Esperanza Aguirre se muestra «sorprendida» por la «virulencia» de Rajoy en el acto de Elche

El ambiente en el Partido Popular se enrarece un poco más cada día que pasa, y todavía quedan dos meses para el XVI Congreso Nacional. Las palabras del único candidato que hay por ahora, Mariano Rajoy, en Elche, el sábado pasado, han caído como una auténtica bomba en el PP de Madrid. El presidente nacional de los populares animó a marcharse «al partido liberal o al conservador» a quien quiera irse, y lo dijo pocos días después de que Esperanza Aguirre hiciera una exhibición de sus principios liberales en el Foro ABC, y pidiera a su partido un debate de ideas ante el cónclave que va a celebrar.

En el PP de Madrid no se esperaban el golpe en la mesa que dio Rajoy en Elche, en un acto político con apoderados e interventores del partido. Cuando se supo lo que dijo -«Me presento como candidato porque me lo han pedido muchísimos compañeros, a mí no me lo ha pedido ningún periódico ni ninguna radio», entre otras cosas-, el equipo más cercano de Esperanza Aguirre se quedó «perplejo y molesto», según comentaron a ABC fuentes de la dirección regional del PP de Madrid.
En concreto, Aguirre está «sorprendida» de la «virulencia» con que se empleó el presidente del PP en su discurso al hablar de la situación interna del partido. «No está enfadada, pero sí sorprendida», precisaron las mismas fuentes.
«Ha sido muy injusto»
A los populares madrileños les dolió especialmente que Rajoy se refiriera de forma despectiva -tal y como lo entienden ellos- a Madrid, cuando afirmó: «Creo en Madrid, pero no se pueden confundir 25 personas de Madrid con España, porque España es algo mucho más grande y mucho más importantes». Los populares madrileños se dieron por aludidos. En las dos últimas semanas, tanto los consejeros como diputados del Grupo Popular de la Asamblea de Madrid han expresado su apoyo a Esperanza Aguirre ante la posibilidad de que finalmente acabe presentando una candidatura alternativa a la de Rajoy en el congreso nacional de junio.
«Es muy injusto que se refiera de esa manera a Madrid, cuando Esperanza Aguirre se ha volcado en la campaña electoral para apoyar a Mariano en todo momento», opinan en la dirección del PP madrileño. Recuerdan que Aguirre ha participado en 38 mítines desde principios de año por toda España, allí donde la han llamado, para apoyar a Rajoy en las elecciones generales, y el PP logró en Madrid 18 diputados y 1.723.000 votos. «No se puede hablar de 25 doctrinarios de Madrid, Rajoy es injusto con Esperanza Aguirre y con el partido», añadieron. El presidente del PP también había dicho que «el Partido Popular es moderado, abierto e integrador, y no un partido de doctrinarios».
Desde luego éste no era el debate que querían y buscaban ni unos ni otros. El PP madrileño está dispuesto a «no echar más leña al fuego», pero se espera una respuesta de Aguirre a Rajoy, que puede darse hoy mismo. La presidenta de la Comunidad de Madrid se reúne en la Puerta del Sol con el jefe del Ejecutivo autonómico valenciano, Francisco Camps, para abordar asuntos comunes relacionados con infraestructuras (como el AVE) e inversiones, pero «dedicarán una parte a hablar del partido, como es lógico».
Lo que espera el PP madrileño es que los «barones» del partido se pronuncien sobre lo dicho por Rajoy, en concreto por su invitación a «marcharse al partido liberal o conservador a quien quiera irse». «Es un buen día para que Camps -que ha apoyado públicamente la candidatura de Rajoy- explique si está de acuerdo con que se vaya del partido quien piensa de manera diferente».
«No es tolerable la presión»
El entorno de Mariano Rajoy tampoco se arredró ayer y se mostró «satisfecho» por el «golpe de autoridad» del presidente popular en Elche y la «contundencia» de su discurso, en el que demostró que no rehúye el debate de ideas en el partido. El mensaje de la dirección nacional ayer era muy claro: «Mariano Rajoy garantiza la independencia del partido ante los medios externos. No es tolerable que la presión de esos medios marque la agenda del partido y del congreso».
El diputado del PP por Valencia Esteban González Pons salió en defensa de Rajoy. En declaraciones a Ep, pidió no prestar oídos a los que quieren «separar a los militantes del PP entre buenos y malos, en listos o en mediocres, en fuertes o en débiles». «Rajoy es la persona que puede mantenernos a todos unidos», añadió.
Uno de los históricos del PP, Jaime Mayor Oreja, trató de poner un poco de orden en el debate. El eurodiputado señaló, en declaraciones a la Cope, que éste «es el momento más difícil y crítico del PP desde que arrancó su refundación», y se mostró preocupado porque están «desenfocando lo que realmente necesita» el partido. «Estamos haciendo lo que no debemos», advirtió.
Mientras tanto, los cuchillos seguían volando ayer. Ahora es el PP de Oviedo el que arremete contra Francisco Álvarez Cascos, que está teniendo un protagonismo especial en el debate interno previo al congreso. «Empezamos a estar hartos de esta actitud soberbia y de que practique la política de tierra quemada con su propio partido», dice el secretario del PP de Oviedo, Agustín Iglesias Caunedo, en una entrevista en «La Nueva España». Cascos había criticado la situación del partido en Asturias, y como ahora hay barra libre en el PP, ahí tiene la respuesta: «Es cómodo hostigar y criticar desde la barrera a quienes están en el ruedo. Cómodo, pero carente de legitimidad», dijo Caunedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: