IV. GRUPO Z

– Si estamos de acuerdo que nadie te pagará esta campaña contra el Grupo Z que además apenas si te oye el cuello de tu camisa, ¿qué pretendes?

Me lo pregunta un abogado que me conoce de no menos cuarenta años, y sin dudarlo le contesto.

– Muy sencillo, el mismo número de páginas que me dedicaron, Xavier Vidal-Folch y su director Antonio Franco Estadella, y dado que han capitalizado tan bien sus artículos, que lo amplifiquen desde sus destinos actuales, la Televisión “B” del Ayuntamiento, y el País, contando con pelos y señales que sabían de primera mano sobre el caso CONSORCIO DE LA ZONA FRANCA, o si no sabían más que lo tomado al dictado de los DE LA ROSA, PIQUÉ VIDAL, PASCUAL ESTEVILL, o SERRA Y MARAGALL, les indicaré el Registro Mercantil para cerciorarse de mis cargos y negocios, o el sumario del que se deduce sin género de dudas quien y cómo se llevaron los DIEZ MIL MILLONES.

– Eso, además de una tontería, es imposible. Pretendes un reconocimiento y reivindicación pública imposible práctica y legalmente.

– Pues por el momento no entro en la serie de artículos de la desaparecida MAGAZINE, editada por un ex socio de Asensio, José Hilario Font, y con colaboradores intercambiables, relacionado después con La Vanguardia, o que a la campaña se añada el que la inició José Martí Gómez, jubilado de la Vanguardia pero que sigue colaborando. Y si viviera Antonio Asensio lo convertiría en posible si además le sacaba los miles de millones que piden por la venta de su Grupo… recuerdo que intervino en mi primera novela, un relato con nombres supuestos de 1993-4, donde yo pretendía lo mismo que ahora…y ayudó a distribuirla…y a destruirla cuando hubo pactado con De la Rosa que le debía doscientos millones. Los tiempos habían cambiado, y Javier se dedicaba a sacar dinero a quienes había ayudado, o que quizá le chantajearon muy conocedores de lo sucedido en el Consorcio entre padre e hijo.

– ¿Estás diciendo que Antonio Asensio…chantajeó?

– No, no…es un decir… pura especulación…me refiero a los otros…

Me callé. Mi “amigo” era muy capaz de grabar la conversación, y ya suficiente material he soltado para que me lleven al Juzgado por lo del Honor, del que ninguno de los citados consume y gasta.
Rafael del Barco Carreras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: