Cataluña surrealista: contrata traductores para recibir a una delegación nicaragüense

noviembre 11, 2009

nicaragua.cataluña

ERC y CIU los exigen para no usar el castellano

La payasada fue criticada por socialistas, populares e ICV

Enésimo ridículo lingüístico en el Parlamento de Cataluña al contratar un servicio de traducción de castellano para atender a una delegación nicaragüense que visitó la Cámara autónoma. Los nacionalistas siguen tomándole el pelo con sus payasadas al bolsillo de los ciudadanos en plena crisis.

La decisión fue criticada por socialistas, populares e ICV, para quienes «los idiomas oficiales no se tendrían que traducir entre sí cuando todo el mundo los entiende». La iniciativa, impulsada por ERC, contó con el apoyo de CiU.

DECISIÓN DE ERC

Los representantes centroamericanos estaban interesados en conocer la situación de la cooperación catalana. La decisión de contratar los servicios de dos intérpretes fue tomada por el secretario de Cooperación de la Generalitat, David Minoves, de ERC.

Según su versión, la delegación de Nicaragua, formada por una veintena de personas, estaban «sensibilizados» con las lenguas minoritarias y que deseaban ver cómo trabajaban esta cuestión las instituciones catalanas.

Una portavoz de su departamento explicó que Minoves había buscado visualizar cómo los diputados catalanes trabajan en su lengua propia, «que no tiene por qué cambiar cuando viene una delegación extranjera», aunque ésta se exprese en una lengua que también es oficial en Cataluña.

“UNA INCONGRUENCIA”

Se da la circunstancia de que los dos intérpretes contratados no sólo han traducido del catalán al castellano, sino también al revés, pese a que ninguno de los diputados presentes ha utilizado los auriculares del servicio de interpretación.

El diputado popular Rafael Luna se ha quejado de que, en tiempos de crisis, se caiga en la «incongruencia» de contratar a dos personas para traducir dos lenguas que dominan perfectamente los diputados catalanes. Tesis que compartió ICV. Desde la Secretaría de Cooperación no se quiso desvelar el coste que ha supuesto para las arcas públicas.

(FUENTE:Periodista Digital)
Anuncios

Pujol favoreció a 28 empresas que financiaron su partido

octubre 23, 2009

 

Pujol.Mas.2

Dos firmas dieron 138.000 euros y se les prorrogaron concesiones

 

La controvertida fundación Trias Fargas, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), se demostró en los últimos años del pujolismo como una de las vías más rápidas para conseguir tratos favorables del Gobierno catalán. El 80% de las empresas que aportaron dinero a esta fundación obtuvieron a corto plazo jugosos contratos de la Administración autonómica, concesiones administrativas o recalificaciones de terrenos para desempeñar sus proyectos de futuro. Así lo demuestran las cifras que la misma fundación depositó en el registro de fundaciones de la Generalitat. Entre 2002 y 2005, 34 empresas aportaron dinero a la fundación Trias Fargas. De estas, 28 se vieron beneficiadas por decisiones del Gobierno catalán entre 2002 y 2003, los últimos con Jordi Pujol al frente de la Generalitat y Artur Mas de conseller en cap.

Sin ninguno de estos datos ni pruebas, el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall ya acusó a CDC de financiarse ilegalmente a través de comisiones sobre obra pública y empresas de servicios. Fue el caso del 3%, que finalmente los partidos catalanes decidieron enterrar. Mas negó entonces solemnemente que su partido hubiera obtenido ingresos a cambio de favores a empresas.

Pero la documentación del propio partido crea sombras de duda sobre si los donativos de las empresas a la fundación del partido eran totalmente altruistas. La mayor parte de estos donativos procedían de constructoras de obra pública, de laboratorios farmacéuticos proveedores del departamento de Salud o de compañías que prestaban servicios a la Generalitat.

– Concesiones prorrogadas. En septiembre de 2003, tres meses antes de salir de la Generalitat, el Gobierno de CiU firmó una resolución urgente por la que ampliaba por otros ocho años -hasta 2014- las concesiones que vencían en 2006 a las dos empresas que gestionaban la Inspección Técnica de Vehículos. Las dos empresas eran Applus, entonces del grupo Agbar, y RVSA. Ese año, Agbar dio 90.000 euros y RVSA otros 48.000 a la fundación de CDC. No repitieron las donaciones en años posteriores.

– Ampliación de Baqueira. La polémica ampliación de las pistas de esquí de Baqueira Beret, entonces propiedad de Catalana Occidente, vio finalmente luz verde en 2002 tras años de oposición ecologista y de la propia Generalitat. En mayo de 2002, el Gobierno de Jordi Pujol cambió de opinión y autorizó la construcción de 17 pistas en parajes casi vírgenes del Pallars Sobirà. Las obras empezaron en 2003. Catalana Occidente aportó aquel año 60.000 euros a la fundación de CDC y otros 60.000 en 2004.

– Compra de vehículos. Las empresas Motorsol y Autolica, dedicadas a la venta de coches, obtuvieron en 2002 un contrato por valor de dos millones de euros, a repartir entre sus sociedades, para suministrar de vehículos a los Mossos d’Esquadra. Motorsol y Autolica aportaron 5.000 euros cada una a la fundación Trias Fargas aquel año, pero no volvieron a registrarse nuevas donaciones en años posteriores.

 ( FUENTE: MIQUEL NOGUER /LLUÍS PELLICER ).·.