Rajoy supera un debate llevado a la bronca por la agresividad de Zapatero

La suerte está echada. El segundo y decisivo debate entre Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero estuvo más igualado y bronco que el de una semana antes, cuando el candidato popular resultó claro vencedor. En esta ocasión, el aspirante socialista cambió su estrategia y comenzó con mucha más agresividad, intentando poner trampas a su rival, al que logró llevar al terreno que él deseaba en cuestiones como Irak o el 11-M, pero después se desinfló como un globo y en la segunda parte del debate Rajoy consiguió superarle por puntos. En el cierre, en la parte de las conclusiones, Rajoy llegó mucho más a los ciudadanos al rescatar la metáfora de la niña, que ya utilizó en el debate anterior y que tanto dio que hablar.
Zapatero llegó al Palacio Municipal de Congresos de Madrid con la lección aprendida. En esta ocasión, cambiaron los turnos de palabra y él comenzó a hablar en cada bloque, lo que le permitió llevar la iniciativa. Si hace una semana estuvo a la defensiva prácticamente en todo el debate, ayer optó por la tensión y la bronca, de nuevo con interrupciones continuas, sin dejar explicarse a su adversario. Esta vez tampoco dudó en hablar de la guerra de Irak y el 11-M para tratar de poner en aprietos a Rajoy. Como novedad, puso a su derecha una especie de «libro gordo» de Zapatero, al que remitió con insistencia como depositario de toda su verdad y de los datos que utilizó: «He traído esta noche un libro blanco con todos los datos que aporté en el debate del pasado lunes, y que voy a explicar hoy».

Rajoy apenas varió los argumentos utilizados siete días antes, y tampoco llegó con ninguna gran propuesta que no fuera conocida ya. En ese sentido, el candidato popular hizo agua respecto a Zapatero, que hizo un repaso más exhaustivo de medidas concretas para la próxima legislatura. El candidato popular se hizo fuerte a medida que avanzó el debate, sobre todo cuando acusó a Zapatero de mentir sobre sus negociaciones con la banda terrorista ETA, y cuando comenzó a responder sin problemas y con rotundidad las preguntas-trampa de su oponente.
El precio de los huevos
En la primera parte del debate, se enzarzaron con la subida de los precios. Zapatero «olvidó» en esta ocasión hablar de los supuestos tres millones de empleos que, según él, se crearon en los últimos cuatro años, y que, como desveló ABC, era un dato erróneo y manipulado. En cambio, prefirió prometer dos millones de empleos para la próxima legislatura y un Observatorio de Precios.
«Yo voy a hablar de lo que afecta fundamentalmente a los españoles», cortó Rajoy. Y se puso a hablar de nuevo de lo que ha subido la leche, los huevos, el pollo y el pan. En esta ocasión, al contrario de lo que pasó hace una semana, Zapatero llevaba sus datos: «Los huevos con ustedes subieron tres veces más, las frutas también, y las patatas veintidós veces más con su Gobierno».
Zapatero intentó poner en cuestión el interés de Rajoy por la economía al reprocharle que la primera pregunta que le hizo en el Congreso, en 2004, no fue de economía. Rajoy lo negó, y ambos se pasaron gran parte del debate con el asunto, que en realidad interesa muy poco. En todo caso, Rajoy sí habló de economía en esa primera intervención parlamentaria, hace cuatro años, como reflejan las actas del Congreso. Pero el candidato popular tenía guardada una «bala» dirigida contra Zapatero, al leerle el «Financial Times» del día: «El vencedor de las próximas elecciones tendrá que pasar los próximos cuatro años poniendo orden en un estropicio sin precedentes en la moderna Historia de España». Como respuesta, Zapatero soltó de manera sorprendente: «¿Sabe lo que le ha importado la economía de las familias. Un bledo, señor Rajoy. Un bledo». «Ha estado muy brillante», le contestó Rajoy.
Al hablar de políticas sociales, Zapatero intentó llevar el debate a la Ley de Dependencia y a la igualdad entre hombres y mujeres, pero Rajoy, de nuevo, quiso centrar la discusión en la inmigración, que a su juicio ha sido «desordenada» porque el Gobierno «no ha hecho nada, sólo una regularización masiva que se oyó en toda Europa». Como contraataque, Zapatero le tenía guardada otra «sorpresita». Hace una semana le reprochó que, con el PP, la regularización se pudo hacer con un bonobús (falso, era con un abono transporte). En este caso, le mostró el recibo de una rueda de bicicleta: «Vaya rigor».
Pero Rajoy tenía también mucho interés en hablar de educación y de la «pésima gestión» que ha hecho el Gobierno socialista. Propuso como alternativa una Educación basada en el «mérito, el esfuerzo y el trabajo».
El momento más «solemne» de Zapatero llegó después. Se puso muy serio y anunció mirando a la cámara y con las cejas muy levantadas: «Sea cual sea el resultado, el PSOE apoyará al Gobierno de España en la lucha antiterrorista sin condiciones. Es un compromiso solemne. Me gustaría oírle decir lo mismo».
Rajoy no se arrugó: «Sea cual sea el resultado, apoyaré al Gobierno… si el Gobierno lucha contra ETA. Yo apoyo la lucha contra el terrorismo, no la negociación política con los terroristas». «Nosotros, sin condiciones», le interrumpió Zapatero. Pero Rajoy, aquí, lo tiene muy claro. Acusó a Zapatero de romper el Pacto Antiterrorista y de «mentir» a los españoles con ANV, con De Juana Chaos, con Otegi y con los contactos con ETA. «Mintió a los españoles, me engañó a mí, al Congreso y al conjunto de los ciudadanos tras la T-4». Fue el momento más brillante de Rajoy en todo el debate. Y a partir de ahí, Zapatero se desinfló a una velocidad realmente llamativa. «Su verdadero problema», continuó Rajoy sin contemplaciones (era el momento de dejar KO al contrario), «es que ha actuado como aprendiz de brujo y engañó a todos».
A vueltas con Irak
Ya contra las cuerdas, Zapatero sacó a relucir lo más recurrente del PSOE en la legislatura: la guerra de Irak: «Usted utiliza el terrorismo hasta para justificar la guerra de Irak, porque Estados Unidos nos iba a ayudar en la lucha contra ETA si íbamos a Irak, ¿se acuerda?». «No», contestó muy tranquilo Rajoy. Pero Zapatero no perdió comba: recordó la retirada de tropas y reprochó al PP su actitud por el 11-M.
Otra sorpresa del debate: Rajoy entró al trapo de Irak. Tenía preparado un buen golpe. Le recordó que tras retirar las tropas de Irak, Zapatero aprobó una resolución en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que pedía a los Estados miembros prestar asistencia a la fuerza multinacional, en particular con fuerzas militares.
Zapatero no se quedó atrás y atacó fuerte: «¿Sigue apoyando la guerra de Irak?». Momento delicado para Rajoy, que, por supuesto, no contestó, pese a la insistencia del candidato socialista. El combate en corto acabó con una exigencia de los dos de que el contrario pidiera perdón a los españoles. «Usted ha mentido», le dijo Rajoy. «Nunca, jamás», respondió Zapatero, quien para defender su política antiterrorista puso los muertos sobre la mesa y comparó: «¿Qué legislatura prefiere, ésta con cuatro víctimas mortales, o la anterior, con 238 víctimas mortales?» «No creía que fuera a utilizar a los muertos», contestó Rajoy.
Ahí se produjo el descanso en el debate. A la vuelta, Zapatero defendió su idea de España a base de mostrar gráficos con los kilómetros de autovías y de AVE que vamos a tener en 2020. «Usted no tiene ninguna idea de España, sólo se presenta con gráficos para 2020», le reprochó Rajoy. Zapatero, dolido, exclamó que «¡el PSOE es el eje central de la democracia en España, porque ha estado en todos los consensos!». Rajoy le replicó que el centro de este país «está en el PP».
El candidato del PP puso de nuevo en aprietos a su adversario cuando planteó la imposibilidad de rotular en español en Cataluña, y no logró sacar a Zapatero un compromiso para acabar con esa situación. Rajoy le pidió apoyo para una ley que garantice que todos los niños puedan estudiar en castellano en toda España. «¡Pero si usted no la pió sobre el castellano cuando fue ministro!», le espetó Zapatero, quien acabó hablando del cambio climático y del trasvase del Ebro: «Sí, haré el trasvase, si es lo que quiere saber», respondió Rajoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: