El Vaticano y la Iglesia italiana, en pie de guerra por la retirada de los crucifijos de los colegios

crucifijo  

La catolicísima Italia ha visto con estupor cómo Europa acaba a tijeretazos con la superposición entre los espacios propios del Estado y de la religión. El crucifijo que pende de las paredes de las aulas en la mayoría de escuelas públicas del país podría tener los días contados. Esta evolución hacia el laicismo visible no viene por la interpretación que la Justicia italiana hace de las leyes, sino por la sentencia de un ente supranacional con capacidad para imponer a los Estados europeos sus decisiones, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Esta corte dio ayer la razón a Soile Lautsi, una ciudadana italiana pero nacida en Finlandia que llevaba siete años peleándose con todas las instancias judiciales de la nación para conseguir que se retiren los crucifijos del colegio de sus hijos. Con disciplina nórdica y testarudez mediterránea, esta mujer no ha cejado en su empeño por defender la laicidad del Estado pese a las continuas negativas cosechadas en territorio italiano. Por ello decidió recurrir al tribunal de Estrasburgo, la institución que defiende el cumplimiento del Convenio Europeo de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales. Éste respaldó su posición con una sentencia que puede sentar un precedente en Europa: el crucifijo en las escuelas es contrario al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones y atenta contra la libertad religiosa de los niños. En el Vaticano y en la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) la decisión de la corte continental de derechos humanos fue interpretada como un ataque directo a su histórica influencia sobre la sociedad del país. “La sentencia ha sido acogida con estupor y amargura”, dijo el portavoz de la Santa Sede, el jesuita Federico Lombardi. “Nos disgusta que el crucifijo sea considerado un signo de división, exclusión o limitación de la libertad. Es erróneo y miope querer excluirlo de la realidad educativa”. La CEI optó por cargar contra las motivaciones del fallo. “Existe una visión parcial e ideológica. Resulta ignorado el múltiple significado del crucifijo, que no es sólo un símbolo religioso sino también un signo cultural”. Críticas del Gobierno y la oposición La decisión del Tribunal de Estrasburgo, sin embargo, no deja dudas: la cruz tiene un indeleble significado cristiano y, por tanto, viola la laicidad de las escuelas. “La presencia del crucifijo, que es imposible no ver en las clases, puede ser fácilmente interpretada por los alumnos de todas las edades como un símbolo religioso”, se lee en la sentencia. De esta forma, los estudiantes pueden sentir que se encuentran en un “ambiente educativo marcado por el sello de una determinada religión”. El crucifijo tiene un doble efecto: “puede alentar a los alumnos religiosos” pero puede también molestar “a los ateos o a quienes profesan otra fe”. En una nueva muestra del gran peso que tiene la Iglesia en todos los sectores de la sociedad italiana, la sentencia fue acogida con críticas tanto del Gobierno como de la oposición. Mientras que la ministra de Cultura, Mariastella Gelmini, subrayaba que la cruz es un “símbolo de nuestra tradición”, el nuevo líder del Partido Democrático, el ex comunista Pierluigi Bersani, afirmaba que el crucifijo “no puede ser ofensivo para nadie”. Bien para evitar la retirada de los crucifijos de los colegios o bien para ahorrarse los 5.000 euros de resarcimiento por daños a Soile Lautsi que exige la sentencia, Italia recurrirá la decisión del tribunal de Estrasburgo. Si no logra que su apelo salga adelante, tiene tres meses para hacer desaparecer las cruces de todas las aulas escolares del país.

(FUENTE:Darío Menor)

7 respuestas a El Vaticano y la Iglesia italiana, en pie de guerra por la retirada de los crucifijos de los colegios

  1. class dice:

    Creo que cada país debe defender su cultura y sus costumbres, al igual que la religiosidad que la mayoría de los ciudadanos tienen.
    Es lógico que en los colegios españoles,y cuando una mayoría tiene raíces cristianas,existan símbolos que demuestren esa religiosidad.

    Pero el respeto hacia la religión católica, es el mismo respeto que hay que enseñar a los niños con otras religiones minoritarias, que pertenecen a las personas llegadas de otros lugares que se han instalado en nuestro país, pero eso no debe hacernos por motivos ideológicos renunciar a nuestra cultura.

    Alguien comprenderia a nuestros clásicos, si no, dentro del contexto del ambiente en que se vivía en las distintas épocas de nuestra Historia.
    Y las pinturas geniales de nuestros maestros en el arte de la pintura, escultura, arquitectura, fuera de nuestras raíces cristianas.
    La música medieval,es una de las grandes aportaciones a la cultura de nuestro país,y una forma suprema de arte religioso.
    Eliminar nuestras raíces culturales, por creer que es libertad para todos, me parece una equivocación, lo que hay que hacer es guardar el respeto necesario a todos los que piensen de manera diferente.

  2. Zazozú dice:

    Me pregunto qué será lo siguiente que se derivará de la sentencia si ésta queda confirmada. Las segundas víctimas pueden ser las banderas autonómicas de España: Asturias tiene una cruz en su bandera. La Vasca dos: una de san Andrés y otra cruz. El escudo de la bandera de Galicia es, literalmente, la Hostia. También está presente la cruz en el escudo de Aragón [¡con cabezas de sarracenos incluídas!]. Asimismo puede resultar molesta para los musulmanes la bandera de Navarra, puesto que recuerda un episodio de la batalla de las Navas de Tolosa, en la cual un rey navarro rompe la cadena que amarraba a unos esclavos de raza negra a la tienda de campaña de un rey musulmán.

    En fin, puede que muchas banderas y escudos tanto autonómicos, como provinciales y locales, acaben siendo modificados de manera obligatoria, si la sentencia sienta jurisprudencia.

  3. iluminati dice:

    Parece que a los progres no les gusta la competencia en el campo del adoctrinamiento,y reaccionan ante el crucifijo cual vámpiro,lo que dada su afición a chupar la sangre del ciudadano con sus amados impuestos la afinidad parece lógica.

    Soy ateo y en principio no creo que un simbolo religioso por muy arraigada social y culturalmente que esté la religión católica en España,deba de presidir un aula,pero viendo como les eriza el vello a esa secta muchísimo más peligrosa y totalitaria que es el progresismo,que pongan crucifijos hasta en el pupitre.

    Recuerdo un amigo que estaba obsesionado con hacerse masón,y yo le preguntaba si sabía siquiera en que consistía la masonería,a lo que me respondió,no,no lo sé,ni falta que me hace,pero si Franco los odia y los acusa de una conjura contra él,tienen que ser unos tios cojonudos.

    A mi me pasa lo mismo con los pogres y la izquierda caviar analfabeta que gobierna,si odian mucho a alguien ese alguien no puede ser malo,creo que voy a empezar a ir a misa.

  4. mbolo2002 dice:

    Por denunciar se puede denunciar cualquier cosa que nos cause una molestia o que pueda ofender a nuestras convicciones, creencias o ideas. Otra cosa es que los tribunales lo admitan o no. Y con los fanáticos musulmanes, en Europa hemos optado por envainárnosla y tragar con todo.
    Cualquiera podría denunciar el velo islámico como elemento de opresión sobre las mujeres, ¿pero alguien se cree que un tribunal europeo iba a tener la valentía de admitirlo a trámite?
    ¿Si hubiera integristas cristianos que actuaran como los musulmanes, se cree que esa sentencia habría tenido lugar?
    Seamos serios, por favor.

  5. mbolo2002 dice:

    Me encantaría que la comunidad musulmana pidiera que sus símbolos estuvieran en las escuelas, a lo que se les podría responder que ya lo están, ya que en ninguna escuela se prohibe la asistencia de los alumnos con símbolos islámicos, como el velo o el chador incluso.
    Y por supuesto, que en aras de esa sociedad tolerante, pidieran que en sus países de origen se pudieran exhibir libremente los símbolos cristianos, en justa reciprocidad.

  6. Cantabro dice:

    Yo creo que solamente somos mas de 1.000 Millones de católicos. Que conste que yo estoy de acuerdo en que no debe haber signos religiosos en los colegios laicos.
    Lo que si me llama la atención es que hay gente que echa pestes de la religión católica, pero a nadie escucho hacerlo de otras que se imponen a base de amenazas de muerte.

  7. Taraza dice:

    La Unión Europea acabará como la extinta URSS, dominada por políticos retorcidos – los más activos – y funcionarios ociosos y corruptos. Y si no, ¡al tiempo!
    La pregunta estadística no tiene mucho que ver con el suceso motivo de la noticia.
    En Italia había imágenes de la cruz en todas las escuelas. Una señora, por motivos que ignoro, pidió que fuesen retiradas. Las Autoridades italianas se negaron, supongo, y la señora recurrió a un tribunal europeo. Y, ¡cómo no!, el tribunal sentención que, efectivamente, los crucifijos debían ser retirados de las escuelas.
    Los crucifijos llevaban ahí desde hace… cientos de años, quizá. No sé. En todo caso, más de 60 años.
    La pregunta que acompaña esta noticia, se propone como si la cosa fuese algo nuevo, algo que no tuviese tradición alguna, y se plantease por primera vez.
    La señora, sus hijos, nietos y biznietos, no serán ni siquiera recuerdo y el crucifijo seguirá siendo motivo de controversia.
    Si lo quitan de las escuelas, sólo desaparecerá temporalmente.
    Luego volverá. ¡Vamos!… sin ninguna duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: