Recompensan con tres millones de dólares al informante que permitió localizar a Raúl Reyes

El gobierno colombiano otorgará una recompensa de 2,74 millones de dólares a la persona que en marzo informó sobre la ubicación del campamento de las FARC en Ecuador, donde se encontraba el número dos de la banda narcoterrorista, Raúl Reyes.
“El informante recibirá 5.000 millones de pesos colombianos por haber colaborado con las autoridades. Gracias a la información que entregó y al trabajo de inteligencia y operativo realizado por la fuerza pública esta operación fue un éxito”, ha informado el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

El informante se mandará al extranjero para resguardarlo de los narcoterroristas de FARC, ya que tienen por costumbre matar a los “traidores”.

“Desde el instante en que esta persona decidió colaborar, él y su familia han recibido protección del Estado. En los próximos días saldrán de Colombia a disfrutar de una nueva vida. Este caso comprueba una vez más que la política de recompensas es muy efectiva”, ha añadido Santos.

Al mismo tiempo, en Ecuador, el presidente Rafael Correa informó de que su gobierno está analizando la posibilidad de elevar cargos contra Colombia ante cortes internacionales, alegando violación de la soberanía ecuatoriana y asesinato de un ciudadano ecuatoriano.

La situación colombiana también ocupa la atención de otras naciones, principalmente Francia. El gobierno de Nicolas Sarkozy envió una misión de médicos a Bogotá con la esperanza de poder atender a Ingrid Betancourt, ex candidata presidencial de Colombia.

Betancourt es uno de los rehenes que las FARC buscan canjear por guerrilleros en prisión. Por su parte, el gobierno francés ha prometido mantener el equipo de médicos en Colombia hasta que Betancourt sea tratada o liberada.

El marido de Betancourt, Juan Carlos Lecompte, admitió que no ha habido ningún contacto de los rebeldes, quienes insisten en que no habrá más liberaciones hasta que el gobierno haga concesiones.

La incursión militar de Colombia en territorio ecuatoriano el 1 de marzo pasado produjo la muerte del narcoterrorista de las FARC, Raúl Reyes, de un ecuatoriano y de al menos 18 personas más, entre ellas cinco ciudadanos mexicanos. Esta acción dañó seriamente las relaciones entre Ecuador y Colombia.

El ataque parece haber coartado las posibilidades de liberaciones futuras de rehenes de las FARC, a los que la guerrilla pretende intercambiar por cientos de sus compañeros en prisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: