Rajoy aparca la crítica y llama a vencer a ETA desde la unidad y sin negociación

Mariano Rajoy respondió a la irrupción de ETA en la campaña mirando más al futuro que al pasado. «Todo el mundo sabe lo que yo pienso». Ésta fue la única velada alusión a su implacable crítica a la política de negociación del Gobierno, así como a hechos del «proceso» como la legalización de la mitad de las listas de ANV. La marca proetarra estaba ayer más que nunca en el centro de la diana por gobernar en el ayuntamiento de Mondragón, municipio en el que se produjo el atentado. Pero ni por ese flanco hizo oposición el candidato.

A dos días de las elecciones, Rajoy primó el sentido de Estado y centró su mensaje en ofrecer serenidad y hasta optimismo a los españoles en la batalla contra la lacra etarra. Llamó a la unidad, aunque al tiempo dejó claro que la única opción para acabar con ella es su «derrota» con los instrumentos del Estado de Derecho y con la «insobornable voluntad de los cuarenta y cinco millones de españoles que formamos esa gran nación que es España».

El líder del PP analizó con algunos de los miembros de su dirección, entre ellos, Acebes, Zaplana y Astarloa, la respuesta al atentado. La noticia la había conocido cuando acababa de terminar un encuentro electoral con jóvenes en la barra de un bar de un restaurante madrileño. Al poco recibió una llamada de Rodríguez Zapatero, de la que salió el acuerdo de suspender los actos de cierre de la campaña. Según su entorno, ve con «preocupación» el intento terrorista de marcar la agenda política.

La dirección popular midió cada uno de sus pasos tras la acción etarra porque –según fuentes del PP– sabía que desde los satélites socialistas se buscaba el mínimo pretexto para acusarles de usar partidistamente el terrorismo. Y no es por eso casual que Rajoy remarcase en su declaración que los «culpables de este crimen son los terroristas». En relación a la negociación del comunicado conjunto de los partidos, el PP, a través de Zaplana, provocó la inclusión de la referencia a la «defensa de la libertad y de la derrota de ETA a través de la fuerza exclusiva del Estado de Derecho» –de manera implícita supone decir no a la negociación. También forzó que se eliminase el punto del borrador del PSOE que aludía a una participación masiva en las urnas, en línea con el lema electoral socialista.

Por la noche, Rajoy visitó la capilla ardiente con los restos del ex concejal asesinado por ETA. Allí coincidió con Rodríguez Zapatero y con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: