Los presos de ETA prefieren a ZP


Como GEES ya ha advertido, si bien las reuniones “oficiales” entre Zapatero y ETA están interrumpidas, no ocurre lo mismo con los contactos que mantienen, en palabras del presidente del Gobierno, unos “vínculos de confianza” por encima de los atentados. Pese a las negativas de ZP en el simulacro de debate, hace poco más de un mes sus enviados se reunieron de nuevo con los de ETA.

La reunión se habría celebrado de nuevo en Txillarde, el caserío donde ETA-Batasuna y PSE llevan reuniéndose desde hace años para hablar de objetivos políticos –reforma constitucional, Anschluss navarro, voladura estatutaria–, pero también de cómo conseguirlo: política de alianzas, de concienciación social, de estrategias electorales. Así pues, se ponga como se ponga Zapatero, pese a que Rajoy no insista lo suficiente, y pese a la ausencia del tema en la campaña del PP, lo cierto es que las conversaciones se siguen produciendo.

Al mismo tiempo, el comunicado de ETA al diario Gara pidiendo la abstención y el boicot a las elecciones ha sido bien secundado y recogido por los brazos propagandístico e institucional de ETA, con ANV, restos de Batasuna, LAB y PCTV a la cabeza. Las palabras de etarras y proetarras manifiestan una clara hostilidad al proceso electoral, y un desprecio de las posiciones socialistas (“fascistas”) y peneuvistas (“regionalistas”).

El PSOE y su galaxia mediática afirman que la agresividad etarra demuestra que la negociación no existe. Pero nadie duda de la existencia de los contactos ¿En qué quedamos? La cosa es bastante sencilla de entender y, de hecho, fue el propio Zapatero el que nos dio la pista en marzo de 2006, cuando ponía el proceso irlandés como ejemplo para sí mismo: “Hubo siempre un hilo de comunicación más allá de lo que podría ser un accidente, en este caso tan grave como lo que ocurrió. Ésa es la reflexión que nos han trasladado. Siempre se mantuvo un hilo de comunicación y de mínima confianza.”

Hoy, Zapatero y ETA están manteniendo esa “mínima confianza”. Quienes mejor lo han interpretado son los presos etarras. Según Instituciones Penitenciarias, quieren que gane Zapatero: primero porque reconocen que nunca como hasta ahora se han negociado cuestiones políticas. Y segundo, porque consideran que después de las elecciones el PSOE las seguirá negociando. Para los presos, “ese proceso estaba cimentado en la configuración de un marco que integrara a los cuatro territorios del sur del país y reconociera el derecho de decisión. De hecho, si se abrió la puerta de la solución del conflicto fue porque el Ejecutivo español dio su visto bueno a ese estatuto de autonomía a cuatro”. Es decir, porque fue Zapatero y no ETA quien dio el primer paso al proponerse como objetivo la superación constitucional y la reconfiguración política y social de Euskadi y Navarra. ¿Se equivocan? Nosotros creemos que no, pero al menos hay algo seguro; los presos de ETA prefieren a ZP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: