Bebés con descuento

Han sido detenidas en Italia una decena de personas, acusadas de vender bebés procedentes del este, a parejas italianas sin hijos. La investigación que se inició en la zona sur, concretamente en Campania, ha dado como resultado la desmantelación de esta red de tráfico de niños.

Con los esfuerzos de la policía italiana se consiguió recuperar a una de las diez niñas que fueron vendidas, las autoridades siguen tras las pistas de los otros bebés que fueron vendidos, aunque suele ser difícil y complicado, pues la pista suele perderse rápidamente ya que los padres que compran bebés de esta forma, salen del país o se ocultan hasta que pasa el peligro de ser descubiertos.

entro del tráfico de personas destaca el de bebés, una ruin actividad que prolifera gracias a la superpoblación de algunos países del este como es el caso de Camboya. Existen unos 15 orfanatos bajo sospechas de tráfico de bebés.

Uno de ellos es el Children Relief Center en Phnom Penh, donde los padres pueden adquirir por un precio entre 10.000 y 20.000 euros el niño que elijan, un centro construido en un terreno de dos hectáreas que costó 50. 000 euros y llenado de niños comprados en las chabolas del extrarradio de la ciudad por un miserable precio.

El dueño del orfanato es uno de los presuntos traficantes más conocidos de Phnom Pehn y a pesar de ello las más altas instituciones del Estado Camboyano participan con él en la falsificación de documentos.

Estos grupos se dedican a engañar a las familias pobres, o madres solteras, haciéndose pasar incluso por representantes de alguna ONG proponiéndoles llevar a sus hijos a algún centro donde los cuidarán y podrán verlos, pero tras aceptar y pasados unos días cuando los padres van a visitar a sus hijos se encuentran con las puertas cerradas y sus hijos han desaparecido.

Otra de las formas que tienen estos desalmados de obtener bebés es en los hospitales donde acuden directamente a las salas de maternidad de los hospitales donde tratan de comprar los recién nacidos a madres solteras, prostitutas o mendigas, por precios miserables como 150 euros o incluso una simple bolsa de arroz, en ocasiones si la madre se niega, el niño acaba siendo secuestrado por la fuerza.

Es tan habitual el tráfico de bebés en los países pobres que no es de extrañar, ver a las madres acercarse a los pocos orfanatos legales que quedan ofreciendo sus bebés por 120 euros, aunque pueda parecer un acto de crueldad muchas ONG’s coinciden en que es una prueba de amor, pues vendiendo ese niño y dándole una oportunidad de un hogar mejor, alimentan al resto de sus hijos con el dinero obtenido.

Lo malo de estos casos es que nadie puede demostrar que los niños que permanecen en estos orfanatos han sido robado y comprados, pues carecen de certificado de nacimiento y las madres no denuncian estos hechos, son cosas que se saben pues las investigaciones así lo han comprobado, pero cuando unos padres viajan hasta estos países para comprar/adoptar un niño, nadie les puede garantizar su procedencia.

Las cifras de adopciones de este tipo fueron alarmantemente altas en el verano del 2001, cuando se registró una media de 100 niños camboyanos entregados a parejas americanas cada mes, además habría que sumarle las cientos de adopciones anuales destinadas a Francia, Alemania, Inglaterra y otros países. Aquí en España no se han registrado adopciones camboyanas entre los años 1997 y 2002 según el Gobierno.

Poco después EE.UU prohibió las adopciones y el número descendió, pero se siguen realizando, los supuestos traficantes se exculpan, encubriendo sus actividades como buenas obras, por el bien de esos pequeños que merecen una oportunidad, pero en realidad de lo que se trata es de enriquecerse gracias al sufrimiento de las madres a las que les arrebatan los niños y la pobreza y la miseria que obliga al resto a vender a sus recién nacidos.

Tema controvertido como el que más, lo único claro es que se juega con la desgracia ajena para llenarse los bolsillos de dinero sucio, entiendo que esos niños necesitan y merecen un hogar, estudios y un futuro, pero dárselo de esa forma, beneficiándose de manera tan bestial, es inmoral.

Comprar un niño por 150 euros y venderlo por 10 mil es puramente una acción lucrativa, cuyo beneficio es muy superior al que gastan en el mantenimiento de los pequeños y en los orfanatos donde los mantienen, conviviendo en ínfimas condiciones sanitarias, por lo que el beneficio total por la venta de estos sigue siendo muy superior.

Pero este tipo de cosas no sólo ocurren en los países del este, en América Central y del Sur, las cifras se disparan de forma alarmante en lo que se refiere a secuestros de bebés, en estas zonas se saltan con frecuencia el trámite de compra a bajo precio a las madres solteras, simplemente los raptan y ya nunca se vuelve a saber de ellos, pues mayoritariamente suelen ser pedidos hechos de antemano.

Un tráfico más eficaz a la hora de despistar a las autoridades pues los padres adoptivos tarda poco más de un día en llegar, recoger al niño y marcharse de nuevo a su país.

Los esfuerzos de las autoridades son enormes, para evitar el tráfico de bebés, pero los implicados cada vez inventan nuevas vías de escape, entradas y salidas de los pequeños. Los motivos por los cuales los padres sin hijos acuden a estos métodos a pesar de lo costosos que son, es la lentitud del papeleo y las trabas que suelen ponerse en las adopciones legales.

Esto incrementa la cantidad de parejas que optan por un método más rápido y eficaz, aunque más caro y peligroso, pero muchos desconocen como ya he dicho la procedencia de los pequeños y los que son conscientes de ello les importa más su desesperación por tener un hijo, que la historia que hay detrás del pequeño.

Un círculo vicioso que parece no tener fin, defendido por unos y atacado por otros, pero aquí lo que importa son los protagonistas, los niños, que aunque acceden a un estilo de vida considerablemente mejor, son arrancados de los brazos de sus madres o comprados como si de muñecos a bajo saldo se trataran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: