No quieren la paz, sino aniquilar Israel

La esquizofrenia árabe-palestina

Ya antes de que los judíos pudieran ser nuevamente libres en 1948 en su tierra ancestral, Eretz Israel, la Tierra Santa y cuna del pueblo judío, los árabes organizaban disturbios y asesinatos contra los judíos que vivían en Tierra Santa, judíos que llevaban viviendo interrumpidamente desde hacia más de 3.700 años. En el siglo XX, durante la 1ª Guerra Mundial (1914-1918) los turcos decretaron la expulsión de judíos que vivían en Palestina. (1)

La administración británica de 1917 y el Mandato Británico (19122-1948) limitaron la emigración judía a Palestina, y las cuotas fueron muy polémicas, particularmente durante los últimos años del mandato británico. Durante el periodo de existencia de los campos de concentración y exterminio nazis en Europa, los británicos no dejaron a los judíos llegar a Palestina, a pesar de que eso conllevaba la muerte en territorio nazi.

Pero los británicos no sólo no prohibieron la inmigración árabe, sino que la alentaron. En 1930, la Comisión Hope Simpson enviada desde Londres para investigar los motines árabes contra los judíos, dijo que la práctica de ignorar la inmigración árabe, ilegal e incontrolada, desde Egipto, Transjordania y Siria tenía el efecto de desplazar a los posibles inmigrantes judíos, lo cual servía de garantía a los países árabes de que tendrían una cuña en una tierras que posiblemente podría independizarse.

Era la misma táctica que los británicos anglicanos y protestantes habían empleado en el norte de la isla de Irlanda, y actualmente realizan los chinos en el Tibet.

Los árabes liderados por sus elites religiosas se opusieron al establecimiento de los judíos que retornaban a su patria milenaria, y colaboraron con los nazis, como el caso más notorio, de Amin Al-Hussseini (2), el Mufti de Jerusalem que participó activamente en la 2ª Guerra Mundial y creó en 1943 la División Handzar de la SS con soldados bosnio-musulmanes.

En el Holocausto el pueblo judío perdió más de seis millones de judíos, que fueron exterminados por el régimen nazi alemán, por el mero hecho de ser judíos. Esto representó la perdida de más de un tercio del total del pueblo judío y la mitad de los judíos europeos.

1948: todos contra Israel

El 14 de mayo de 1948, día que expiraba el Mandato Británico sobre Palestina, el Estado de Israel fue proclamado en el terreno otorgado por las Naciones Unidas, y la primera ley que promulgaron los judíos libres en su tierra fue abolir las leyes anti-emigratorias británicas que impedían desde hacía décadas la entrada legal de judíos de la Diáspora en Palestina.

Los cinco países árabes vecinos de Israel y la Liga Árabe declararon la guerra contra el naciente Estado judío y trataron de invadirlo. La Liga Árabe y los líderes de los países árabes pidieron a los árabes que vivían en Palestina que volvieran a sus países, para “dejar el campo de batalla libre para poder exterminar a los judíos”. Muchos de de estos árabes se fueron con la promesas de la Liga Árabe de que podrían volver, pero a una tierra “judenrein” limpia de judíos.

Los países árabes no aceptaron la creación del Estado de Israel, ni aún en la minúscula parte de lo que las Naciones Unidas daba a los judíos. La Liga Árabe había proclamado meses antes que Israel sería borrado del mapa y los judíos echados al mar.

Las Naciones Unidas, que habían reconocido la independencia de Israel y conocían la extenuación del pueblo judío y el deseo manifiesto y explicito de los árabes y de la Liga Árabe de destruir el naciente estado, no hicieron nada para defender a Israel.

La ONU abandonó a su suerte al pequeño estado judío, como años antes la Sociedad de Naciones (1919-1946) abandonó a los judíos a la suerte del nazismo, pero Israel, que definitivamente se jugaba su supervivencia logró vencer a los más poderosos estados árabes.

Los árabes mantuvieron una guerra intermitente contra Israel durante más de 15 meses seguidos, pero Israel pudo recuperar un 26% de terreno del antiguo mandato. Transjordania, denominada a partir de 1950 Jordania, ocupó las tierras judías de Judea y Samaria, (Cisjordania) y Egipto ocupó la franja de Gaza.

Los árabes que vivían en Israel, oriundos y procedentes de Irak, Siria, Egipto y Jordania fueron a las tierras de sus abuelos y padres, pero los gobiernos de estos países los recluyeron en campos de refugiados, como posterior moneda de cambio para debilitar a Israel en futuras negociaciones, por si fracasaban las sucesivas invasiones militares que pensaban llevar a cabo contra el estado judío.
.
Sin el movimiento de emancipación nacional judío, pueblo cuatrimilenario, y sin su voluntad de querer recuperar su propio estado en su propia tierra, Israel, los árabes que ahora todo el mundo conoce como “palestinos” serían –lo que son, árabes sirios, jordanos y egipcios- árabes de la provincia meridional y poniente de Siria, de la Gran Siria, y los “palestinos” vivirían en una provincia siria. Siria que todavía hoy día no reconoce al Líbano como estado soberano e independiente.

El inicio de la recuperación de las tierras judías, se dio el 14 de mayo de 1948, el día de la Independencia de Israel, y al cabo de pocas horas de ser proclamado independiente fue atacado por los árabes de los países vecinos y la Liga Árabe. No pudieron destruirle, tal como habían amenazado.

Israel, a pesar de las elevadas bajas, pudo recuperar más tierras.

El nombre de Palestina (3) fue utilizado por primera vez el año 135 de la era actual por el emperador romano Adriano, que no contento de erradicar la presencia judía en Judea (una presencia que duraba entonces más de 1000 años), no contento con haber sido destruido su Templo -año 68 de la era actual, por Tito-, no contento de haber prohibido el acceso al país a los últimos judíos, se persuadió de que le faltaba aniquilar todo trazo de civilización judía en el país cambiándole el nombre y aprovechando un nombre derivado de los Filisteos. Los Filisteos eran aquel pueblo, al cual pertenecía Goliat y que los hebreos consiguieron vencer muchos -12- siglos antes.

Los árabes que vivían en Palestina y que huyeron de las guerras que sus ejércitos desencadenaban contra Israel, volvieron a sus países y a los de sus padres y abuelos, Jordania, Siria y Egipto, y no fueron integrados en estos, sino que fueron recluidos en campos de refugiados con la esperanza de poder llevarlos de nuevo a “la provincia meridional y occidental de la Gran Siria (Israel), pero sin judíos que serían totalmente aniquilados”, tal como decían sus propagandistas y líderes.

Los países árabes expulsaron a sus judíos, que llevaban viviendo en ellos ya antes del establecimiento del Islam, y muchos de estos fueron a Israel que los integró y les dio ciudadanía israelí.

Argelia expulsó a más de 140.000 judíos, Egipto a más de 89.500, Irak a más de 140.000, Líbano a más de 5.000, Libia a más de 38.000, Marruecos a más de 280.000, Siria a más de 35.000, Túnez a más de 130.00, Yemen y Adén a más de 60.000.

Israel no instaló a los judíos expulsados del mundo árabe en campos de refugiados, sino que fueron aceptados como ciudadanos con todos los derechos y obligaciones.
Pero los países árabes aún teniendo una superficie 500 veces mayor que la de Israel no sólo no integró a sus árabes sino que los internó en campos de refugiados, sin derecho de ciudadanía, a pesar de que procedían de dichos países árabes.

1967. la Guerra de los seis días

En 1967 la coalición árabe formada por Egipto, Jordania, Irak, Siria, y la Liga Árabe exigió a la ONU de que retirase de forma casi inmediata sus fuerzas de interposición en el Sinaí y rápidamente sus tropas bloquearon el estrecho de Tirán, contraviniendo todos los tratados internacionales. Ante la inminencia del ataque, Israel lanzó un ataque preventivo y al finalizar la Guerra de los Seis Días, del 5 al 10 de junio de 1967, Israel recuperó Jerusalem Este, Gaza y Judea-Samaria (Cisjordania).

Los árabes que vivían en Gaza eran egipcios y los árabes que vivían en Judea-Samaria, jordanos. Gaza estaba ocupada por Egipto hasta la Guerra de los Seis Días, así como Judea-Samaria lo estaba por Jordania. Nunca los árabes que vivían en las tierras de Israel habían oído hablar del nombre de Palestina, dado por los británicos, recordando el nombre que le había impuesto el emperador Adriano en 135 d.C.

Los árabes continuaron lanzando ofensivas bélicas contra Israel desde su Independencia, y en cada nueva guerra, Israel recuperaba parte de su territorio. Empleaban la vieja táctica del caballo de Troya. Atacarán desde el exterior a Israel y desde el interior le crearán un frente quintacolunmnista (4).

Pero súbitamente, los árabes-egipcios que vivían en Gaza y los árabe-jordanos que vivían en Judea-Samaria (Cisjordania) se transmutaron en independentistas y adoptaron el nombre de “palestinos”. Hasta la Guerra de los Seis Días nunca habían empleado ese nombre ni habían pedido la independencia de Egipto y de Jordania, respectivamente.

Estos árabes, ahora “palestinos” nunca antes quisieron formar un país independiente y siempre se habían considerado de ser la provincia sureña de Bilad ash-Sham (la Gran Siria). Se nombraron a si mismo con el apodo de palestinos. Los filistim –palabra que en hebreo significa “invasores” procedían del Egeo, eran los cretenses que invadieron las costas de Israel y los israelitas de los tiempos del rey David les llamaron filistim, invasores. Lo único en común entre los filistim y los palestinos es el significado etimológico de la palabra: invasores.

El nombre de “palestinos” surgió en el año 1964, cuando el Comité Mayor Árabe pidió a la Liga Árabe a favor de Palestina se le otorgase la formación de una Organización de Liberación de Palestina (OLP). Acerca de esto escribió el semanario egipcio El Mussawar (5):

“Una nación palestina es el resultado del avance de una planificación, ya que el mundo difícilmente aceptaría una guerra de cien millones de árabes contra una pequeña nación israelí”.

En 1967 se consolidaron las palabras Palestina y palestinos referentes a los árabes invasores de Tierra Santa. Se consolidaron las palabras, no el pueblo, pues una palabra no hace un pueblo ni una historia.

Israel no expulso a los árabes. Los vecinos árabes pidieron a los árabes que vivían en Israel que abandonasen temporalmente Israel, para poder tener mayor capacidad de maniobra bélica con el fin de destruir Israel. Los que se quedaron en Israel son los árabes de Israel que gozan de los mismos derechos que los judíos, pero no tienen la obligación de realizar el servicio militar para no tener que enfrentarse a sus hermanos árabes. Los que se fueron de Israel son los “refugiados”.

Los israelíes judíos integraron totalmente a los judíos del mundo árabe que fueron expulsados por los musulmanes; justo lo contrario aconteció y acontece en el lado árabe-musulmán. Ningún país árabe ha querido integrar a sus hermanos árabes-palestinos, los han hacinado en campos de refugiados, que son mantenidos y subvencionados económicamente por las Naciones Unidas, y son la carne de cañón de los árabes contra Israel.

Golda Meir dijo que: “El periodo de tiempo desde nuestra independencia, ha sido el primero en muchos, muchos siglos, en que las palabras “refugiado judío” no han sido pronunciadas. Esto es, por que el Estado Judío está dispuesto a recibir a cualquier judío: competente o no, viejo o no, enfermo o no. Nos da exactamente igual”.

Desde entonces, los árabes sólo han educado en el resentimiento y el odio hacia los judíos, hacia los israelíes. Han culpabilizado al judío y a la nación judía de todo su fracaso, subdesarrollo. El pueblo judío pasará a ser el chivo en el mundo árabe y/o musulmán, como lo había sido en Europa, de todas las frustraciones y de todos los totalitarismos.

La educación del odio a la alteridad se cobra vidas humanas, no sólo la de sus víctimas, los israelíes, sino también la de los mismos árabes-palestinos educados en el odio y en el amor a la muerte. A los niños árabe-palestinos se les inculca que la aspiración más alta para ellos es la muerte por la causa de Allá. (6)

El odio como inspiración

Hassan Nasralláh, el líder espiritual y militar del movimiento islamonazi chiíta libanés alentando a “los amantes de la muerte del partido de Alá” les inculca que:

“La debilidad de la entidad sionista es su fuerte adhesión a este mundo, mientras que nuestra fuerza es la voluntad de sacrificar nuestra sangre y nuestros hijos…” (7)

Haniye, el primer ministro árabe-“palestino”, de Hamas que ganó las elecciones palestinas, dijo que “el pueblo palestino es el futuro de la nación musulmana y representa al mundo islámico”.

El odio anti-Israel es el motor vrtebrador nacional y factor de cohesión de los árabes-palestinos. Al no tener identidad propia ni historia como nación, tienen que buscar su identidad en la permanente oposición al israelí y a lo judío. Sin lo israelí y lo judío, el “palestino” dejaría de existir. No tiene más soporte que el rechazo a lo judío.

Golda Meir, la Premier de Israel, dijo después de haber ganado guerras que:

«No nos gustan las guerras, incluso cuando las ganamos».

«No nos regocijamos con las guerras. Nos regocijamos cuando desarrollamos un nuevo tipo de algodón, o cuando las fresas florecen en Israel».

«No podrá haber tranquilidad de un lado de la frontera, y bombardeos del otro lado. Si no tendremos paz en ambos lados, también habrá problemas en ambos».

Amar la paz no significa dejarse matar en nombre de la paz, sino vivir para ella, y si el enemigo quiere destruirte, se tiene la obligación de defenderse. Si no hay vida, no hay paz.

Para los nacionalistas panarabes y para los islamistas, la mera existencia de Israel es un insulto. Lo que molesta totalmente al mundo árabe-musulmán no es como es Israel, democracia, (la única democracia en Oriente medio), vanguardia en el desarrollo de la ciencia, tecnología, del arte, pensamiento. Lo que realmente molesta es que Israel existe, que Israel es.

Israel que no posee reservas de petróleo ni riquezas naturales, ni suficiente agua, y el territorio ha sido un desierto posee el más valioso de los tesoros: su población, con iniciativa, capacidad crítica, inteligencia, voluntad, disciplina de estudio y de trabajo, con voluntad de superación y mejoramiento, interés por la ciencia, la cultura, las artes, el respeto por las minorías, el amor a la vida y valores democráticos plenos. No en vano más de un tercio de los premios Nobel son judíos, y de los cuatro mayores pensadores de los siglos XIX y XX: Marx, Freud, Einstein y Nietzsche, excepto el último, los tres primeros son judíos.

Los árabes y/o musulmanes que detentan dos terceras partes de las reservas de petróleo y gas, sangre de la economía occidental, no han sabido sacar provecho de ello para modernizar sus sociedades, educarlas, alfabetizarlas –poseen elevados índices de analfabetismo-. El dinero se gasta en mantener las madrassas, focos de adoctrinamiento en el odio contra Occidente y amor al terrorismo, y en el lujo y la ostentación de las clases adineradas.

Los petrodólares no han servido para disminuir los elevados índices de insolidaridad, corrupción, analfabetismo, incultura e hipermachismo del mundo árabe. En todo el mundo árabe se han traducido menos libros en los últimos 50 años que los que se publican en España en un solo año.

Los líderes árabes sólo pueden presentar a sus pueblos un gran fracaso nacional, aderezado por una rica y abundante corrupción y la corrupción de la riqueza, riqueza que no ha sido generada por el trabajo, inteligencia y esfuerzo, sino por detentar pozos de petróleo.

Todo este fracaso es canalizado por las elites árabes y/o musulmanas en odio a Israel y se encarna en las guerras sucesivas contra el judío de los países, Israel; en el apoyo explícito e implícito del mundo árabe y/o musulmán con el terrorismo anti-israelí, y en el obsesivo antisionismo por los dirigentes islamistas, tanto de Arabia Saudita, como el de Irán. Se emplea el discurso anti-Israel como chivo expiatorio de todos los fracasos del mundo árabe y/o del Islam.

Dirigentes palestinos, entre el nacionalismo y el islamismo

Los dirigentes palestinos se mueven entre las coordenadas nazional-panarabistas-, anteriormente de mayor relevancia, por la enorme influencia nazi alemana, y las islamistas, actualmente de mayor relevancia por el triunfo islamista en Irán y otros países del mundo del Islam. Ambos sectores predican la destrucción de Israel.

Emplean el terrorismo para destruir a Israel. Orientan todos los recursos humanos hacía la aniquilación de Israel. Los discursos de los líderes de ambos sectores, y el adoctrinamiento de la población árabe-palestina están dirigidos hacia el objetivo de la eliminación de Israel. Como decía muy acertadamente Golda Meir, no habrá paz hasta que los árabes amen más a sus hijos que lo que odian a los judíos.

Abu Mazen (Mahmud Abás) que publicó en 1982, cuando era Secretario del Comité Ejecutivo de la organización terrorista OLP, una tesis doctoral, en la que establecía “los lazos secretos entre el movimiento sionista y el movimiento nazi”, y que es el actual presidente de la Autoridad Palestina, manifiesta ante la opinión pública mundial que quiere negociar con Israel y que acepta la idea de dos estados, uno para el pueblo judío y otro para la comunidad árabe-palestina. (8)

Mientras parlotea con el actual primer ministro israelí, Ehud Ólmert, los terroristas de las Brigadas Al-Aqsa, de Al-Fataj y que obedecen a Abu Mazen (Mahmud Abás) cometen atentados contra ciudadanos israelíes, como el ametrallamiento de viajeros israelíes que se desplazan en coche, el reciente acuchillamiento de un rabino en la Puerta de Damasco y manifestar que “gracias a Alá nuestros luchadores, que están esparcidos en los territorios palestinos ocupados en 1948 han logrado con éxito apuñalar a un rabino”. (9)

Los hechos de la realidad cotidiana de la organización que negocia con Israel, Al-Fataj, son los de atentar contra la población israelí, igual que Hamas, y Hisbulá. Hamas y Hisbulá enviaron el 06.03.08 a un seguidor suyo a una escuela religiosa en Jerusalem matando a ocho estudiantes de la yeshivá Mercaz HaRav (10), que fue celebrado por la población árabe de Gaza y Judea-Samaria.

Hamas pide lisa y llanamente la destrucción de Israel y considera una falta contra Alá firmar la paz con los judíos. Sólo busca la rendición de Israel y su desaparición del mapa. No cesa en repetirlo constantemente y manifestarlo a todos los medios del mundo. Lo dice en su misma carta ideológica (11).

En el preámbulo:

“Ustedes –los musulmanes- son la mejor nación que le fue dada a la humanidad. Ustedes ordenan el bien y prohíbe el mal y creen en Alá. Si sólo el pueblo del Libro (judíos y cristianos) hubiera creído, les habría ido bien. Algunos de ellos creen, pero la mayoría son malvados. Ellos nunca te podrán dañar seriamente, sólo serán una molestia. Si te combaten, te darán la espalda y huirán, y no serán de gran ayuda. La humillación es su condición dondequiera que puedan estar, excepto en dónde sean salvados de esta por una unión con Alá o por una unión con los hombres. Ellos se provocaron a si mismos la ira de Alá, y la miseria es su condición, porque negaron las señales de Alá e injustamente mataron a los profetas, y porque desobedecieron y transgredieron”. (Corán, 3:110-112).

“Israel existirá, y continuará existiendo, hasta que el Islam la destruya completamente, así como abolió lo que estaba antes de esta.” De las palabras del mártir, Imam Hasan al-Banna, que la misericordia de Alá esté en él.

… Las almas de sus combatientes del Yihad se reúnen con las almas de todos esos combatientes del Yihad que sacrificaron sus vidas por la tierra de Palestina, desde la época cuando los compañeros del Profeta (Muhammad) la conquistaron hasta el presente.

En el artículo 6:

“El Movimiento de Resistencia Islámico es un movimiento palestino distintivo que es fiel a Alá, adopta el Islam como un estilo de vida y trabaja para alzar el estandarte de Alá sobre cada pulgada de Palestina. Bajo el ala del Islam, los seguidores de otras religiones pueden todos vivir a salvo y seguros en su vida, en su propiedad y en sus derechos; donde en la ausencia de Islam, surge la discordia, se esparce la injusticia, la corrupción brota, y hay conflictos y guerras. …”

En el artículo 7:

… El Movimiento de Resistencia Islámico es un eslabón en la cadena del Yihad en confrontar a la invasión sionista. Está conectado y unido al valeroso levantamiento del mártir Izz Al-Din Al-Qassam y sus hermanos los combatientes del Yihad de la Hermandad Musulmana en el año 1936. Está luego relacionado y conectado a otra cadena, a saber el Yihad de los palestinos, los esfuerzos y al Yihad de la Hermandad Musulmana en la guerra de 1948, y las operaciones de Yihad de la Hermandad Musulmana en 1968 y después.
Aunque estas cadenas están muy separadas, y aunque la continuidad del Yihad fue interrumpida por obstáculos puestos en el camino de los combatientes del Yihad por aquéllos que circulan en la órbita del sionismo, el Movimiento de Resistencia Islámico aspira comprender la promesa de Alá, no importa cuánto tiempo tome. El Profeta, la oración de Alá y que la paz esté en él, dice: “La hora del juicio no vendrá hasta que los musulmanes combatan a los judíos y les den muerte, para que los judíos se escondan detrás de los árboles y de las piedras, y cada árbol y piedra dirá: ‘Oh musulmán, oh sirviente de Alá, hay un judío detrás de mí, ven y mátalo’, extracto del árbol Gharqad, ya que es el árbol de los judíos”. (Registrado en las colecciones del Hadith de Bukhari y Musulmán).

En el artículo 13:

…”Los judíos nunca estarán satisfechos contigo, ni tampoco los cristianos, hasta que tu sigas su religión. Digan: ‘La guía de Alá es la guía correcta.’ Pero si tu sigues sus deseos después de que el conocimiento ha llegado a ti, entonces no tendrás ningún protector o guardián de Alá”. (Corán, 2:120)

No existe ninguna solución al problema palestino excepto por el jihad. Las iniciativas, propuestas y conferencias internacionales son una pérdida de tiempo y una farsa.…

En el artículo 15:

“El día en que los enemigos conquisten alguna parte de la tierra musulmana, el Yihad se convierte en un deber personal de cada musulmán. Ante la ocupación judía de Palestina, es necesario levantar el estandarte del Yihad. Esto requiere la propagación de la conciencia islámica entre las masas, localmente en Palestina, en el mundo árabe y en el mundo islámico. Es necesario introducir gradualmente el espíritu del Yihad en la nación, comprometer a los enemigos y unir las líneas de los combatientes del Yihad.”

La colectividad árabe-palestina votó mayoritariamente al partido islamonazi Hamas. Hamas y sus organizaciones afines, junto con Al-Fataj envían cohetes a diario contra la población judía en Sderot y Ashkelon, desde que Ariel Sharon ordenó la retirada de Gaza, cediendo territorios por paz, habiéndose quedado Israel sin la paz y sin territorios.

Abás; sí a la violencia

El nuevo Rais (Caudillos) árabe-palestino Mahmud Abás (Abu Mazen) ha dicho en una entrevista con el diario jordano Al-Dustur que no descarta volver a la senda de la resistencia armada contra Israel y dijo sentirse orgulloso por el hecho de haber sido él quien primero abriera fuego contra Israel y de que organización haya entrenado a Hisbulá. (12)

El motivo por el cual no guerrea es que “Actualmente estoy en contra de porque no podemos tener éxito con ese método pero quizá en el futuro las cosas sean diferentes” y “es de inteligentes saber cuándo y cómo la resistencia armada es perjudicial y cuándo es muy oportuna”. (13)

Como las correlaciones de fuerzas no son por ahora propicias, Abu Mazen (Mahmud Abás) “dialoga”, mientras sus cachorros lanzan mortíferos atentados contra Israel y alientan el terrorismo y suicido en los escolares a través del material de texto y el adoctrinamiento nihilista.

El dialogo se basa teóricamente en la aceptación de dos estados, donde sólo tenía que haber el estado de Israel. Pero mientras una parte del liderazgo palestino (Abu Mazen) aparenta dialogar, y sus bases continúan atentando y causando muerte y destrucción, otra parte, la mayoritaria, sólo quiere la guerra, para instaurar un Califato Mundial, que recuperará Al-Andalus. (14)

A su vez, la parte minoritaria que muestra “talante negociador” amenaza con poder tomar nuevamente las armas y pide que los “refugiados” (árabes que volvieron a sus países de origen en 1948), el día del 60 aniversario de Israel, haciendo un llamamiento a todos los palestinos que viven en el extranjero a viajar al país por tierra, mar y aire.

El plan, preparado por Ziad Abu Ein, un alto funcionario de Al Fataj y viceministro de Asuntos de Prisioneros de la Autoridad Palestina, afirma que “Las negociaciones, las consignas y las resoluciones de la ONU no se van a llevar nuestros derechos” (15)

¿Un único estado?

Llevando el nombre “de la iniciativa de la vuelta y la coexistencia”, el plan sugiere que la Autoridad Palestina ha abandonado la solución de dos estados soberanos que vivan lado a lado en favor de un único estado donde judíos y árabes vivirían juntos.

La idea de un único estado es inviable por las obvias razones históricas, como también en Europa ha sido imposible que los países de los Balcanes puedan vivir en el mismo estado. Después de finalizada la 2ª Guerra Mundial no hubiera sido posible la creación de un estado europeo en el que conviviesen los alemanes, británicos, franceses en el mismo estado. Ni ahora lo es.

Ni tampoco es factible cualquier otra combinación como un estado único ibérico con la nación portuguesa y española, o una combinación de un solo estado en el que conviviesen franceses y españoles. Cada europeo sabe sus razones, a pesar de que los conflictos bélicos intra-europeos no tienen la misma actualidad que el conflicto árabe-israelí.

La querencia de un solo estado con dos pueblos y con el retorno de los árabes, “refugiados” obedece a que la gran cantidad de árabes y su alta tasa de natalidad arrinconaría a los judíos, y los judíos verían desaparecer su único país, el judío de los países.

El imperialismo árabe niega la autodeterminación de cualquier minoría en su territorio.
Ningún país árabe apoya la autodeterminación de los árabe-musulmanes saharauis, o la autodeterminación de los kurdos, o de los bereberes, o de los nubios de Egipto y Sudán.

El caso de Darfur muestra con toda crudeza como es el panarabismo que niega los derechos de autodeterminación a cualquier minoría que vive en su territorio mucho antes de que las invasiones árabes lo ocupasen.

Los árabes sudaneses janjawiid han hecho una limpieza étnica de negros africanos, también musulmanes, eliminando a más de un cuarto de millón de negros, y desplazando a varios millones de negros de sus tierras.

Ni la Liga Árabe, ni ningún país árabe, ni la Organización de la Conferencia Islámica, de 51 países miembros musulmanes, han intercedido a favor de los negros que viven en su territorio de Darfur, mucho antes de que los árabes expandieran su imperio en el siglo VII.

Notas:

1. http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/spanish/chapter2.pdf
2. http://www.tellthechildrenthetruth.com/
3. http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2007/02/18/mitos-del-medio-oriente
4. http://www.imninalu.net/myths-pals1.htm
5. http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2006/12/20/israel-no-ha-de-hacer-mas-concesiones-lo
6. http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2007/06/03/la-muerte-por-la-causa-de-allah-es-nuest-1
7. http://www.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=countries&Area=lebanon&ID=SP117606
8. http://www.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=ia&ID=IA9502
9. http://www.aurora-israel.co.il/nota.php?art_id=26148&from=portada&des=1
10. http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2008/03/09/el-asesinato-de-los-ocho-estudiantes-de
11. http://www.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=countries&Area=palestinian&ID=SP109206
12. http://www.aurora-israel.co.il/nota.php?art_id=25700&from=portada&des=1
13. http://blogs.periodistadigital.com/totalitarismo.php/2008/02/28/mahmud-abas-y-su-talante
14. http://exteriores.libertaddigital.com/articulo.php/1276231199
15. http://www.aurora-israel.co.il/nota.php?art_id=26140&from=portada&des=1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: