Los estados de EEUU declaran la guerra al Tesoro por los bonos no reclamados de la Segunda Guerra Mundial

USA.bonos

 El Tesoro de Estados Unidos tiene 16.700 millones dólares que aún no se ha cobrado. Y como el Pisuerga pasa por Valladolid, seis estados han decidido que, como el Estado no se ha molestado en encontrar a los tenedores de dichos títulos o a sus descendientes, tienen derecho a quedarse con ese dinero, entre ellos California con Arnold Schwarzenegger al frente. No está mal como paga extraordinaria para las arcas territoriales. El caso es que hace casi 70 años, el Gobierno emitió cientos de miles de millones de dólares en bonos para financiar el esfuerzo económico que supuso la guerra más grande en la historia de la nación. De hecho, en el anecdotario de dicha medida destaca que fue el propio presidente Franklin D. Roosevelt quién compró el primero de los títulos. Pero los bonos tenían un problema: no se pagaban hasta 40 años. Así, con el paso de las décadas desde la Segunda Guerra Mundial, los 16.700 millones dólares de los certificados fueron olvidados en los desvanes o tirados a la basura llenos de polvo. Y semejante tesoro jamás ha sido reclamado. Inyección de efectivo Ahora, una demanda judicial podría cambiar esta situación. Seis estados han emprendido acciones legales contra el gobierno federal para lograr quedarse con ese dinero. Alegan que el Departamento del Tesoro no ha hecho nada para encontrar el original de los tenedores de bonos o de sus descendientes, ni siquiera enviar una carta cuando llegó el momento en el que vencían los bonos. Por otra parte, los estados tienen leyes que les capacitan para quedarse con las propiedades sin reclamar, lo que supondría una inyección de efectivo bastante importante en un momento de dificultades económicas. La vista oral se espera que comience en las próximas semanas en el Tribunal de Distrito de Nueva Jersey, donde la demanda fue presentada originalmente. “Es desalentador”, dijo Randall Berger, socio de Kirby McInerney, representante de los estados de Kentucky, Missouri, Montana, Nueva Jersey, Carolina del Norte y Oklahoma. “Los Estados están haciendo esto porque necesitan el dinero y porque tienen estos estatutos que establecen claramente que lo que sucede… A la propiedad reclamada.” Por su parte, representantes del Departamento del Tesoro y la oficina del fiscal de EEUU se negó a hacer comentarios al respecto. A partir de ahora, el caso girará en gran parte sobre dónde están los límites entre el poder federal y estatal, según han explicado los abogados de los diferentes territorios interesados. Si el tribunal falla a favor del Gobierno de EEUU, el Departamento del Tesoro quedarse con el dinero que debe a los estadounidenses comunes y corrientes. Pero si los estados ganan, podrían seguir reclamando bonos en el futuro y se establecería así una nueva fuente de financiación de Washington. Deber patriótico de los ciudadanos Algunos estados, como California y Nueva York, pueden llegar a cosechar más de 1.600 millones de dólares, según las cifras recogidas por los estados extraída de la base de datos federal. Además, son varios los territorios que no han adherido a la demanda simplemente porque no conocen la situación, aseguró Berger. Cuando los bonos del Tesoro fueron vendidos en 1941, el Gobierno hizo hincapié en el deber patriótico de los ciudadanos a apoyar el esfuerzo de guerra. De hecho, el Tesoro emitió musicales en la radio animando a los oyentes a comprar ‘bonos de guerra’ y se ficharon para ello numerosas celebridades que sirvieran de gancho. Por su parte, las empresas de prensa se ofrecieron a vender bonos a lo largo de sus rutas. Tras la IIGM, el Tesoro redujo el vencimiento de los bonos a 30 años en 1965. Pero, debido a que muchos de los papeles se pueden haber perdido durante el transcurso de los años, los estados esperan que una parte sustancial de los fondos no reclamados puedan terminar en sus arcas si ganan la demanda. La Tesorería mantiene una lista de las direcciones originales de los tenedores de bonos, pero nunca ha intentado ponerse en contacto con ellos, según consta en documentos judiciales presentados por los demandantes. En muchos casos, los tenedores de bonos originales ya han fallecido, con lo que sus derechos han pasado a sus familiares. El pasado mes de abril, el senador John D. Rockefeller IV presentó un proyecto de ley para que el Tesoro pagara 30 dólares por todos los tenedores de bonos que se encuentren. “El senador Rockefeller, cree que se deben devolver los bonos no reclamados a sus legítimos propietarios, poniendo dinero en los bolsillos de las familias durante tiempos económicos difíciles”, explicó la portavoz Rebecca Gale. “Se presentó esta ley con el apoyo de los tesoreros del estado para que los estados tengan la oportunidad de revisar y encontrar a los dueños legítimos”. Pero de momento, no se ha introducido ningún proyecto de ley en la Cámara. Por ahora, parece que le tocará a los tribunales federales resolver el asunto.

(FUENTE: Cotizalia )
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: