La Policía de Irán, lista para amputar las manos a los ladrones

noviembre 11, 2009

iran.amputacion

El jefe de la policía criminal dice la blandura hace crecer los delitos

Los ayatolás argumentan que las sentencias forman parte de la sharia

La Policía de Irán ha afirmado que está lista para aplicar castigos de la ley islámica, tales como la amputación de manos, debido a que la falta de ejecución de estas penas ha llevado a un aumento de los delitos. Bajo la ley islámica de Irán, quienes cometan delitos de manera reiterada se enfrentan a la amputación de sus dedos por robo, pero las sentencias rara vez son ejecutadas, especialmente en público. Asghar Jafari, jefe de la policía criminal iraní, entrevistado por el diario Ebtekar, explica la medida: ‹ “El no ejecutar los castigos de la ley islámica, particularmente su parte más importante como es la amputación de manos, ha propagado la inseguridad en Irán”. › ‹ “La policía está lista para ejecutar la amputación de manos de criminales convictos”. › Tanto las Naciones Unidas y como activistas de Derechos Humanos han criticado a Irán en el pasado por realizar estas prácticas. Pero el Gobierno de Irán ha rebatido las críticas y ha argumentado que las sentencias forman parte de la sharia, la ley islámica

(FUENTE:Periodista Digital)

Azotadas por llevar sujetador

octubre 29, 2009

somalia.mujer 

Somalia, un país devastado por una interminable guerra civil y refugio de uno de los flancos más radicales del islam, vuelve a ser noticia por sus medidas extremistas.  Tras la caída del dictador Siad Barre, en 1991, el país vive sumido en un auténtico caos dominado por los “señores de la guerra” y organizaciones islámicas. Es el grupo radical Al Shabaab, ligado directamente a Al Qaeda, quien viene imponiendo de forma violenta sus estrictas normas islámicas a la población. La última, igual de absurda que reaccionaria: prohibir a las mujeres el uso de sujetador. Pero no es una simple advertencia. Las ‘insolentes’ somalíes que violen lo establecido por la ley musulmana serán castigadas con azotes y latigazos.

La noticia no es nueva, y cómo se las gastan los integrantes de Al Shabaab, tampoco.  Los radicales han prohibido cosas y actos tan sencillos e inocentes como ver películas, jugar al fútbol, los tonos musicales para móviles o bailar en las bodas. En un contexto así, y tras siglos de discriminación, la población femenina continúa siendo tremendamente vulnerable. Tras obligar a las mujeres a sustituir sus velos por otros especiales, más tupidos y efectivos para ocultar aún mejor sus rostros, no consienten que éstas utilicen sujetadores por considerarlo algo “antinatural”, un “engaño” y un quebrantamiento inadmisible de la sharia, el código religioso musulmán.

El castigo ha de ser público y sobre todo ejemplar. La web Fox News ya informó la pasada semana sobre uno de estos castigos ejemplares. Según las fuentes citadas por la cadena estadounidense, un hombre armado se encargó personalmente de ir reclutando a todas las ‘sospechosas’ de utilizar sujetador, es decir, aquellas que presumiblemente tenían un busto firme. Una vez reunidas, fueron azotadas por varios hombres enmascarados y obligadas después a desprenderse de sus prendas. Pero la humillación no quedaba ahí. Tras recibir los azotes, fueron obligadas a sacudir sus pechos en público para que “recuperasen su forma natural”.

Guerra declarada al gobierno somalí

Actualmente, las milicias radicales islámicas protagonizan violentos enfrentamientos en Mogadiscio contra la Unión Africana (AMISOM) con el fin de derrocar el Gobierno temporal de Sharif Sheik Ahmed -islamista moderado-, respaldado por la comunidad internacional. Al igual que sucede en Afganistán, acosada por la influencia talibán, Al Shabaab controla importantes zonas del centro y el sur de Somalia y además cuenta con el apoyo de cientos de combatientes radicales extranjeros. El objetivo del grupo rebelde pasa por islamizar el país a base de constantes amenazas y el uso indiscriminado de la violencia.

Los radicales tienen la guerra declarada a las tropas de Uganda y Burundi, pertenecientes a la Misión de la Unión Africana, a las que responsabilizó recientemente de un bombardeo que causó cerca de 25 muertos. Curiosamente, Al Shabaab utiliza la defensa de su pueblo para luchar contra el gobierno, el mismo pueblo al que amenaza, somete y agrede. Las palabras de su administrador en Mogadiscio, Ali Hussein Fidow dieron cuenta de ello cuando aseguró que “las tropas  de AMISOM cometen un genocidio contra la población somalí y les advertimos que vengaremos nuestro pueblo. Nuestra gente fue masacrada y ha llorado mucho, por lo que llevaremos ataques a Buyumbura y Kampala y veremos cómo la gente llora en esas ciudades”.

Armas para el que mejor recite el Corán

El clima de violencia se sustenta con armas, y por eso, por increíble que parezca, los radicales somalíes son capaces de organizar competiciones como la que se celebró durante todo un mes al sur del país. En el marco de su ‘cruzada islamizadora’, los rebeldes premiaron con un fusil de asalto AK-47, una mina antitanque y dos granadas de mano a un joven de 17 años sus conocimientos y rezo del Corán.

En la clausura del torneo radiofónico, en el que participaron jóvenes de entre 10 y 25 años y que pretendía llamar a la lucha, los milicianos islámicos instaron a todos los padres a permitir que sus hijos aprendan a manejar armas para luchar contra el enemigo.

(FUENTE:Esther Arroyo)