Normas bancarias para el engaño subprime

¿Qué pasa cuando la picaresca se instala entre los brokers norteamericanos? Que se puede producir una profunda crisis del mercado de crédito como la que ha desencadenado la delicada situación por la que atraviesan los mercados financieros. Visto así parece una afirmación muy frívola ya que, por supuesto, son otros muchos los factores de calado que han provocado el escenario económico que se vive en estos momentos. Sin embargo, no es menos frívolo el informe que ha aparecido en la prensa de Estados Unidos con el membrete de JPMorgan Chase y en el que se da un cursillo avanzado para conseguir ‘colar’ préstamos de alto riesgo.

Por supuesto que no se trata de una memoria oficial del segundo banco de inversión de Estados Unidos, sino de un escrito de un empleado avispado, que hizo circular una serie de consejos prácticos entre sus compañeros. No obstante, sirve para entender cómo se ha llegado al ‘subprime crunch’.

La guía aporta tres “pasos útiles” a seguir para conseguir el visto bueno para una solicitud de préstamo. En primer lugar, “jamás detallar los ingresos del solicitante en salario base, comisiones, bonus y demás compensaciones como se debe hacer en una típica aplicación de crédito. En lugar de esto, agrupar todas las compensaciones como si el total fuera la renta del cliente”.

Segundo, “si tu prestatario está recibiendo algunos o todos los pagos a cuenta de un tercero, no reveles nada sobre ello”. Finalmente, “si todo lo anterior falla, simplemente hincha la renta del solicitante hasta los 500 dólares para ver si consigues el objetivo”, asegura el documento, “y haz lo mismo con sus activos”.

JPMorgan reconoce la existencia del documento

Visto lo visto, no es de extrañar que la crisis de las hipotecas basura se haya extendido como la pólvora. En este sentido, Tom Kelly, portavoz del banco, confirmó que el “Cheats & Tricks” –como se llama la memoria- fue enviado por correo electrónico desde Chase, aunque puntualizó que no refleja la política corporativa de la entidad. “Esta no es la manera en la que hacemos las cosas” afirmó. “Continuaremos investigando; este tipo de documentos no se pueden tolerar”.

Y es que el informe salió del mail de una empleada de JPMorgan Chase, Tammy Lish, que se defendió insistiendo en que ella no lo había escrito. “Me lo envió otra persona de otra oficina con otros tantos documentos” dijo a la prensa.

En cualquier caso es indiferente quién lo escribiera o quien lo enviara. Ni siquiera es relevante que no se trate de un documento oficial de Chase, como asegura Kelly. Lo verdaderamente serio del asunto es que refleja una realidad que ha provocado que en todo Occidente se hable de un año a esta parte de la crisis de las hipotecas basura. Y no es para menos.

La casualidad –un mail que ha llegado hasta las redacciones de los periódicos- ha hecho que exista una prueba escrita del modus operandi de muchos gestores, que han conseguido colocar en el mercado préstamos de alto riesgo como si fueran productos de calidad. Lo que en principio era un episodio más en el gran libro de la picaresca ha estallado cuando el precio de la vivienda ha caído y lo que se debe es más que el valor de lo hipotecado.

El subprime ha hecho estragos en el sector financiero. Son muchos los damnificados por este tipo de créditos. UBS, Merrill Lynch, BNP o el propio JP Morgan fueron los primeros en caer desde que en agosto del año pasado saltaran todas las alarmas. El último episodio sonado del tsunami del crédito ha sido el colapso de Bear Stearns el pasado 14 de marzo y su compra a precio de saldo por JPMorgan y lo que falta aún por ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: