.

Por último, el candidato popular cerraba el bloque recordando que el PP sabe levantar la economía “ya lo hicimos cuando nos tocó gobernar en 1996” y “demostramos que sabemos hacerlo, volveremos a bajar los impuestos, cuidaremos de los más desfavorecidos porque han sido los más atacados y atenderemos el I+D+i”, en lugar de “crear problemas que no interesan a nadie”.

POLÍTICAS SOCIALES

En el bloque de políticas sociales, Zapatero siguió acusando al líder del PP de mentir sobre la primera pregunta que Rajoy pronunció. Y como era de esperar, presumió de sus políticas sociales. “Mi gobierno ha sido el primero que ha dedicado el gasto social más de la mitad del presupuesto [el líder del PP le recordó que esto es “falso”]”. Zapatero se comprometió a “desarrollar la ley de la dependencia. Al final de 2010 todos los dependientes graves estarán atendido”. Eso sí, no concretó cómo piensa llevarlo a cabo.

También se comprometió a conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, “cumplir a rajatabla” que a igual puesto de trabajo, igual sueldo. Pero tampoco concretó la manera de conseguir este proyecto. “Ampliar el derecho de paternidad y maternidad. Promoveremos plazas de guardería cuando lo pidan seis trabajadores”. Y espetó: “Con ustedes se frenan las políticas sociales”.

Rajoy respondió irónico: “Diera la sensación de que las políticas sociales empezaran con Zapatero”, y que antes no hubieran existido. Le recordó que hace cuatro años también prometió las plazas de guardería y no ha cumplido su promesa dada.

INMIGRACIÓN. Rajoy también quiso sacar a la palestra el problema de la inmigración masiva, y le dio a Zapatero unas pautas a seguir: “primero es necesario una buena política económica y controlar la inmigración”. El líder de la oposición le recordó que los inmigrantes tienen que tener los mismos derechos que los españoles pero que estos no pueden ver perjudicados sus propios derechos. “Todos los tienen que tener”.

Zapatero, en su turno de réplica, volvió a recurrir a una de sus palabras favoritas, “diálogo”. Para solucionar el problema de la inmigración masiva y sin control es necesario “el diálogo social, ya sé que el diálogo les produce alergia “, añadió. “Tiene que haber acuerdo entre empresarios y sindicatos. Diálogo social para inmigración, accidentes laborales y reducir la precariedad laboral. Política de orden y mando y la nuestra de diálogo”, resumió el presidente del Gobierno.

Zapatero, al contrario que en el anterior debate, sí quiso entrar a discutir más a fondo el tema de la inmigración, que tantas críticas le reportó por parte de los principales países de Europa, tal y como le recordó Rajoy. Y ahora dice el candidato socialista que sólo podrán “venir y quedarse aquellos que puedan trabajar”. Va a hacer frente a la inmigración ilegal de la siguiente manera: “Que no salgan de sus países, control de fronteras que impida la entrada de los que no tengan puesto trabajo, y, después, que se puedan devolver a los países de origen. Sólo es posible firmando acuerdos con los países de origen”. Y ha añadido que se tiene que impulsar una política a nivel europeo. Tiene que haber una “política europea”.

Educación. Sobre la educación, Zapatero ha afirmado “hemos puesto las bases para un modelo educativo de más calidad”. Uno de los retos que se propone el candidato socialista es “fomentar la lectura, que ya lo hemos hecho, y el inglés”. Pero de lo que más presumió fue del aumento de las becas que, dijo, se ha producido durante esta legislatura. Y adelantó que quiere que “200.000 jóvenes becados puedan perfeccionar el inglés fuera de nuestras fronteras”. Y copió el discurso del Partido Popular sobre la necesidad de dotar al profesorado de “autoridad, pero no denigrar el sistema educativo”.

EDUCACIÓN. Sobre la educación, Zapatero ha afirmado “hemos puesto las bases para un modelo educativo de más calidad”. Uno de los retos que se propone el candidato socialista es “fomentar la lectura, que ya lo hemos hecho, y el inglés”. Pero de lo que más presumió fue del aumento de las becas que, dijo, se ha producido durante esta legislatura. Y adelantó que quiere que “200.000 jóvenes becados puedan perfeccionar el inglés fuera de nuestras fronteras”. Y copió el discurso del Partido Popular sobre la necesidad de dotar al profesorado de “autoridad, pero no denigrar el sistema educativo”.

Pero después del revolcón que propinó Rajoy a Zapatero en el primer debate con motivo del informe PISA, el candidato socialista vino preparado y sacó él el tema. “Tiran piedras contra su propio tejado, denigran su propia gestión porque evalúa [el informe] a los niños de 15 años”, dijo Zapatero. Pero Rajoy le recordó que los niños evaluados fueron los educados bajo el sistema educativo de la Logse, llevado a cabo por el PSOE.

El PP llevó a cabo varias modificaciones, pero cuando Rodríguez Zapatero llegó a la Moncloa retiró la ley del PP “a las 48 horas demostrando que es un gran demócrata”. “La educación en España funciona mal, pero no sólo porque lo diga el informe PISA. Es importante mérito, trabajo y esfuerzo y que no se pueda pasar de curso con cuatro asignaturas”. Al profesorado se le “debe dar autoridad, que el profesor va a enseñar y el alumno a aprender”. Además, señaló que impulsar el inglés y las nuevas tecnologías es fundamental, “pero usted está con la educación para la ciudadanía o quita a la gente el derecho que pueda estudiar en castellano”.

Zapatero llegó incluso a acusar a Rajoy de echar la culpa a los padres sobre el bajo nivel educativo, pero ahí el líder del PP estuvo acertado ya que recordó las declaraciones de la ministra de Educación. Fue Mercedes Cabrera la que responsabilizó públicamente a los padres de los malos resultados del informe PISA.

VIVIENDA “Hay otro tema de futuro muy importante: la vivienda. Los precios han subido el 43 por ciento durante su mandato. El otro día dijo que habían bajado en este tiempo. Han subido las hipotecas y el esfuerzo de la gente para pagar su vivienda y sólo ha hecho ocurrencias como las zapatillas, crear un ministerio, planes y más planes, el alquiler… Lo que hay que hacer es un gran acuerdo nacional en materia de vivienda para que el suelo valga menos y hay que modificar la Ley de Haciendas Locales para que los ayuntamientos no tengan que financiarse con el precio del suelo”, propuso Rajoy.

Zapatero contestó en ese momento que “en cuanto a vivienda, le voy a dar un dato: con su ley del suelo, con la ley que empezaron a cambiar en el decreto del 96 y 98, ¿sabe cuando subió los terrenos del suelo en España? Un 500% con esa liberalización”. “Esa la consecuencia de su política. Y con ustedes la vivienda subió en esa liberalización”, llegó a afirmar Zapatero. “¡Si eso no está aprobado! Por favor… la liberalización del suelo, ¡hombre que barbaridad!”, exclamó Rajoy

“Sí, un 500% con su ley del suelo. Y un 80% aumentó la vivienda en la última legislatura”, continuó el presidente. “Y en ésta el incremento ha ido decreciendo hasta llegar solo al 40%. Con ustedes el precio de la vivienda subía seis veces más que los salarios y con nosotros hemos pasado de 50.000 viviendas protegidas a las 150.000 viviendas protegidas que vamos a construir este año. Tres veces más. Y por cierto, los datos de la comunidad de Madrid son viviendas que financia el Estado”, añadió Zapatero.

Y llegó a decir que Esperanza Aguirre “lo que quería era acabar con la vivienda protegida”.

Rajoy prefirió dar datos. “Banco de España: en el año 1995 cuando llegamos al Gobierno, de cada 100 euros había que dedicar 46 al pago de la vivienda. Cuando nos fuimos 31 euros y ahora estamos en 46,2 euros. Incremento del precio de la vivienda. Es que usted falta a la verdad. Éste es el problema que tiene usted. Entre los años 2000 a 2004 valía 551 euros y entre el 2004-2008, su etapa, 705 euros. Proporcionado por el Ministerio de la Vivienda o por el INE. Tendrá que echar a los responsables de dar estos datos por decir falsedades”.

Sobre el precio de la vivienda de protección oficial, Rajoy recordó que “cuando gobernaba el PP en 2004 valía 112.000 euros y ahora 200.000 euros. Viviendas protegidas, se lo dije el otro día, Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía.
Eso de la liberalización del suelo, eso es falso. Usted no se entera. Eso no se ha producido nunca en España. Eso es algo que se le ha ocurrido a usted o que se lo ha inventado. Eso no entró en vigor nunca. Usted no se entera de eso”.

INFRAESTRUCTURAS. Sobre las infraestructuras Rajoy dejó claro, sobre todo, dos cosas. Por un lado, puso de manifiesto que las obras inauguradas a bombo y platillo por Fomento fueron puestas en marcha por el Gobierno del Partid Popular. Por otro, el caos propiciado por la mala gestión de Magdalena Álvarez, la única ministra reprobada en el Parlamento. “En cualquier caso yo quería hablar del Ministerio de Fomento. Ha sido la expresión mas clara de la política de este Gobierno, es decir, y de la herencia ha hecho mucha propaganda: inaugura lo que ya estaba construyéndose. Los espectáculos a los que hemos asistido en el AVE a Valladolid, a Málaga, a Barcelona, han sido impropios de una democracia avanzada, han retrasado cosas para que pareciera que las hizo usted. Lo que ha pasado en el Aeropuerto de Barajas, tardar dos años en inaugurarlo por poner los mostradores y la luz, es algo verdaderamente sorprendente”.

“Hay muchas cosas pendientes. El AVE de Valencia, de Galicia, el plan ferroviario de Canarias, el plan del oeste de su pueblo, en León, y toda la zona del noroeste española… De esto no ha habido nada. Ustedes lo que han hecho es paralizar un plan como hicieron en otras materias, por ejemplo, en el tema de agua. Paralizar un plan y luego hemos visto los espectáculos que han ocurrido”, espetó Rajoy.

“Y ese tema es capital. Yo voy a aumentar la inversión en las infraestructuras, porque es un tema absolutamente capital. En los presupuestos tiene que plasmarse, señor Zapatero, lo demás son palabras”.

SEGURIDAD Y TERRORISMO

El tercer bloque del debate estuvo marcado por el incumplimiento de las reglas de intervención. Zapatero interrumpió de forma reiterada a Rajoy, convirtiéndose los minutos del candidato popular, en algunos momentos, en un diálogo de sordos, con los dos candidatos hablando al mismo tiempo. Fueron los momentos más tensos del debate. La moderadora del mismo, Olga Viza, prefirió escurrir el bulto, mirar para otro lado, dejando de lado sus funciones y permitiendo al candidato socialista boicotear las intervenciones de su rival.

Zapatero inició el bloque dirigiéndose a la cámara y asumiendo un compromiso: “Sea cual sea resultado del 9-M, el PSOE apoyará al Gobierno de España en la lucha contra el terrorismo sin condiciones”. Tras esto, invitaba al candidato popular a hacer lo mismo. Así, repasó los datos de criminalidad, se comprometió a que la Guardia Civil y la Policía Nacional alcancen, entre ambos cuerpos, los 140.000 efectivos; y anunció la creación de un registro público de maltratadores, “para que los 85.000 cobardes machistas sientan la presión del Gobierno”.

Dijo que el PP hace un uso partidista del terrorismo y acusó al Gobierno Aznar de dejar a España con las peores relaciones posibles con los dos países clave en la lucha contra el terrorismo, Francia en lo que a ETA se refiere, y Marruecos en el terrorismo musulmán. Así, dijo que cumplió su palabra y retiró las tropas de Irak.

Rajoy anunció que “no apoyará a ningún gobierno que quiera negociar políticamente con la banda terrorista ETA”. “Usted rompió el pacto contra el terrorismo y dio a ETA rango de interlocutor político”, recriminó al líder socialista. “Me engaño a mí, luego al Congreso y al resto de los españoles después de la T-4. Dijo que se había acabado la negociación y siguió negociando”, insistió. Tras esto, recordó las palabras que hace unas fechas pronunció el presidente de la Ejecutiva del PNV, Iñigo Urkullu: “El PSOE pasó la frontera negociando cuestiones políticas”.

El candidato popular recriminó a Zapatero que tras la retirada de las tropas de Irak apoyase una moción en Naciones Unidas en las que se pedía el envío de tropas al país asiático. Tras esta acusación, el debate tuvo su momento más tenso, con Zapatero saltándose las normas del debate y con Olga Viza dejando de lado sus funciones de moderadora. Zapatero no respetó el turno de palabra de Rajoy y le boicoteó sus intervenciones hasta el final del bloque, que coincidió con el mini-descanso del mismo. El líder socialista le acusó de utilizar el terrorismo, le echó en cara que el 13 de marzo de 2004 pensase que ETA podía estar detrás del 11-M y reivindicó el trabajo de las Fuerzas de Seguridad y la justicia.

Rajoy le recordó que fue el Gobierno en funciones del PP el que detuvo a los condenados por el atentado del 11-M, le volvió a reprochar la moción aprobada en Naciones Unidas y le emplazó a hablar de Líbano y Afganistán, donde están actualmente las tropas españolas. Además, le acusó de mentir a los españoles al permitir a ANV y PCTV presentarse a unas elecciones, al dejar a De Juana Chaos pasear por las calles de San Sebastián y al calificar a Otegi como un “hombre de paz”.

El candidato socialista acusó al PP de no aceptar los resultados de las elecciones de 2004 y puso sobre la mesa los muertos que hubo por terrorismo en la última legislatura de Aznar y en la que ahora termina. Rajoy le echó en cara que banalizase con las víctimas de los atentados terroristas y le volvió a recordar que mintió a los españoles negociando con ETA tras la T-4.

POLÍTICA TERRITORIAL

Llegó el bloque de los estatutos. Zapatero dijo que ha trabajado por la cohesión territorial de los españoles y que todas las comunidades han avanzado en renta per capita reduciéndose las desigualdades. Habló también del AVE para “mejorar las comunicaciones y aseguró la próxima legislatura llegará a todos las autonomías. “De norte a sur y de este a oeste”. Dijo que aboga por una política de “cooperación y dialogo” y anunció que convocará tres conferencias de presidentes para “sumar esfuerzos” sobre violencia de género, educación y cambio climático.

Rajoy se mostró sorprendido de que Zapatero sacara a colación el Ministerio de Fomento, porque “nunca en la historia se ha reprobado a su responsable”. Acusó al presidente de haber retrasado todo lo que hizo el PP. “Su idea de España no la conoce nadie. Abrió un modelo para que todo el mundo hiciera lo que considerara conveniente, enfrentó a todas las CCAA con el agua, el patrimonio, las inversiones, propició un estatuto sin acuerdo de todos para agradar a los nacionalistas y consiguió radicalizarles más y echarles al monte. Usted no tiene ninguna idea de España. ni de la igualdad, ni de la solidaridad”.

Zapatero por su parte reprochó a Rajoy que hable del modelo de España, porque, según él, “el PSOE es el eje central de la democracia en España, ha estado en todos los consensos, siempre sin condiciones, hemos pactado con todos, tenemos capacidad para llegar a acuerdos con todos”. Dijo el presidente que “para defender España no hay que atacar a Andalucía, Cataluña o el País Vasco porque fortalecer el conjunto es fortalecer las partes”.

Rajoy recordó al presidente los episodios del Carmelo, el AVE o los apagones en Cataluña. “Ese es el mayor ataque a Cataluña”. Y sobre que el PSOE sea el centro de la democracia replicó Rajoy que “en el centro del país está el PP, usted ha perdido perspectiva y se ha ido al extremo”. Acusó al PSOE de “inaugurar obras que el PP había puesto en marcha” y recordó al presidente que “tiene convocado un referéndum de secesión” en el País Vasco y “un problema en Cataluña porque sus socios han anunciado otro”. También se refirió a los problemas lingüísticos en Cataluña mostrándole una multa a un ciudadanos por rotular en castellano.

Zapatero habló entonces de la deuda histórica andaluza que se jactó de haber satisfecho y acusó a Rajoy de “enfrentar unas comunidades con otras”. Sobre el castellano, aseguró el candidato socialistas que las leyes son las mismas en los últimos 20 años. “Estuvieron ocho años de gobierno, pero entonces se hablaba catalán en la intimidad, usted fue ministro de Educación y nunca dijo nada de los problemas del castellano en Cataluña”. También volvió a acusar al PP de utilizar los territorios “para dividir”: “Usted presume tener una idea de España: la que a usted le interesa en cada momento y en cada lugar”, espetó.

Como el presidente no dijo nada de la multa por rotular en castellano, Rajoy dijo por hecho que Zapatero apoya estas medidas y le retó a que apoyara un proyecto de ley para garantizar el derecho a estudiar en castellano en Cataluña. Recordó las palabras de Zapatero de que nación es un término discutido y discutible. “Usted no tiene ningún criterio”, dijo.

Zapatero volvió a acusar a Rajoy ” crispar en Cataluña” y lo calificó como una “irresponsabilidad”. Y Rajoy zanjó este bloque diciendo que nos hemos ocupado de las autonomías y ahora hay que ocuparse de “un Estado fuerte y la igualdad entre todos los españoles”.

DISCURSOS FINALES

Zapatero: “Hace cuatro años recibí el apoyo de once millones españoles. Mi profundo agradecimiento”. También agradeció los apoyos recibidos en sus acciones de gobierno y a los que han “discrepado con respeto”. “Que todos los españoles sepan que el apoyo y las críticas me han servido de estímulo”. Pidió el apoyo de los españoles para realizar su proyecto en los próximos cuatro años “porque estoy convencido de que un país es más fuerte si se da las mismas oportunidades a todos los ciudadanos y se apoya a los más débiles”. Dijo que se compromete a terminar con todas las discriminaciones, empezando por las mujeres y apostó dedicar la mayoría de los recursos públicos a la educación, sanidad y crear empleo. También se comprometió a afrontar el desarrollo sostenible y luchar contra el cambio climático. Dijo que está comprometido en la defensa de la paz y en la legalidad internacional. “Llegaremos mejor al futuro si tenemos confianza y no pesimismo”. Por ello, pidió el voto prometiendo que gobernará “para todos y con respeto a todos”. “Mejorará las cosas bien hechas y corregiré los errores. Gobernaré con sensibilidad y estaré cerca de los que no tiene de todo”.

Rajoy dijo que España en un gran país que ahora tiene problemas “pero si actuamos con realismo, trabajo y humildad podemos superarlo”. Aseguró que no quiere otra legislatura de tensión y de división, sino de consenso entre todos. Hizo un llamamiento a los votantes del PSOE que creen que España es una gran nación y que las cosas no se han hecho bien. Se comprometió a mejorar el sistema de protección social y dijo que “no seré el presidente del PP, sino el presidente del gobierno de todos los españoles sin tensiones”. Dijo que se ocupará de la economía y luchará contra la subida de precios y el desempleo y para que el Estado de las autonomías funcione bien. Rajoy volvió a mencionar ala famosa niña del primer debate. “Está en mi cabeza mueve mi sentimiento y mi corazón. Esa niña”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: