Los partidos que han fracasado : IU y ERC quieren crear un solo grupo parlamentario para evitar el Grupo Mixto

IU y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) quieren salir como sea del concurrido Grupo Mixto que va a formarse en el próximo Congreso de los Diputados. Saben que once diputados de siete formaciones a cual más dispar, y mezclados todos, no sólo les deja poco dinero para funcionar sino que los escasos tiempos de intervención en Pleno y debates de comisión acabaría por diluirles. En la Cámara Baja sería una novedad; no en el Senado, donde ambos, junto con el PSC, forman desde la pasada legislatura la «Entesa Catalana de Progrés», que el 9-M ha logrado 12 senadores.
Por ello, están estudiando traspasar la experiencia al Congreso, uniendo sus cinco diputados (IU dos, uno de ellos aliado con ICV, y ERC tres), para formar grupo parlamentario propio, esta vez sin el PSC, según reconoció ayer a ABC el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares. ERC «no lo descarta», según se admite desde la formación republicana que, inmersa como está en la crisis abierta tras los malos resultados electorales, mantiene una actitud de cautela hasta la formación de las nuevas Cámaras, el próximo uno de abril. «Ha sido una semana muy movida y no ha habido tiempo para hablar, pero no se puede descartar nada, es evidente que podemos hablar con calma», dijeron las fuentes consultadas.

Para formar grupo, IU y ERC necesitan que sus votos sumen el 5 por ciento del total emitido en España. Llamazares admite que no llegan a superar el 4,97, pero advierte que depende mucho de la disposición que tengan los grupos mayoritarios en la Mesa del Congreso. «Y no hay que olvidar que CiU y PNV no pueden formar grupo en el Senado sin nuestro apoyo a una decision de la Mesa de la Cámara Alta», advierte Llamazares.
En tono irónico, el líder de IU señaló a este periódico que «tanta transfusión de sangre» al PSOE tendrá que traer algo a cambio para su formación, en una clara alusiona la posibilidad última de que incluso el Grupo Socialista les «deje» diputados para formar grupo. No hay que olvidar que José Luis Rodríguez Zapatero quiere gobernar sin pactos con nadie y prevé seguir manteniendo relación con IU y ERC, aun cuando admite que ya no le pueden dar la mayoría absoluta para sacar adelante sus proyectos en las Cortes.
En caso de que ERC finalmente falle, IU no descarta tampoco buscarse otras combinaciones para crear grupo propio, como sumar sus dos diputados a los dos de Coalición Canaria y la diputada de Nafarroa Bai. Con el BNG -reconoce el líder de IU- es más difícil porque ese grupo no quiere acuerdos con «formaciones estatales».
«Todo antes que el Mixto»
Y en último caso -«todo antes que quedarnos en el Mixto», insiste Gaspar Llamazares-, siempre le queda la posibilidad de crear una agrupación parlamentaria, como hizo en 1986 el Partido Demócrata Popular (PDP) tras salirse de Coalición Popular con la que había concurrido a las elecciones. Este precedente se creó en la III Legislatur, cuando la coalición con la que la extinta Alianza Popular, el Partido Liberal de José Antonio Segurado y el Partido Demócrata Popular (PDP) de Oscar Alzaga saltó por los aires en medio de la legislatura.
El entonces presidente del Congreso, Félix Pons, y la mesa que controlaba el PSOE con su mayoría absoluta, aceptaron entonces que los 21 diputados democristianos de Alzaga y Javier Rupérez, entre otros, se constituyeran como una agrupación parlamentaria para no diluirse en el Mixto. Pons argumentaba en aquel año que era una «solución extraordinaria», pero Gaspar Llamazares piensa que el hecho creó jurisprudencia y ésta es aplicable 22 años después.
Lo cierto es que si en la legislatura pasada, con seis parlamentarios bien avenidos (Uxúe Barcos, José Antonio Labordeta de la Chunta Aragonesista, y Begoña Lasagabáster, junto a los dos parlamentarios del BNG) hubo también sus tensiones por los repartos de tiempos, el próximo Grupo Mixto promete emociones.
Rosa Díez con ERC
Ya no están ni Labordeta ni Lasagabáster, pero han entrado Rosa Díez, de UPyD, Coalición Canaria, ERC e IU. Rosa Díez no oculta que su estrategia es abiertamente antinacionalista con lo cual el choque con ERC, con Barkos (Na-Bai) e incluso con el diputado de Iniciativa per Catalunya, Joan Herrera, está asegurado desde el primer día. A modo de declaración de intenciones ya ha dicho que trabajará «para que los nacionalistas no boicoteen las políticas de Estado» e impulsará la reversión al Estado de las competencias autonómicas en educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: