Acosada en el aeropuerto por llevar unos piercing en los pechos

EN UN AEROPUERTO DE EEUU

Mandi Hamlin vivió el pasado 24 de febrero una de las peores experiencias de su vida. Cuando iba a coger un vuelo, varios miembros de la Agencia de Seguridad y Transporte (TSA, por su siglas en inglés) le obligaron a quitarse los anillos con unas tenazas, después de mostrar sus pechos y mientras los agentes se reían de ella.

“No deseo esta experiencia a nadie”, dijo Mandi en una rueda de prensa. “Mi experiencia con la TSA fue una pesadilla que tuve que aguantar. Nadie merece ser tratado de esa manera”.

Según informa la CNN, la mujer, de 37 años, trataba de coger un vuelo desde la ciudad de Lubbock a Dallas cuando una agente de la TSA le ordenó detenerse para ser explorada después de pasar sin problemas por un detector metálico más grande.

La agente usó un detector individual que emitió una señal sonora cuando pasó delante del pecho de Mandi. Tras explorarla, Mandi le explicó que tenía dos piercing en los pezones y la agente llamó a dos compañeros suyos que le dijeron que tenía que quitárselos si quería coger el avión.

Sin embargo, la pasajera les explicó que no podía quitárselos y preguntó si podía mostrar a la agente femenina en privado que verdaderamente eran unos anillos y no algo peligroso.

Mandi fue trasladada a una sala con todos los agentes, donde detrás de una cortinilla intentó quitárselos. Lo consiguió con el primero, pero el segundo fue imposible por lo que volvió a pedir que la dejaran marchar. De nuevo recibió una negativa, por lo que solicitó a los oficiales unas tenazas.

La mujer mostró a la prensa la angustia que tuvo que pasar para quitarse el anillo con la ayuda de un maniquí. Además, Mandi explicó que mientras estaba detrás de la cortinilla oía como los agentes se burlaban de ella y se reían.

Según ha explicado su abogado, en ocasiones los piercing pueden encallarse en la piel de ahí “el dolor” que sintió Mandi cuando intentó quitárselos.

Por su parte, la TSA ha abierto una investigación sobre lo sucedido, aunque asegura que sus agentes “están entrenados para que en situaciones como estas la integridad del pasajero no sea vulnerada”.

En su página web la agencia advierte de que en el caso de llevar piercing y ser detectado antes de coger el vuelo, los pasajeros tienen derecho a exigir un lugar privado para poder quitárselos.

Mandi ha presentado una denuncia y exige una disculpa por parte de la TSA por el acoso a la que se vio sometida y la vulneración de sus derechos. Mi cliente fue públicamente humillada y ha “sufrido un enorme dolor físico para ponerle de nuevo los anillos”, a causa de que el tejido ya ha cicatrizado, dijo su abogado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: