La Justicia acumula 2,4 millones de casos pendientes de resolver

Cada órgano judicial cerró 2007 con casi 700 causas abiertas de media – La Jurisdicción Penal supera por primera vez el millón de procedimientos en manos de jueces y tribunales, según el CGPJ

Los juzgados españoles se enfrentaron a 300.000 causas más el pasado año por el aumento del número de litigios.

Los juzgados españoles vieron cómo el pasado año las causas aumentaban de forma más que notable respecto al anterior; en concreto, han sido 300.000 las nuevas causas. Esta circunstancia ha influido decisivamente en que los órganos judiciales no hayan podido ni siquiera resolver los mismos casos que ingresaron, lo que ha derivado en que el número de asuntos pendientes de resolver al finalizar el año se sitúe en 2.400.000. Estas cifras significan un aumento de 68.000 respecto a 2006, pese al aumento de la planta judicial y a que cada órgano judicial haya pasado de resolver en el último año de 2.333 a 2.395 asuntos.
2007 comenzó con 2.328.818 asuntos que se encontraban en trámite de resolución, a los que hay que sumar los 8.343.687 que registraron los juzgados en ese año. Al finalizar ese período, los más de cuatro mil jueces españoles lograron resolver 8.259.781 -el 98,9 por ciento-. Como media, cada órgano judicial logró solventar 2.395 causas.

El resultado de todas esas cifras refleja que 2008 comenzó con 2.401.180 asuntos que esperan una solución en los juzgados o tribunales españoles, o, lo que lo que es lo mismo, que cada uno de esos órganos tenía casi 700 causas sobre las que de decidir, según datos oficiales del Consejo General del Poder Judicial.
En lo que se refiere a las distintas jurisdicciones, la del orden Penal, al igual que ocurría en 2006, es la que tenía más procedimientos en tramitación. En concreto, 1.022.293 frente a los 982.091 que se encontraban en esa situación al inicio del período, es decir, a principios de 2007. Se ha roto, por tanto, la barrera psicológica del millón de asuntos pendientes en una jurisdicción.
Casi la mitad de esos procedimientos se encuentran en los juzgados de Primera Instancia e Instrucción -489.109-, seguidos de los Juzgados de Instrucción -con 319064-.
Tras el orden Penal, es la Jurisdicción Civil la que se encuentra con más asuntos pendientes de resolver. En este orden destaca los más de 378.000 que esperan una decisión en los juzgados de Primera e Instancia, y los más de 7.200 recursos que esperan la última decisión de la Sala Civil del Tribunal Supremo. Esta jurisdicción comenzó 2007 con 886.150 asuntos en tramitación.
En el orden Contencioso-Administrativo, los procedimientos que se encontraban en esa situación a 31 de diciembre de 2006 eran 330.225, lo que representa un aumento de unos cinco mil respecto al año anterior. En este apartado merecen una especial atención los casi 15.000 que esperan la resolución de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.
Por comunidades autónomas, los juzgados de Madrid fueron los que más asuntos ingresaron por cada mil habitantes, con 217, seguidos de los de Andalucía, con 212,9, y Valencia, con 210,9. Baleares, Canarias y Murcia también superaron la media nacional. En el lado opuesto se sitúan.
Reformas pendientes
Respecto a la tasa de pendencia, es decir, la relación entre asuntos pendientes/resueltos, Castilla La Mancha es quien presenta un índice más negativo, seguida de Canarias y Galicia. Por contra, Navarra es la que ostenta esa relación más baja.
Por otro lado, el CGPJ considera que esta situación de la Justicia evidencia la necesidad de afrontar de una vez las reformas legales y procesales pendientes. Así, el portavoz del Consejo, Enrique López señaló al respecto que «como no se ha desarrollado la Oficina Judicial y no se han creado nuevos sistemas de gestión procesal, al juez no se le ha descargado de trabajo que tiene que asumir el secretario judicial, y así es imposible mejorar el sistema». El problema, añadió, es que «no se ha desarrollado el modelo de gestión» que se diseñó en la reforma de 2003, «donde se hacía un reparto de papeles entre el juez y el secretario judicial y se introducía un sistema que modernizaba nuestra Justicia». Por ello, entiende que lo fundamental es que «tras cuatro años perdidos, el Ministerio de Justicia se ponga a trabajar de una vez y saque adelante las reformas legales y procesales pendientes».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: