Elena Valenciano dirigente del PSOE se mofa de las creencias de la Iglesia

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, se salió ayer del guión socialista de una tregua «de facto» con la Iglesia católica y sacó los pies del tiesto a cuenta de una sentencia de Monseñor Sebastián sobre la muerte de Jesús.
Sebastián se limitó a expresar su convicción de que la muerte de Jesucristo fue digna, y Valenciano se explayó de mala manera. «Estoy dispuesta a que renunciemos a los cuidados paliativos antes de morir con la condición de resucitar al tercer día. ¿Dónde hay que firmar?», ha escrito en su blog la dirigente socialista, en una evidente falta de respeto.

El arzobispo emérito de Pamplona, Fernando Sebastián Aguilar, había proclamado el Viernes Santo la muerte digna de Jesús en la cruz. En ese sentido, se refirió a la oposición de la Iglesia Católica a la eutanasia al defender que la muerte de Jesucristo en la cruz fue «absolutamente digna» a pesar de que «no tuvo cuidados paliativos».
Fernando Sebastián, encargado de pronunciar el tradicional «Sermón de las Siete Palabras» ante miles de personas congregadas en la plaza Mayor de la ciudad de Valladolid, habló sobre el modo en que los cristianos deben enfrentarse a la muerte: «Jesucristo miró a la muerte cara a cara, con confianza, la aceptó con amor y la vivió descansando en los brazos del Padre Celestial». «¿Alguien puede decir que la de Jesús no fue una muerte digna?», interpeló el arzobispo emérito, quien animó a los hombres a acercarse a Dios para «encontrar dignidad» con que afrontar la muerte.
Sebastián criticó también a los «sabios falsos y pretenciosos» que defienden el laicismo porque, en su opinión, «no sabemos lo que hacemos cuando nos apartamos de Dios». Tuvo también palabras a favor de la libertad en un mundo «no sólo plural sino confuso y contradictorio» en el que «unos saben ver lo bueno y otros sólo ven lo malo, para su desesperación», y advirtió de los riesgos que entraña una «sociedad hierática e inhumana que nos quieren hacer ver».
«Sin miedo de nada ni nadie»
Por último, el arzobispo emérito de Pamplona recordó que «la fe cristiana no es enemiga de la convivencia» y pidió a los fieles que no tengan «miedo de nada ni de nadie» porque los miembros de la Iglesia Católica no necesitan «privilegios ni protecciones de nadie» al contar con Cristo como su «protector».
En esa línea, pero con un horizonte más amplio, trazó su homilía dos días después, el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares: «La batalla por la vida es dura en este momento, pero aun se prevé que sea más dura los años sucesivos con normativas o formas de actuar que favorecen el aborto, la eutanasia y la investigación con embriones», recordaba el arzobispo ante la nueva legislatura.
Durante la homilía de la eucaristía del Domingo de Resurrección en la catedral de Toledo. el cardenal Cañizares explicó también que los cristianos están «urgidos a colaborar en la defensa y proclamación del bien del conjunto de los ciudadanos, respetando los derechos humanos fundamentales, no creados por nosotros».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: