¿Enamorada o es sólo sexo?

noviembre 13, 2009

enamorados

Si tu amor no es sincero y se trata sólo de pasión, es fácil pasar “del fuego al hielo” y que se rompa esa relación que creías sólida

Nadie sabe cómo ni cuándo el amor y el sexo, juntos o por separado, llamarán a nuestra puerta, porque se acercan a nosotras con innumerables disfraces para hacernos vulnerables a sus deseos. Enamorarte no es algo voluntario, sino que sucede sin decidirlo. Aunque te niegues al amor, en el momento en que estás baja de defensas, puedes sufrir el sorprendente amor a primera vista.

El sexo impersonal, el personal, la “amistad cariñosa”, el enamoramiento, el amor perdurable, el amor que se pierde, cada etapa surge dependiendo de tu vulnerabilidad y estado de ánimo. La única manera de evitar enamorarte es huir, porque si escapas de él no pasa nada, pero si te atrapa ya es irreversible.

Máximo placer, sólo con una persona

El sociólogo italiano Francesco Alberoni, revolucionario en teorías sobre el sexo y el amor que lleva difundiendo desde hace 30 años, explora ahora la relación entre amor y sexualidad.

Actualmente existe una completa libertad sexual y han desaparecido los tabúes para hablar y practicar el sexo sin ningún problema. Sin embargo, Alberoni no coincide con esta idea de “amor libre” y afirma que “igual que cuando estás borracho no disfrutas del vino, el máximo placer sólo lo obtienes con una persona; la orgía es un estado de euforia nada más”.

Alberoni hace una gran diferencia entre el enamoramiento real y la pasión erótica. Asegura que para vivir plenamente, debes experimentar todos los tipos de amor: el amor auténtico, el amor pasional y el amor irracional. Pero el enamoramiento sólo es auténtico si ves a tu amado como el único sujeto posible e insustituible de amor, y es una experiencia de liberación que te da pureza y renacimiento personal.

Vivir para la persona amada es la versión idílica del amor, y si consigues llegar a este estado de armonía, el amor trasciende a un nivel que los rodea a los dos. Sin embargo, esta comunión entre dos no se puede dar si el sentimiento amoroso no es sincero y sólo se trata de pasión y erotismo. En este caso, es muy fácil pasar “del fuego al hielo” y que se rompa esa relación que creías tan sólida.

¿Qué buscas en una relación?

Según Alberoni, lo primero que buscamos en una nueva relación es “un amor pasional, intenso, para que llene el momento, sin pensar en un futuro más lejano que la mañana siguiente. Hoy en día, las relaciones empiezan con el sexo y después de pasar por la cama las personas se dan cuenta de que están con un total desconocido”. Con el tiempo la gente cambia, y muchas veces el amor no es capaz de seguir el ritmo de esa transformación personal.

Por otra parte, el amor a primera vista es una utopía para Alberoni. Aunque es cierto que una persona puede sufrir un flechazo y sentir amor en un segundo, debe ser también capaz de amar a la persona cuando conozca sus diferentes facetas. De lo contrario, el amor a primera vista no habrá sido verdadero, sino “pasión disfrazada de amor”.

El enamoramiento, una locura sin límites

El enamoramiento es desenfrenado, pero una vez que das el paso del estado incandescente del enamoramiento al amor, te conviene establecer con tu pareja un pacto para no caer en una dependencia que podría terminar en la pérdida de identidad.

El amor no es sólo fruto de un loco proceso de enamoramiento, sino que también florece ante la posibilidad de la pérdida. Muchas veces la pasión reaparece cuando piensas que vas a perder al objeto de tu amor. Sin embargo debes ser cautelosa, porque esta pasión es efímera, justificada por el miedo a la pérdida. Una vez que se asegura de nuevo el amor, la pasión tiende a apagarse de nuevo.

(FUENTE:Gabriela Casavantes)
Anuncios

Cuanto más corrupto, más te votan

octubre 31, 2009

san_corrupto

 Les pueden ver esposados entrando en los juzgados, puede ser vox populi que las arcas del ayuntamiento y las suyas son lo mismo o les pueden pillar en una orgía con un montón de prostitutas… Da igual: los votos no se resienten. El aparentemente escaso impacto electoral que tienen escándalos de lo más diverso hace que muchos electores se pregunten, en una sociedad donde las investigaciones judiciales se suceden a un ritmo mucho mayor que las sanciones políticas y penales por esas mismas conductas, si ser corrupto no hace que se ganen votos. Según Arantxa Capdevila, profesora de Comunicación Política en la Universidad Rovira i Virgili, la incidencia electoral de los múltiples escándalos en que se ven inmersos los políticos contemporáneos, que es más negativa para los afectados de lo que suele pensar la opinión pública, depende de dos factores. Por una parte, “hay que valorar tanto las normas que se transgreden como la consideración que tienen esas normas en la sociedad en la que se produce el escándalo. Hay países que no tienen demasiado en cuenta los asuntos relacionados con el sexo, como Italia, y otras, como EEUU, donde los toman muy en consideración”. En otro sentido, también debe valorarse el contexto político concreto. En España, “donde votamos listas cerradas, que haya casos determinados de corrupción no afecta demasiado, ya que se votan partidos y no personas”. Sin embargo, el problema de la valoración electoral de las conductas de nuestros cargos públicos se extiende más allá de los casos de corrupción, apuntando algunas novedades en el terreno de la comunicación política. Hay una serie de dirigentes, desde Berlusconi hasta Sarkozy (pasando por Fabra), que han tomado como puntos fuertes de su comunicación aspectos que en teoría les resultaban negativos. Así, Bush utilizó sus supuestas debilidades, en tanto persona con peor formación intelectual que sus contrincantes o con un historial juvenil negativo, para ganar las elecciones. Y las salidas de tono de Berlusconi parecen granjearle simpatías entre sus electores, quizás porque genera fenómenos de identificación: “él mismo decía que la mitad de los italianos le envidiaban”. ¿Es ese el asunto? ¿En el fondo queremos ser como Berlusconi y por eso le votamos? Pere-Oriol Costa, catedrático de Comunicación Política de la Universidad Autónoma de Barcelona, no cree que estas personalidades desatadas acaben siendo una buena apuesta electoral. Otra cuestión es que los políticos hayan aprendido a sacar partido hasta de sus deficiencias. “Jacques Séguéla inició una técnica en la campaña de Miterrand contra Giscard que consistía en buscar el reverso de las cualidades negativas de tu candidato y de las positivas de tu adversario. Y eso lo volvimos a ver, entre otros muchos ejemplos, en las campañas estadounidenses. Así, la etapa alcohólica de Bush se convierte en un elemento político atractivo al presentarle como un hombre reformado que ha sabido sobreponerse a la adversidad; al mismo tiempo, el Al Gore experimentado con una carrera sólida como senador es dibujado como un ineficiente burócrata de Washington”. Este tipo de juegos discursivos, frecuente en las campañas actuales, parece que lo será aún más en el futuro. Sin embargo, más allá de estrategias comunicativas, los asuntos que explicarían la ratificación electoral de un cargo público tocado por el escándalo estarían relacionados fundamentalmente con cuestiones de poder cotidiano. Así, como señala Pere-Oriol Costa, “suele coincidir que el dirigente corrupto posee un gran control de los medios de comunicación. Tanto Valencia como Italia son casos ejemplares, con Berlusconi dominando las televisiones y con Camps manejando férreamente los medios públicos”. Los medios, subraya Capdevila, “no fabrican los escándalos, pero juegan un papel fundamental a la hora de difundirlos. Aunque no tanto como les atribuyen quienes se dejan llevar por teorías conspirativas, como esas que afirman que ahora salen los escándalos del PP porque el PSOE controla los medios”. El otro asunto relevante, y en muchos casos decisivo, para explicar la permanencia en el poder de los afectados por escándalos tiene que ver con la falta de una oposición política que sea visualizada como alternativa real. Según Pere-Oriol Costa, Italia y Valencia son también casos paradigmáticos en este sentido. “La alternativa a Berlusconi vive en un permanente clima de división mientras que, en el caso valenciano, el PSOE no parece contar para los votantes como opción de gobierno”. Si a esta dificultad para encontrar unas siglas que encarnen el cambio le sumamos, como afirma Jordi Rodríguez Virgili, Subdirector del Master de Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra, que “cuando hablamos de corrupción en el terreno municipal, encontramos también mucho clientelismo”, la dificultad para que los corruptos pierdan toda clase de comicios quedaría explicada. Y ello a pesar que de, en este contexto, es fácil encontrar enganches comunicativos sólidos. Como asegura Rodríguez Virgili, “si la oposición tiene un mensaje regeracionista claro, si apuesta por la limpieza y la honradez y sus líderes son creíbles, entonces tiene muy sencillo ganar las elecciones”. Sin embargo, lo que suelen producir estos escándalos es una profunda desafección de los electores, elemento que suele cristalizar en un aumento de la abstención que suele venir bien a quien están en el poder. Incluso esa sensación de que todos son iguales puede repercutir positivamente en los dirigentes corruptos si trasladan a la gente el mensaje de que “aunque se lleven su 3% ellos funcionan. Si logran que los electores crean que todos roban pero que, al menos, ellos son eficaces y hacen algo por la gente, están manejando un mensaje que les será muy útil”. Y es que, como asegura el consultor político Antoni Rodríguez- Rubí, “si bien los electores no se identifican con las conductas ilícitas o poco ejemplares, tampoco están dispuestos a que su decisión política (su voto) sea cuestionado permanentemente por la oposición, por los medios… o por la justicia”. En ese sentido, se da “algo de resistencia emocional y de pereza ideológica o intelectual a cambiar de posición. Admitir que ha sido un error haber confiado en alguien del que, finalmente, te defrauda tiene un coste personal (y en la vida cotidiana de las personas) bastante importante. Los electores necesitan su tiempo, su proceso. Cambiar de voto es un coste emocional importante”. Para la mayoría de los expertos, sin embargo, lo importante no reside en el hecho en sí, sino en cómo maneje la situación. El castigo electoral dependerá, entonces, mucho más del modo en que se reaccione ante las acusaciones que del hecho de que éstas sean o no probadas. Como sintetiza Gutiérrez-Rubí, “en comunicación, la clave está en la gestión de la percepción, del tempo político y de los símbolos y lenguajes metafóricos. A veces, una buena estrategia de comunicación puede mejorar determinadas percepciones que son, en definitiva, las protagonistas de nuestras decisiones. «Comprender» todo lo que sucede reclama mucho tiempo, esfuerzo y conocimiento. «Intuir» la verdad, la sinceridad, la transparencia es una información de carácter emocional que se puede obtener con un gesto o una mirada. Y las primeras palabras, declaraciones, y reacciones son determinantes en la primera impresión (que se instala con mucha facilidad y consistencia) en los procesos de creación de opinión pública”. Coincide Rodríguez Virgili en señalar la importancia crucial de la reacción, en tanto “la ciudadanía entiende que el ser humano es falible y que las organizaciones están compuestas por muchas personas que pueden equivocarse”. Por lo tanto, disculpará hechos aislados siempre y cuando se conteste con prontitud y acierto a las acusaciones. En este orden, una buena respuesta puede incluso reforzar a la organización y, por el contrario, una mala política será nefasta. Y eso lo ve ejemplificado Virgili en asuntos recientes: “El tomate central del caso Gürtel está en Madrid y sin embargo allí se reaccionó a tiempo; en Valencia, sin embargo, la reacción no fue la adecuada y es donde el asunto está teniendo mayor repercusión política”.

(FUENTE:Esteban Hernández)

EE UU pide a Suiza la extradición de Polanski

octubre 23, 2009

roman_polanski_1

 El director de cine, procesedo por violar a una menor, podría apelar al Tribunal Federal suizo en última instancia 

 Estados Unidos ha solicitado formalmente a Suiza la extradición del cineasta Roman Polanski, detenido en este país desde el pasado 26 de septiembre por un proceso por violación de una menor que tiene pendiente desde 1977 ante la Justicia estadounidense. La Oficina Federal de Justicia de Suiza (OFJ) ha confirmado hoy que anoche recibió la solicitud de extradición. La petición de extradición se basa en una orden de detención dictada el 1 de febrero de 1978 por un tribunal de California debido a que Polanski no se presentó ante el juez a pesar de haberse comprometido a ello. En ese procedimiento judicial, el cineasta franco-polaco se había declarado culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una niña de 13 años, razón por la cual está perseguido por las autoridades de EEUU. El objetivo de la extradición es que el tribunal competente pueda pronunciar su pena por ese delito. El cineasta contará con un plazo para presentar sus alegaciones a la reclamación de la Justicia estadounidense. “Sobre la base de la demanda de extradición y de las observaciones de Roman Polanski, la OFJ decidirá si conviene aprobar la demanda de extradición a Estados Unidos”, ha señalado la instancia judicial. Como últimas posibles etapas de este procedimiento -si se acordara la extradición- están eventuales apelaciones que la defensa podría presentar al Tribunal Federal Penal suizo y, en última instancia, al Tribunal Federal. El abogado de Polanski, Georges Kiejman, ha señalado que su cliente podría decidir ir voluntariamente a EEUU para explicarse ante la Justicia con el fin de evitar permanecer detenido durante un proceso de extradición que podría durar meses. “Si este proceso se eterniza, no es completamente imposible que Roman Polanski decida ir a explicarse a Estados Unidos (…), donde los argumentos en su favor no son inexistentes”, sostuvo el abogado. Los cargos contra el director de cine fueron retirados por su víctima, quien además declaró hace diez años que le había perdonado. Esta semana, el Tribunal Federal Penal de Suiza negó al cineasta la libertad condicional por considerar que existía un riesgo elevado de fuga, tanto por los “medios” económicos de que dispone Polanski, como por sus “motivaciones”. El letrado detalló que entre esas motivaciones podría encontrarse el deseo de reunirse con su familia, así como el impacto que tendría para su carrera la interrupción prolongada de su trabajo. Polanski fue detenido en el aeropuerto de Zúrich, donde debía asistir a un festival de cine que tenía programado rendirle un homenaje por su destacada carrera en el cine.

(FUENTE:EFE)

Crece el ‘cruising’ en Barcelona

enero 3, 2009

Barcelona se está caracterizando en los últimos años por ser una de las principales capitales del sexo y un paraíso para el turismo gay internacional. Prueba de ello es el notable incremento en la capital catalana del cruising, o sea, intercambio de sexo con desconocidos en lugares públicos.
Hasta una treintena de espacios públicos se han puesto de moda en Barcelona a través de Internet para poder mantener relaciones sexuales al azar, una práctica de riesgo a la que los homosexuales son uno de los colectivos más asiduos y ‘adictos’, según publica el Forum Libertas.
Según informaba el pasado 29 de septiembre el diario gratuito Metro, los lavabos de centros comerciales y jardines públicos de la Ciudad Condal son los lugares más frecuentados por los seguidores del cruising.
En su información, este diario recuerda que en Barcelona la ordenanza municipal prohíbe “ofrecer, solicitar, negociar o aceptar, directa o indirectamente, servicios sexuales retribuidos en el espacio público”, aunque nada dice, sin embargo, sobre la práctica gratuita de este tipo de ‘servicios’ con desconocidos y en espacios públicos, aunque sea igualmente degradante.
“Espíritu tolerante”Calle 1440 ).

 

De hecho, hay páginas web extranjeras que se hacen eco del espíritu ‘tolerante y permisivo’ de Barcelona con respecto a ese tipo de encuentros sexuales. En ese sentido, todo indica que BCN acabará por hacerse con el cetro del cruising en su particular competencia con Madrid.

“El cruising se puede encontrar por todas partes en Barcelona, es una ciudad muy tolerante”, explica una página web inglesa donde se indican los puntos calientes de este fenómeno. La playa de ‘Chernobyl’ de Badalona o el Bosquecito de la Plaza de las Glorias están entre ellos.

Otros lugares mencionados por Metro son los servicios del Fnac del Triangle, los de El Corte Inglés de Plaza Cataluña y de Portal de l’Àngel. En Illa Diagonal, en el parking de la Calle Lleida de Montjuïc o en la facultad de Filología de la Universidad de Barcelona; sin duda, todo un ‘ejemplo’ de lo que no debería ocurrir en las universidades catalanas.

Tan sólo es necesario clicar en cualquier buscador de Internet las palabras clave para que aparezcan un número considerable de lugares públicos donde se puede acudir a practicar un sexo que, además de gratuito, puede suponer también una práctica de alto riesgo.

Cabe señalar, por ejemplo, que las prácticas gays han hecho rebrotar el Sida en Estados Unidos en los últimos cinco años. Los nuevos casos en homosexuales de menos de 30 años aumentaron un 32% en 5 años, mientras que jóvenes entre 13 y 19 años doblaron el porcentaje de contagios.

También, asimismo, que la palabra cruising surgió como palabra clave entre los gays anglosajones para hablar de esa práctica sin levantar sospechas y, de hecho, este tipo de relaciones sexuales es mayoritariamente practicado por homosexuales.

Madrid, la otra capital del ‘cruising’

Por otro lado, hay que recordar que Madrid es la otra capital del cruising por excelencia. Ya en noviembre de 2007 saltó a las páginas de la prensa la noticia de que el sexo callejero se estaba incrementando en Madrid hasta extremos preocupantes.

En aquella ocasión también resaltaban la importancia que había cobrado Internet para recurrir a este tipo de prácticas sexuales en algún lugar recóndito del Retiro madrileño, en los baños de la Biblioteca Nacional o junto al Monumento de los Caídos, en el Paseo del Prado.

“Con el barrio de Chueca como centro neurálgico, el homosexual amante del sexo anónimo que una determinada noche quiera marcha, lo puede hacer. Lo único que debe saber es dónde buscar”, se podía leer entonces. FUENTE: