Un empresario catalán financió a Severo Moto el envío de armas a Guinea

El opositor Severo Moto está ya en la cárcel por un supuesto delito de tráfico de armas de guerra con destino a Guinea Ecuatorial. En la ejecución del plan, contó con la ayuda del empresario tarraconense Francisco Javier Roselló Sumoy. Éste, a cambio de recibir «un trato de favor en explotaciones empresariales en caso de que llegara al poder» Moto, financió el envío de las armas que iban a ser utilizadas para un golpe de Estado contra Obiang. Un fusil Cetme y otro Mauser, así como una pistola Colt y diferente munición, fueron interceptadas en un coche en la madrugada del pasado día 5 en el puerto de Sagunto.

Según el auto de prisión dictado por el juez Fernando Andreu, Moto era el «verdadero impulsor» de la operación de tráfico de armas. Para ello, el líder del Partido del Progreso, además de contar con la ayuda financiera y logística del empresario, tuvo el apoyo operativo de Antonio María Nogués Moragas (hombre de confianza de Roselló) y de Damián Motu Ngema, quien conjuga la condición de «lugarteniente» de Moto con la de familiar de Obiang y la de ex alto cargo en el Ejército guineano.
Las investigaciones comenzaron en julio de 2006. Así, los seguimientos llevaron a los policías a localizar en el puerto de Sagunto un «Honda» que al día siguiente, como carga, iba a ser embarcado en un mercante por la compañía Best Cargo Service, SL con destino a Malabo. El contrato del transporte lo realizó Motu y todos los datos indicaban que en el turismo se ocultaban las armas, de cuya adquisición se había encargado también el «lugarteniente» de Moto.
Sobre el origen de las armas, el auto de prisión no indica nada; sin embargo, sobre el turismo señala que los implicados lo adquirieron a través de un andorrano, que lo habría desplazado a Cataluña, en donde lo mantuvieron escondido hasta lograr adquirir los fusiles y la pistola. El turismo fue trasladado desde Riudoms (Tarragona) hasta Sagunto. Nogués había sido la persona encargada por Moto para trasladarlo, a bordo de una grúa, desde la mencionada localidad catalana hasta Sagunto. El dinero para la operación lo dio el empresario Roselló, a quien Moto había prometido un trato de favor en el caso de que triunfara su golpe de Estado.
Para el juez, de las conversaciones intervenidas se desprende que Moto no sólo era conocedor de la compra y envío de armas, sino que coordinaba y daba instrucciones a los demás implicados a fin de realizar dicho tráfico. En esos contactos, un imputado le señala como «máximo responsable».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: