La directora de Prisiones construyó un apartamento para su hija en su sede oficial

EL USO DEL PATRIMONIO PÚBLICO

El espacio estaba destinado a las oficinas de Prevención y Riesgos Laborales de Prisiones

Mercedes Gallizo fue nombrada directora general el 23 de abril de 2004 y desde esa fecha ocupó el apartamento que ya existía en la sede de Instituciones Penitenciarias. Gallizo está separada y tiene una hija de 25 años.

El apartamento o residencia oficial de Gallizo en Instituciones Penitenciarias es de unos 60 metros cuadrados y resultaba pequeño para madre e hija disfrutaran de la misma residencia. Por ese motivo, la directora buscó una ubicación para su hija dentro de la misma entidad. Y encontró, con la ayuda de los expertos de Prisiones, unas oficinas que se podían convertir en apartamento y que estaban en el edificio contiguo al que ocupaba ella.

Los hechos, según ha podido saber EL MUNDO de fuentes de la propia Dirección General de Instituciones Penitenciarias, se produjeron en la primavera de 2006. El apartamento de la hija de Mercedes Gallizo es de unos 40 metros cuadrados y dispone de dormitorio, baño y sala de estar.

La vivienda de Gallizo está justo encima de su despacho oficial y se llega a ella a través de una escalera de caracol de madera. La directora general también tiene a su disposición un comedor-sala de reuniones que se encuentra cerca de la vivienda que ocupa su hija.

La residencia o vivienda oficial que Instituciones Penitenciarias destina a su máximo responsable ya estaba construida cuando Gallizo fue nombrada directora general. El primero que ocupó ese apartamento fue Antoni Asunción. El ex director general de Instituciones Penitenciarias residió en ese edificio entre 1988 y 1993.

El apartamento de la hija de Mercedes Gallizo en Instituciones Penitenciarias fue construido en el espacio que habían ocupado las dependencias u oficinas del Servicio de Prevención y Riesgos Laborales de Prisiones. Las fuentes internas consultadas por EL MUNDO aseguran que aquel espacio era diáfano y que no fue difícil transformar las oficinas en apartamento.

Esas mismas fuentes confirman que “no se solicitó al Ayuntamiento de Madrid los respectivos permisos para llevar a cabo las obras del apartamento de la hija de la directora general”. Y concluyen: “Tampoco se pidió el respectivo permiso de cambio de uso de unas oficinas a vivienda o residencia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: