En plena crisis la Junta de Extremadura se gasta el dinero en una campaña de masturbación

noviembre 12, 2009

 

placercampana_560x280

La región con más parados de toda España

Enseñan a utilizar juguetes sexuales para “dar la talla” y cómo estimular con aceites lubricantes

La región que tiene el mayor índice de parados de toda España, país con más paro de la OCDE, dedica dinero público a financiar “clases de masturbación”. Los socialistas extremeños han tirado 14.000 euros en financiar una campaña llamada ‘El placer está en tus manos’. En esencia, como explican los propios funcionarios de la Junta, consiste en enseñar a los jóvenes extremeños a “pelársela”, lo que se promociona con el eufemismo de “fomentar la autoexploración sexual y el autodescubrimiento del placer”.

14 MIL EUROS DE CAMPAÑA

Periodista Digital ha tenido acceso a un fax -que se puede ver pinchando en el enlace “La campaña está en tus manos”– que  pretende fomentar “la puesta en práctica de la autoexploración sexual y autodescubrimiento de nuestro placer a través del conocimiento de nuestra anatomía fisiológica.” La campaña se la describe al detalle la funcionaria Silvia Fernández del Consejo de la Juventud de Extremadura a la concejala Belén Vázquez:

  • – Se busca construir espacios de intercambio y participación donde se aborden las preocupaciones y las angustias de los jóvenes sobre la sexualidad.
  • – Se debe facilitar la adquisición, desarrollo e interiorización de hábitos saludables, autoestima, seguridad y la puesta en práctica a través de la autoexploración sexual y de un autoconocimiento erótico desde una perspectiva feminista.

Entre los temas a tratar destacan “la erotización afectiva sexual”:

  • “Anatomía y fisiología sexual femenina y masculina, placer, caricia, masturbación, juguetes eróticos…”

EL CONSEJO DE EXTREMADURA: “NO ES ANORMAL”

El departamento de prensa del Consejo de la Juventud de Extremadura ha especificado a Periodista Digital que la campaña está financiada por el propio Consejo y el Instituto de la mujer de Extremadura en un convenio de colaboración conjunto.

La directora general del IMEx, María José Pulido:

“No es anormal. Cada año se desarrolla un proyecto y este año hemos optado por fomentar los hábitos saludables en los adolescentes”

El Consejo ha elaborado unos mil libros o ‘fanzines’ donde aparecen las principales dudas de los jóvenes en esta materia, así como direcciones de interés, un mapa del cuerpo del hombre y de la mujer y los diferentes juguetes sexuales que existen, entre otras cosas.

“EDUCADORAS SEXUALES”

La campaña ha sido encargada a la tienda de fetiches sexuales “Los placeres de Lola”, ubicada en Lavapiés, Madrid. En su web citan a la campaña “El Placer está en tus manos”

“Nos encargaron una campaña con la que poder trabajar la sexualidad y los afectos en adolescentes. Al enfocar el trabajo lo que nos pareció más importante fue desarrollar conceptos que tienen más que ver con la autoestima, la asertividad y las relaciones afectivas del tipo que sean amparadas en estas construcciones personales sanas (…)”

En la propia web de la tienda dicen: “Somos tres mujeres que sólo trabajamos con mujeres y que vendemos a mujeres. Y esto es lo que nos diferencia de todo lo demás”. Consultadas por Periodista Digital, han dicho que fueron contratadas como “educadoras sexuales” pero no han querido dar detalles sobre el acuerdo económico.

Eso obliga a preguntarse, estando como están situadas en el madrileño barrio de Lavapies, que conexión tienen estás tres “lolas” con la consejera que las ha contratado para promocionar la paja en tierras extremeñas.

CRÍTICAS DE LOS PADRES

Las críticas de los padres no se han hecho esperar. En un foro de Internet que lleva el título “El placer está en tus manos“, se preguntan:

  1. ¿Masturbarse desde el punto de vista feminista?
  2. ¿Quién se llevará la pasta que cueste semejante mamarrachada?
  3. ¿Quién habrá sido el listo de crear una asociación sin ánimo de lucro para enseñar a los chavales extremeños a masturbarse?

UNA REGIÓN ENFANGADA EN EL PARO

De los 111.570 parados que se registraron en octubre en Extremadura, 45.694 son hombres, y 65.876, mujeres. Además, 18.223 son personas menores de 25 años (en este caso 9.265 son hombres, y 8.958 mujeres). Estos datos hablan de un aumento del 20% del desempleo en esa región.

Todo indica que este inmenso contingente de desempleados, incluidos los 18.233 menores de 25 años, están más preocupados por su desesperada situación laboral que por aprender a masturbarse.

(FUENTE:Periodista Digital)

El Vaticano y la Iglesia italiana, en pie de guerra por la retirada de los crucifijos de los colegios

noviembre 5, 2009

crucifijo  

La catolicísima Italia ha visto con estupor cómo Europa acaba a tijeretazos con la superposición entre los espacios propios del Estado y de la religión. El crucifijo que pende de las paredes de las aulas en la mayoría de escuelas públicas del país podría tener los días contados. Esta evolución hacia el laicismo visible no viene por la interpretación que la Justicia italiana hace de las leyes, sino por la sentencia de un ente supranacional con capacidad para imponer a los Estados europeos sus decisiones, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Esta corte dio ayer la razón a Soile Lautsi, una ciudadana italiana pero nacida en Finlandia que llevaba siete años peleándose con todas las instancias judiciales de la nación para conseguir que se retiren los crucifijos del colegio de sus hijos. Con disciplina nórdica y testarudez mediterránea, esta mujer no ha cejado en su empeño por defender la laicidad del Estado pese a las continuas negativas cosechadas en territorio italiano. Por ello decidió recurrir al tribunal de Estrasburgo, la institución que defiende el cumplimiento del Convenio Europeo de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales. Éste respaldó su posición con una sentencia que puede sentar un precedente en Europa: el crucifijo en las escuelas es contrario al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones y atenta contra la libertad religiosa de los niños. En el Vaticano y en la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) la decisión de la corte continental de derechos humanos fue interpretada como un ataque directo a su histórica influencia sobre la sociedad del país. “La sentencia ha sido acogida con estupor y amargura”, dijo el portavoz de la Santa Sede, el jesuita Federico Lombardi. “Nos disgusta que el crucifijo sea considerado un signo de división, exclusión o limitación de la libertad. Es erróneo y miope querer excluirlo de la realidad educativa”. La CEI optó por cargar contra las motivaciones del fallo. “Existe una visión parcial e ideológica. Resulta ignorado el múltiple significado del crucifijo, que no es sólo un símbolo religioso sino también un signo cultural”. Críticas del Gobierno y la oposición La decisión del Tribunal de Estrasburgo, sin embargo, no deja dudas: la cruz tiene un indeleble significado cristiano y, por tanto, viola la laicidad de las escuelas. “La presencia del crucifijo, que es imposible no ver en las clases, puede ser fácilmente interpretada por los alumnos de todas las edades como un símbolo religioso”, se lee en la sentencia. De esta forma, los estudiantes pueden sentir que se encuentran en un “ambiente educativo marcado por el sello de una determinada religión”. El crucifijo tiene un doble efecto: “puede alentar a los alumnos religiosos” pero puede también molestar “a los ateos o a quienes profesan otra fe”. En una nueva muestra del gran peso que tiene la Iglesia en todos los sectores de la sociedad italiana, la sentencia fue acogida con críticas tanto del Gobierno como de la oposición. Mientras que la ministra de Cultura, Mariastella Gelmini, subrayaba que la cruz es un “símbolo de nuestra tradición”, el nuevo líder del Partido Democrático, el ex comunista Pierluigi Bersani, afirmaba que el crucifijo “no puede ser ofensivo para nadie”. Bien para evitar la retirada de los crucifijos de los colegios o bien para ahorrarse los 5.000 euros de resarcimiento por daños a Soile Lautsi que exige la sentencia, Italia recurrirá la decisión del tribunal de Estrasburgo. Si no logra que su apelo salga adelante, tiene tres meses para hacer desaparecer las cruces de todas las aulas escolares del país.

(FUENTE:Darío Menor)